Detectan un submarino nuclear cerca de Malvinas: "Grave preocupación"

El Gobierno señaló que la presencia de naves con armamento nuclear contradice normas de la ONU. El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, denunció el hecho al que consideró un "acto de extrema gravedad".

12 de febrero, 2021 | 15.31

 El Gobierno argentino expresó hoy su "grave preocupación" por la presencia de un submarino de origen estadounidense en el Atlántico Sur con apoyo británico. Según detalló Cancillería, la información surgió de la cuenta oficial de Twitter del Commander Submarine Force Atlantic (COMSUBLANT), por la cual se señala que recientemente habrían operado con apoyo británico en el Atlántico Sur, "demostrando el alcance global de ambas naciones".

"Corresponde recordar que la presencia de naves susceptibles de portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur contradice la Resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Zona de Paz y Cooperación en el Atlántico Sur), que entre otras disposiciones, exhorta a los Estados de todas las demás regiones, en especial a los Estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la región del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar en dicha región, la no introducción de armas nucleares o de otras armas de destrucción masiva", indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Además, subrayó que "no es la primera vez que la Argentina ha marcado, por otra parte la presencia de una base militar británica en las Islas Malvinas, que es asimismo contraria a distintas resoluciones de las Naciones Unidas como la 31/49, que pide a los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que aceleren las negociaciones relativas a la disputa sobre soberanía e insta a las partes a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación mientras las Islas están atravesando por el proceso negociación".

"La utilización de esas fuerzas instaladas ilegalmente para objetivos geoestratégicos globales son una demostración acabada de que los argumentos utilizados por el Reino Unido nada tienen que ver con la relación bilateral con la Argentina", resaltó el Gobierno. Y agregó: "Nuestro país insta a todos los Estados signatarios del Tratado sobre la proscripción de las armas nucleares en América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y sus Protocolos Adicionales a respetar sus disposiciones y abstenerse de realizar todas aquellas actividades que pongan en peligro el estatuto de desnuclearización militar de la región. Argentina lamenta que cuando estamos cumpliendo 50 años del Tratado de No Proliferación Nuclear, las relaciones internacionales se busquen seguir construyendo sobre la base de la extensión de las capacidades militares".

Asimismo, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, se refirió al submarino de los Estados Unidos que opera en el Atlántico Sur y dijo: "El comunicado de la Cancillería deja claro que Argentina va a enfatizar la necesidad de preservar el Atlántico Sur como zona de paz y desarrollo. Argentina trabaja intensamente para garantizar la desmilitarización del Atlántico Sur y la defensa de su soberanía sobre los recursos naturales en su zona económica exclusiva y la plataforma continental”.

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, denunció a través de su cuenta de Twitter que la marina de los Estados Unidos junto a la aviación británica realizaron ejercicios militares con flota de propulsión nuclear en un sector reconocido como Zona de Paz y Cooperación por Naciones Unidas. Melella consideró que se trata de un "hecho sin precedentes", que implica "un acto de extrema gravedad para todos los Estados de la región".

El propio Comando de Fuerzas Submarinas del Atlántico de Estados Unidos confirmó el despliegue militar a través de su cuenta oficial de Twitter, en la que aseguró que el USS Greenville navegó por la zona restringida. El submarino de propulsión nuclear ya tuvo tres accidentes, uno de ellos cuando chocó contra un buque pesquero japonés en el 2001, provocando la muerte de 9 tripulantes. Esto generó mayor preocupación ya que se desconocen las posibles consecuencias que podría tener un nuevo contratiempo en el sector.

Nuestras Fuerzas Submarinas dependen de alianzas y asociaciones para disuadir la agresión marítima, defender nuestros intereses nacionales y dominar el dominio submarino”, celebró el vicealmirante Daryl Caudle, titular de la fuerza estadounidense sobre que los ejercicios fueron realizados en colaboración con aviones británicos. Si bien la publicación afirma que el submarino navegó en aguas internacionales, lo que preocupa a la Argentina es que se hayan realizado tareas militares conjuntas violando los acuerdos de paz.

Además, queda abierta la posibilidad de que esta flota haya ingresado a espacios marítimos cuya soberanía corresponde a la Argentina. Otra preocupación que reconoció Melella en su hilo en Twitter es que el mensaje de la fuerza estadounidense menciona a las Islas Malvinas como "Territorio Británico Independiente de Ultramar", una "acción contraria a las resoluciones de ONU y a la posición oficial del gobierno de EEUU".

"Manifestamos nuestra más extrema preocupación por este accionar inaceptable no solo para nuestra Provincia y nuestro país, sino para todos los ciudadanos del mundo que luchan contra el colonialismo y por vivir en un mundo sin armas nucleares", cerró el hilo de mensajes en Twitter el mandatario fueguino. 

Sin embargo, esta no es la primera vez que se registra actividad militar en el archipiélago después de la Guerra de Malvinas. En el 2013, el Reino Unido realizó ejercicios militares con arsenal nuclear, hecho que fue denunciado por Argentina ante la Confederación Mundial de Desarme por haber violado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares en América Latina.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►