Carrió criticó a Macri porque volvió Cristina

La ex diputada se diferenció del ala radicalizada de Juntos por el Cambio y se alejó de la figura de Patricia Bullrich, convocante de una marcha contra el gobierno. 

12 de octubre, 2020 | 10.11

La cofundadora de Juntos por el Cambio y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, lanzó una amenazante frase contra la ex presidenta y vicepresidenta, Cristina Kirchner, y criticó el papel que tuvo el entonces asesor presidencial Jaime Durán Barba durante la presidencia de Mauricio Macri.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

“Cristina no fue presa porque el gobierno de Cambiemos no quería que se hiciera justicia”, advirtió la ex diputada en una entrevista con Jorge Lanata, el operador mediático del macrismo, por El Trece. Además, criticó que el gobierno de Macri utilizó a la ex mandataria como parte de "la construcción oportunista del amigo-enemigo" que elaboró el ex asesor presidencial Durán Barba.

 

En ese sentido, aclaró: "Nunca creí en eso"; y cuestionó la estrategia de polarización que ejecutó el macrismo como forma de acumulación política. Además, negó que se haya conformado un "albertismo", al sostener que esa hipótesis "es una ficción" ya que "lo que existe es Cristina, el cristinismo, el kirchnerismo".

"No puede haber dos liderazgos. Si hay un liderazgo en la vicepresidencia no hay presidencia", aseveró la referente de Juntos por el Cambio y aseguró que el presidente Alberto Fernández "no puede ser presidente" porque "no puede ejercer" el cargo al estar bajo la sombra de Cristina Kirchner.

Sobre la interna que existe dentro de Juntos por el Cambio entre un ala más radicalizada y otra más moderada, aseguró que la Coalición Cívica se inscribe en la segunda. “Ahora estoy separada de la política partidaria y no quiero formar parte de los extremos de Juntos Por el Cambio ni de los extremos radicalizados del kirchnerismo. Yo y mi fuerza política (sic) estamos alejados de los extremos que nos llevan a una violencia de la palabra que no es”, aseguró.

En este sentido, se diferenció de otros referentes de Juntos por el Cambio, como la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que llamaron a participar de la marcha de este lunes contra el Gobierno. “No convoco a la marcha; cada uno según su conciencia, el que se radicalice está en contra de la Argentina", criticó e instó a “despojarse de las pasiones, aceptar y empezar con salud mental”

“Podemos evitar la violencia, una ampliación de la conciencia, la aceptación y el empezar de nuevo. Quiero apelar a empezar de nuevo sin rencores ni pasiones", manifestó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►