En un partido que comenzó sin demasiadas situaciones de gol y con la selección Argentina dominando el partido contra Nigeria, Lionel Messi encontró con un gol la llave para la victoria parcial a la Argentina por 1 a 0.

A los 14 minutos del primer tiempo, un pase de Éver Banega habilitó a Lionel Messi, quien quedó mano a mano con el arquero Francis Uzoho y definió con un potente derechazo.

La tranquilidad de la ventaja le dio al combinado nacional el aire que le faltaba para manejar los hilos sin problemas. Nigeria se vio obligado a adoptar una actitud más ofensiva y eso le dio los espacios necesarios al equipo para jugar a las espaldas de la defensa. Así, Gonzalo Higuaín casi llega al segundo gol, pero el arquero Francis Uzoho logró bloquear el tanto con el último esfuerzo.

Embed

En esta nota