¿Se pueden recuperar las Malvinas? Cómo está hoy el conflicto con Inglaterra

Pese al paso de los años, el reclamo de la Argentina por Malvinas continúa vigente. Cómo es la relación con Inglaterra y cuál es la estrategia del Gobierno para exigir la recuperación del territorio. ¿Hay chances de recuperarlas?

02 de abril, 2021 | 07.00

Cada 2 de abril es una jornada muy especial para todos los argentinos. Un día como hoy, pero de 1982, se inició la Guerra de Malvinas con Inglaterra. Sin embargo, muchos se siguen haciendo la misma pregunta 39 años después del conflicto: ¿Se pueden recuperar? En El Destape te contamos en detalle cómo la Argentina lleva el reclamo de soberanía por el territorio del Atlántico Sur.

El conflicto con los ingleses por las Malvinas tuvo lugar mucho tiempo antes del estallido de 1982. Fue precisamente en 1833 el año en que el Reino Unido ocupó dicho territorio. Si bien -con el paso del tiempo- los reclamos se fueron desarrollando con una postura diplomática, fue la dictadura militar la que utilizó un pedido histórico a fines de esconder los delitos de lesa humanidad que estaban cometiendo.

Tras la guerra, que dejó un saldo de 649 soldados argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños muertos, el país no ha dejado de exigir su soberanía. Aun así, a principios de 2020 y después de que Gran Bretaña acordara su salida de la Unión Europea, se presentó un escenario diferente.

Por qué el Brexit cambió el escenario del reclamo de Argentina ante Inglaterra por Malvinas:

  • Es clave tener en cuenta que las Islas Malvinas no tendrán más el sostén político de la Unión Europea.
  • Los habitantes de las Islas Malvinas dejarán de beneficiarse de los subsidios que directa o indirectamente recibían por parte de la Unión Europea.
  • El comercio de las Islas Malvinas se podría ver perjudicado por el hecho de no tener la garantía de ubicar o vender los recursos en Europa.
  • Pese a que Inglaterra acordó su salida de la Unión Europea, firmó un acuerdo -de comercio y cooperación- que lo coloca como un actor de preferencia. Sin embargo, en dicho documento, están excluidos los territorios de ultramar, entre los que se incluyen las Islas Malvinas.

  • Los kelpers (habitantes de las Islas Malvinas) quedaron decepcionados con la situación económica y política de Inglaterra. En una solicitada publicada en el periódico Penguin News, manifestaron su descontento por el Brexit y por haber quedado excluidos del acuerdo de comercio y cooperación entre la Unión Europea e Inglaterra. De hecho, la editora de dicho medio Lisa Watson indicó que sabían que el Brexit "tendría un resultado negativo" y se quejó de que a "nadie" del Reino Unido le "haya importado". Afirmó que la decisión no sólo es "decepcionante" sino que también "sucia e injusta".
  • En la gira que realizó en febrero de 2020, el presidente de la Nación Alberto Fernández dialogó con los mandatarios de Italia, Francia, Alemania y España, y se refirió al asunto de las Islas Malvinas. En dichas conversaciones, propuso que la Unión Europea no intervenga en el reclamo ante Inglaterra.

La relación entre Argentina e Inglaterra por el conflicto con las Islas Malvinas

La relación entre ambos países es estable. Boris Johnson, primer Ministro de Inglaterra, habló en marzo de 2021 y definió a la Argentina como un "socio estratégico". De todas formas, y de acuerdo a los documentos que fueron filtrados por el sitio The Telegraph, la estrategia del Gobierno británico que cuenta con 100 páginas, titulada "Gran Bretaña global en una era competitiva", establece cómo protegerá los territorios de ultramar "disuadiendo y defendiendo contra amenazas estatales y no estatales".

La postura de Boris Johnson en Inglaterra en torno a las Islas Malvinas

En los documentos, se establece que las Fuerzas Armadas "disuadirán y desafiarán las incursiones en las Aguas Territoriales de Gibraltar Británico" como así también "mantendrán una presencia permanente en las Islas Malvinas, la Isla Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico".

Boris Johnson, primer Ministro de Inglaterra.

Asimismo, se adelanta que habrá "inversiones significativas en las áreas de base soberana en Chipre" que "asegurarán nuestra capacidad para contribuir a la seguridad con los aliados en el Mediterráneo Oriental". Para el Gobierno que comanda Johnson esta decisión militar "será visto como un compromiso con la soberanía de las Malvinas y Gibraltar en un momento en que las tensiones son altas".

Monumento en conmemoración a las Islas Malvinas.

La postura de la Argentina frente a la acción de Boris Johnson en las Islas Malvinas

Como respuesta a la presentación de Johnson, Cancillería emitió el siguiente comunicado: "La República Argentina sostiene una vez más que el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo y que en particular en el caso de las Islas Malvinas ha planteado, a través de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, que el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral".

Además, entre los puntos más resaltantes del comunicado, las consideraciones postuladas por Johnson reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo y para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial británica”. Bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el “derecho a la libre determinación”, el Reino Unido “sostiene la ilegítima presencia en el Atlántico Sur, con el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico”.

El presidente Alberto Fernández, en una conferencia de prensa.

En tanto, en Cancillería repudiaron el accionar de Johnson“La Argentina denuncia en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas, circunstancia que los países del Atlántico Sur de América Latina y África que conforman la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS) han planteado como una amenaza para toda la región”

"Como ha señalado nuestro presidente Alberto Fernández en el último discurso del 1° de marzo en el Congreso de la Nación, creemos que es el tiempo del diálogo bilateral para la recuperación del ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas en los términos de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, ya que en pleno siglo XXI no debe existir más lugar para el colonialismo”, añadieron.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►