Avión venezolano: allanan el hotel donde fueron alojados los iraníes

Buscaban computadoras y pendrives que pudieran contener información acerca del motivo del viaje.

14 de junio, 2022 | 10.26

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena ordenó un allanamiento en la noche del lunes en el hotel de la localidad bonaerense de Canning donde se aloja la tripulación del avión de bandera venezolana retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza.  El operativo comenzó anoche a cargo de la Policía Federal y seguía a primera hora de la mañana, luego de decretarse el secreto de sumario en la investigación, informaron fuentes vinculadas a la investigación. 

Los efectivos ingresaron al establecimiento con orden judicial en busca de elementos de interés para la pesquisa, como computadoras personales o "pendrives", que podrían estar en posesión de los 19 tripulantes de la aeronave. Mientras se realizaba la requisa, todos los tripulantes del avión aguardaron fuera de sus habitaciones, precisaron las fuentes de la causa.

El secreto de sumario se impuso a pedido de la fiscal del caso Cecilia Incardona, quien ayer impulsó la investigación y pidió medidas de prueba para determinar si alguno de los tripulantes del avión de la empresa Emtrasur tiene vínculos con el terrorismo internacional. 

El juez Villena ordenó ayer que la Dirección Nacional de Migraciones retenga, al menos por otras 72 horas, los pasaportes de los cinco ciudadanos iraníes que conformaban la tripulación del avión.

¿Qué es la fuerza revolucionaria iraní? 

 El Gobierno confirmó este lunes que uno de los tripulantes del avión venezolano retenido en el aeropuerto de Ezeiza por actividad sospechosa, el capitán Gholamreza Ghasemi pertenece a la Guardia Revolucionaria de Irán, un grupo vinculado al régimen islamista de ese país y considerado como terrorista por Estados Unidos.

La Guardia Revolucionaria es una rama de las fuerzas armadas de Irán, destinada a proteger los fundamentos del régimen islámico que gobierna ese país desde la revolución de 1979. Además, las fuerzas militares de Irán están compuestas por otras dos ramas tradicionales: el Ejército y la Policía.

La Guardia Revolucionaria tiene un total de 125.000 efectivos, lo que incluye activos tanto terrestres como navales y aéreos. Aunque posee cerca de un tercio de los efectivos del Ejército, es considerada sumamente poderosa por su cercanía política al ayatolá, el líder supremo iraní, cargo vitalicio que ocupa desde 1989 Alí Jamenei.

A su vez, Ghasemi fue acusado de ser parte de la Fuerza Quds, una milicia especial de élite de la Guardia Revolucionaria compuesta por entre 7.000 y 10.000 miembros destinada a operaciones fuera del territorio iraní así como en inteligencia.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►