Golpe al Lawfare: Bruglia y Bertuzzi, los jueces designados por Macri, a un paso de volver a sus cargos de origen

La comisión de Acuerdos del Senado rechazó los traslados de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi luego de que ambos faltaran a la audiencia pública que se realizó hoy en el Congreso. Otros siete magistrados sí fueron parte del encuentro. El plenario de la Cámara Alta ahora debe confirmar la decisión. 

04 de septiembre, 2020 | 17.45

La página del Lawfare comienza a darse vuelta, poco a poco. Dos jueces designados a dedo por el expresidente Mauricio Macri en la Cámara Federal porteña, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, quedaron a un paso de volver a sus cargos de origen. Esto es porque ambos no concurrieron a la audiencia pública que se realizó este viernes en la Comisión de Acuerdos del Senado, donde se están analizando los pliegos de diez magistrados cuyos traslados durante el macrismo fueron irregulares. Siete de los diez jueces estuvieron presentes en la audiencia.

¿Por qué sube el dólar?

“Cumplidos los procedimientos legales, habiendo remitido los pliegos el Poder Ejecutivo, convocada la Audiencia de modo reglamentario en la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación y verificando que dichos magistrados no acataron lo establecido por la Constitución Nacional, la Comisión de Acuerdos presidida por la Senadora Anabel Fernández Sagasti firmó el rechazo a sus traslados”, comunicó el bloque del Frente de Todos. Junto a Bruglia y Bertuzzi también se ausentó el magistrado Germán Castelli. Por el contrario, los siete jueces restantes participaron de la audiencia. Uno de ellos, el camarista Eduardo Farah, describió que el pedido de su traslado fue por las presiones que sufrió tras fallar en contra de los intereses del gobierno macrista. Su cargo en la instancia revisora de Comodoro Py fue ocupado por Bertuzzi. 

Ahora, si el plenario de la cámara ratifica lo que dispuso la comisión, los tres jueces que faltaron a la cita este viernes deberán volver a los puestos que tenían durante el gobierno de Mauricio Macri. Por el contrario, los casos de los restantes siete magistrados se seguirán analizando en la comisión de Acuerdos.

La Cámara Alta está analizando los pliegos de estos diez jueces para completar el trámite administrativo que en su debido tiempo no se hizo. Los jueces que reciban el acuerdo del Senado serán confirmados en sus puestos actuales.  Bruglia, Bertuzzi y Castelli (hoy en el TOF 7) están a punto de perder esa posibilidad. El Frente de Todos tiene mayoría en el recinto y todo indica que confirmarán lo que dispuso la comisión.

“En el día de la fecha, 7 de los 10 magistrados que habían sido debidamente convocados validaron su presencia en la Audiencia Pública correspondiente al procedimiento de designación previsto en la Constitución Nacional”, resaltaron desde el Frente de Todos. “Únicamente los Magistrados Bruglia, Bertuzzi y Castelli se ausentaron de dicha audiencia pública, a pesar de que dos juezas distintas y la Cámara en lo Contencioso Administrativo rechazaron sus pedidos ante la justicia para intentar frenar el procedimiento constitucional”, añadieron.

En lo que fue otro revés para Bruglia y Bertuzi este viernes, la Sala V de la Cámara Contencioso Administrativo Federal rechazó una cautelar que ambos jueces habían plantado contra la revisión de sus traslados.

El senador José Mayans, presidente del Bloque de senadores del FdT, e integrante de la comisión de Acuerdos resaltó: “Es la primera vez que yo recuerde, y he sido varias veces miembro de la Comisión de Acuerdos, que tres magistrados se nieguen a concurrir a una Audiencia Pública ante el Parlamento. Realmente sienta un precedente muy malo el de no cumplir con lo que dice la Constitución Nacional, que, tras los pasos por el Consejo de la Magistratura, y el pedido del Poder Ejecutivo, deben concurrir al Congreso para que se le dé o no acuerdo”.

“A funcionarios que se nieguen a presentarse ante el Parlamento argentino, ante los representantes de las provincias, no podemos darle el acuerdo”, destacó. “Sin dudas nos hubiese gustado escucharlos, saber cuáles son sus visiones de la justicia, pero no han concurrido y esto es grave, por lo cual sostengo que debemos rechazar los pliegos ya que no se apegaron a la Constitución Nacional” sostuvo Mayans. Bruglia, Bertuzzi y Castelli no fueron los únicos que faltaron a la cita virtual en el Congreso. Tampoco participó la oposición.

Las presiones a Farah

Entre los siete jueces que sí participaron de la audiencia estuvo Eduardo Farah, quien era camarista porteño y fue apartado de la instancia revisora de Comodoro Py luego de un fallar en contra de la voluntad del gobierno de Mauricio Macri, al ordenar la liberación de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa. Dejó en evidencia cómo actuó el gobierno anterior y hasta señaló a la Corte Suprema de Justicia por el accionar que tuvo en su caso.

Respecto a su traslado dijo que fue motivado por “cuestiones personales”: “Desde marzo de 2008 yo era juez de la sala II de la Cámara Federal (porteña) e integrante de la sala I y firmé una resolución en la causa de Oil Combustibles por el cual definía una discrepancias que había entre dos jueces que integraban la sala I. Yo voté por confirmar el procesamiento de los imputados como ellos hacían pero modificando la calificación”. “Voté también por revocar la prisión preventiva”, agregó. 

Es el famoso fallo que tanto molestó al entonces presidente Mauricio Macri y que derivó en el apartamiento de Jorge Ballestero y Farah de la cámara porteña. “Durante aproximadamente 2 meses los medios de comunicación, por radio, por TV, los diarios por escrito, por Internet, prácticamente durante las 24 horas del día criticaron ese fallo y pusieron en tela de juicio mi honestidad. La descalificación que se hizo de mi persona fue absoluta”, resaltó.

“Recibí mensajes de Whatsapp, en Messenger, ofensivos hacia mi persona desde teléfonos que no conocía. En esta situación, la Asociación de Magistrados a diferencia de su histórica posición de la defensa del respeto de la dignidad de quienes trabajamos en esto, entendí que había querido guardar silencio. Y, por otro lado, fui denunciado penalmente por los delitos de abuso de autoridad”, por “el delito de prevaricato” y “por cohecho”, describió. “Eso penalmente. Funcionalmente, la Corte Suprema decidió promover  una actuación ante el Consejo de la Magistratura para que se investigue mi actuación, en particular, la forma en que yo había sido llamado a intervenir en ese proceso”, indicó. 

El camarista también aseguró: “Que a uno lo denuncie la propia Corte Suprema era un hecho de una gravedad importante. En esas condiciones, luego de pensarlo unos cuantos días y de hablarlo con amigos y mi familia decidí pedir mi traslado”. Se trata del mismo traslado que el Consejo de la Magistratura consideró irregular. Según lo que resuelva el Senado, Farah podría volver a la Cámara Federal porteña.

En ese sentido, el magistrado señaló: “No renuncié porque no era cierto lo que se decía. Hacía falta que se investigara”. “Hoy mi familia está bien, estoy tranquilo en el tribunal donde estoy trabajando. Las investigaciones que se hicieron terminaron dándome la razón. En la denuncia penal que se me hizo termine con un sobreseimiento”, aclaró. 

Luego cerró: "En función de esta revisión (de su traslado) del Consejo de la Magistratura estoy a disposición del Senado de la Nación para estar a lo que ustedes resuelvan".

Acto seguido, el senador Oscar Parrilli le hizo una serie de preguntas. Durante su intervención, el legislador nacional pidió que el testimonio de Farah se adjunte a la causa en la que se investiga a la Mesa Judicial Pro por la persecución de jueces.
 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►