Gregorio Dalbón será el abogado de la familia Olivera: "Tenemos indicios de que fue otro fusilamiento"

El abogado afirmó que tiene que revisarse el protocolo policial y denunció que "fue asesinado a sangre fría".

15 de diciembre, 2021 | 10.43

El abogado Gregorio Dalbón, que asumió la representación de la madre de Luciano Olivera, el adolescente de 16 años asesinado de un disparo efectuado por un policía en Miramar, aseguró que el crimen "no fue gatillo fácil sino fusilamiento, un asesinato a sangre fría".

En una conferencia de prensa realizada junto a la madre y al padrastro de Luciano (16) y a los padres de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado en el barrio porteño de Barracas por policías de la Ciudad, adelantó que este miércoles a las 12:00 se presentará como querellante ante el juez de Garantías 5 de Mar del Plata y que pedirá una reconstrucción del hecho.

"Está absolutamente probado que estuvieron en el lugar más de diez policías y vamos a pedir más detenciones a todos los que estaban ahí", señaló el letrado, para quien está claro que "hubo un encubrimiento". Dalbón agregó que quiere "preso" al comisario Edgardo Vulcano, que estaba a cargo de la Jefatura de Seguridad Comunal de General Alvarado y fue desplazado dos días después del crimen, y "a todos los que estaban con él".

"Es una reunión de dolor de dos mamás a quienes les fusilaron los hijos. No pretendemos revancha ni condenar inocentes, pero vamos a ir con toda la ira del estudio en contra de todos los que participaron en forma criminal en la muerte de Lucas y Luciano", finalizó el abogado.

Caso Lucas González: piden el procesamiento por torturas de los policías acusados de encubrimiento

El fiscal que investiga el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años baleado por un Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas, pidió agravar por el delito de "torturas" las imputaciones de seis efectivos que se encuentran detenidos por el encubrimiento del homicidio y solicitó que sean procesados con prisión preventiva.

Ante la ampliación de las indagatorias de los efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad, el fiscal de Instrucción Leonel Gómez Barbella solicitó este martes agravar las imputaciones de los policías detenidos al juez de la causa, Martín del Viso, al considerar que Lucas fue quemado con un cigarrillo, acto que califica como tortura. 

Dos semanas atrás, Gregorio Dalbón, el abogado de la familia de Lucas González, aseguró que el adolescente "fue torturado" por efectivos de la Policía de la Ciudad, luego de que se confirmara en la autopsia que tenía una quemadura de cigarrillo en la mano derecha.

"Hemos visto una mancha de cigarrillo en la mano de Lucas que data de la misma hora del hecho, algo que le va a dar 50 años de prisión. Esto es gravísimo", precisó el letrado en aquel entonces.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►