Guiño del campo al Gobierno por las iniciativas contra quienes rompen silobolsas

En un comunicado manifestaron que la Casa Rosada da contención y tranquilidad a los productores. 

02 de julio, 2020 | 14.55

El campo salió a apoyar al Gobierno y defender la postura del Frente de Todos, que repudió a quienes rompen silobolsas y que se tipifique como "vandalismo rural". En un comunicado, manifestaron: “Es un gesto que da contención".

"Salir del closet y conquistar el mundo"

Sucede horas después de la presentación del proyecto del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, para que se tipifique como “vandalismo rural” a cualquier daño contra silos, tolvas o silobolsas. Será con una pena de 2 hasta 5 años de prisión. 

Por ello, dirigentes y productores de Coninagro de la provincia de Córdoba destacaron la propuesta. “Destruir un silobolsa es destruir el trabajo, por eso vamos a castigar el vandalismo rural”, le dijo ayer Massa a Infobae. 

En un comunicado, el campo manifestó: “Es un gesto que da contención y provoca la tranquilidad que los productores necesitan. La decisión muestra un Estado que se interesa y vela por la seguridad de las familias rurales".

"Que cuida sus bienes, de sus herramientas y protege el fruto de su trabajo, que es generador de divisas y de desarrollo regional”. Y destacaron que los ministros de Seguridad, Sabina Frederic, y de Agricultura, Luis Basterra, salieran a repudiar de manera enérgica los hechos vandálicos en el ámbito rural, como así también el mismo gesto que tuvieron las autoridades provinciales. “Nos resulta muy alentador”, manifestaron.

El proyecto de Massa propone las penas mencionadas para destruyan, inutilicen, roben o dañen granos, semillas y cereales en parva, gavillas, bolsas, silos, tolvas, tanques o unidades de almacenamiento, o de los mismos todavía no cosechados; bosques, viñas, olivares, cañaverales, algodonales, yerbatales o cualquiera otra plantación de árboles o arbustos en explotación, ya sea con sus frutos en pie o cosechados; ganado en los campos o de sus productos amontonados en el campo o depositados; leña o carbón de leña, apilados o amontonados en los campos de su explotación y destinados al comercio; y alfalfares o cualquier otro cultivo de forrajes, ya sea en pie o emparvados, engavillados, ensilados o enfardados.

Por otro lado, desde esas agrupaciones rurales consideraron que los atentados cometidos contra la propiedad rural durante los últimos meses, como robos, asaltos a mano armada, incendios y sobre todo, los reiterados ataques contra los silosbolsas, “provocaron impotencia en todo el sector productivo primario”.

Ayer, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, sostuvo que su entidad está “preocupada y ocupada”, y además precisó que el delito rural es una problemática que hay que posicionarla “en perspectiva social”, y abordarla “como un flagelo profundo y complejo, por eso estamos trabajándolo desde una mirada integral”.

“La gente de campo no somos ajenos a los problemas de inseguridad que lamentablemente hay en el país. Es ahí donde nos asociamos al ciudadano y al productor que siente violentada su propiedad privada y siente temor por atentados contra su vida, que es lo más grave”, señaló el dirigente.

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►