Por qué funciona la campaña de vacunación en provincia de Buenos Aires

En diciembre del año pasado lanzó una página oficial para que la gente de anote. Capacitaron a más de 10 mil vacunadoras y vacunadores exclusivos para combatir el Covid -19. A medida fue recibiendo más dosis amplió los centros de vacunación. Un plan exitoso producto de la obsesión de Kicillof por “vacunar, vacunar y vacunar”. 

10 de marzo, 2021 | 11.38

El 23 de diciembre de 2019, mientras el primer vuelo de Aerolíneas Argentina caraba el primer cargamentos de vacunas Sputnik V en Rusia, el gobierno bonaerense lanzó oficialmente el portal www.vacunatepba.gba.gob.ar para los y las interesadas en recibirlas dosis contra el coronavirus. El 24 de diciembre llegaron las primeras dosis al país y el 29 del mismo mes el gobernador Axel Kicillof le puso el cuerpo a la campaña y se vacunó. 

Hasta el momento, más de 4 millones de bonaerenses se anotaron en la web, y ya se aplicaron más de 750.000 dosis. A medida que las vacunas llegan en cantidad, el Estado bonaerense incrementa la cantidad de dosis aplicadas y llegó a aplicarles a 50.000 personas por día.   

Otro de los puntos fuertes del programa de vacunación fue la capacitación a 19 mil vacunadoras y vacunadores exclusivamente para aplicar las distintas dosis contra el coronavirus. La convocatoria se realizó el año pasado y se anotaron más de 30 mil bonaerenses.  
Incluso el 5 de febrero pasado el mandatario provincial realizó un acto en el Hospital El Dique de Ensenada y, de manera simbólica, entregó diplomas a 200 vacunadoras y vacunadores en representación del total de las y los trabajadores.

Centros de vacunación y el paso a paso para vacunarse

“Desde el mes de octubre empezamos a trabajar con los distintos vacunatorios”, confesó la ministra de Gobierno, Teresa García, a El Destape Radio, en referencia a las tareas que el Gobernador le dio a su gabinete para que el operativo de vacunación funcionara a la perfección. 

Actualmente los vacunatorios están radicados más de 500 lugares tales como en Universidades, polideportivos municipales, clubes, el Estadio Único “Diego Armando Maradona”, el hipódromo de La Plata, distintos espacios culturales, centros de jubilados, residencias geriátricas, Hospitales provinciales y municipales, y puntos de IOMA y PAMI.

En los 172 Hospitales provinciales y municipales se vacunan a las trabajadoras y trabajadores de la salud; hay 187 postas exclusivas para mayores de 70 años, también para trabajadoras y trabajadores de la salud, y docentes con comorbilidades y mayores de 60 años. 

En los 60 puntos de IOMA se aplican dosis a docentes con comorbilidades y mayores de 60 años y policías. En los geriátricos a los y las residentes mayores de 60 años, y a los trabajadoras y trabajadores de la salud de dichas residencias.  

“La vacuna es pública, así lo entendieron la provincia de Buenos Aires y Nación, y por eso tomaron la decisión de hacerse cargo de la entrega y el operativo de distribución. De todo eso se hace responsable el Estado”, afirmó la ministra García.  

De esta forma, cada partida de dosis es distribuida por el gobierno bonaerense a los 135 distritos en base a la población de cada ciudad. El operativo de seguridad es único. Suena una alarma cuando se abre el frezeer que posee las dosis, y una segunda alarma si el mismo quedó abierto más de 15 segundos, ya que se podría perder la cadena de frío

Cada frasco de las vacunas posee un código que es anotado en una planilla y además, el mismo es retirado por una empresa que se encarga de contabilizar y detallar el origen de cada dosis. Las cajas donde están los frascos tienen asignado un horario específico que equivale al turno asignado para las personas

Además de ello, cada persona se retira con un carnet que detalla, el nombre, apellidos, DNI, día de aplicación de la dosis, tipo e vacuna, lote, firma de la vacunadora o vacunador, y cualquier otro tipo de observación que sea necesaria realizar. La misma información queda registrada en el sistema de salud provincial

Escándalo VIP

Luego de conocerse que existía un vacunatorio exclusivo a cargo de Gines González García, a quién le costó el puesto de ministro de Salud de Nación, el gobierno de Kicillof no se achicó y salió a defender la única campaña que reconocen hacer en un año electoral: la de vacunación. 

Además de conocerse que el periodista Horacio Vertbisky intentó vacunarse en provincia de Buenos Aires sin haberse anotado, y que el gobierno lo único que hizo ante dicho pedido fue explicarle que debía anotarse en la página web, lanzó un “botón” para denunciar irregularidades. Hasta el momento, de las primeras 2.529 consultas, sólo 8 pasaron los filtros correspondientes y están en proceso de investigación, es decir, el 0,3%.

Vacunar, vacunar y vacunar

Vamos a seguir vacunar a todo vapor”, repite cada uno de los ministros y ministras del Gobernador. La visita a los centros de vacunación es una tarea diaria y constante. La obsesión del mandatario radica en chequear, minuto a minuto, la cantidad de personas inscripta y el funcionamiento de la campaña de vacunación en cada una de las ciudades bonaerenses sin distinción en cuanto al color político. 

“Par este jueves, viernes, sábado y domingos otorgamos cientos de miles de turnos para adultos mayores con enfermedades preexistentes”, confirmó García y detalló que las dosis que se aplicarán serán las de de Astrazaneca y la Sputnik V. Además, deslizó que, si bien todo depende de la intensidad de las dosis y la llegada de las mismas, “en mayo podríamos llegar a los 3 millones de bonaerenses vacunados”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►