Piden investigar amenazas para frenar la intervención de Vicentin

La dueña del Hotel que hospedó a los interventores en junio fue amenazada y pide que no se frene la investigación.

29 de agosto, 2020 | 23.13

La dueña del Hotel Grand Reconquista, en Santa Fe, pidió que la Justicia no cajonee una denuncia que radicó el mes pasado por amenazas en su contra por hospedar al ex subinterventor de la cerealera Vicentin, designado en su momento por el Gobierno nacional para rescatar a la empresa. “Da la cara, Karen, que vos vivís acá. Acordate de eso. Mirá que todos los días nos vemos”, le dijeron a Karen Roberts de Morzan, propietaria del inmueble. Además, rayaron su auto y lanzaron mensajes intimidatorios contra su madre: “Si querés a tu nieta, que tu hija no se meta más en política”.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Según denunció a mediados de julio, el 9 de junio, un día después del anuncio de la intervención a Vicentin – que finalmente no se concretó -, una “masiva cantidad de personas” se concentró en las puertas del hotel “manifestando insultos hacia mi persona y en contra de terceros hospedados en mi lugar de trabajo”. Eso llevó, de hecho, a que tuvieran que irse de ese lugar.

Karen, quien es esposa del exintendente de Reconquista y actual titular de Aguas Santafesinas, Hugo Morzan, adjuntó un video publicado en Instagram en el cual un vecino le manifestó, “utilizando un tono de voz intimidatorio”, “da la cara, Karen que vos vivís acá”, “vos vivís acá, Karen... acordate de eso”, “acordate, Karen... mirá que todos los días nos vemos”, lo que fue tomado como una amenaza. Horas más tarde, encontró su auto con “rayones en el lateral derecho, sector puerta trasera y delantera”.

La situación, lejos de calmarse, continuó. Tres días más tarde, el 12 de junio a la tarde, su madre de 82 años recibió una llamada anónima en el teléfono fijo de su casa: “Que tu hija no se meta más en política”, le dijeron. Al día siguiente, la amenaza se repitió: “Si querés a tu nieta, que su hija no se meta más en política”.

Ante estos hechos, la denunciante solicitó varias medidas de pruebas como la constatación del estado de su automóvil o un informe para conocer quiénes se comunicaron al teléfono fijo de la casa de su madre, además de adjuntar videos probatorios de las amenazas recibidas.

La causa está en manos del fiscal penal de Reconquista, Leandro Mai, a quien la denunciante le envió una nota este viernes para que “se le dé trámite a la denuncia”. Fuentes del expediente adelantaron que en cinco días, si no se avanza, se presentará otro escrito y no se descarta avanzar con una notificación ante el fiscal general de la provincia.

El día que empezaron las amenazas

Un día después de anunciada la intervención de Vicentin, los medios opositores ayudaron a fogonear la primera movilización contra el rescate de la empresa. Así, un grupo de manifestantes se concentró en las puertas del Hotel Grand Reconquista, donde estaba la delegación encabezada por el subinterventor Luciano Zarich. Los obligaron a salir del lugar con custodia policial.

La movilización fue convocada por el intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin, que la promocionó en redes bajo la consigna “no a la expropiación”. El dirigente fue protagonista de varias marchas contra la decisión del Gobierno e incluso contra la cuarentena. Después, contrajo coronavirus.

Esta suemana, la Multisectorial por la Soberanía Nacional y el Trabajo Regional exigió "la renuncia inmediata" de Scarpín y que "el fiscal regional, Rubén Martínez, tome las medidas que correspondan y de oficio investigue y sancione la conducta" del dirigente que convocó a "banderazos y abrazos solidarios a empresarios estafadores" en plena pandemia, poniendo en riesgo a la población.

Los aprietes de Macri

El celular del secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, habla. Según publicó Tiempo Argentino esta semana, recibió instrucciones directas del expresidente para apretar al juez del caso Vicentin y boicotear la intervención.

En una anotación sobre la situación de Vicentin, mencionó un diálogo con un diputado: “Hablé. Dice que la mejor solución que ve es apretar un poco al juez para no llegar a la expropiación y que resuelva antes con esta gerencia de cooperativas que podría ser temporal”, escribió Nieto a los diputados Juan Aicega y Domingo Amaya, que al día siguiente presentaron una iniciativa para rescatar a la empresa sin expropiarla.

Después de hacer un listado sobre la conducta de varios diputados respecto al proyecto del oficialismo, anotó: “Me dijo que firmó porque le dijeron que Cristian R (parece aludir a Ritondo) no tenía problema y que era una forma de acorralar al Ejecutivo. Me dijo que su único norte sos vos, que no sabía que era para mal".“Me llamó (Sebastián García De Luca) cuando se enteró que había hablado con algunos, me dijo que no pensemos mal, que no quieren acordar, que van a rechazar cualquier DNU o ley que tenga que ver con expropiación, que es sólo un proyecto de declaración que no va a tener incidencia, sirve para mostrarse propositivos y también da una opción a algunos peronistas de Córdoba y Santa Fe que no quieren votar la expropiación”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►