30 de septiembre, 2022 | 09.58

Paro por tiempo indeterminado en la planta de Techint que construye el gasoducto Néstor Kirchner

Terminó la conciliación obligatoria y los trabajadores decidieron en asamblea la medida de fuerza por tiempo indeterminado en reclamo contra los despidos.

Los trabajadores de la planta de Tenaris Siat, propiedad de Techint, realizan un paro por tiempo indeterminado en la fábrica de Valentín Alsina encargada de realizar los caños con costura que se utilizarán para el gasoducto Néstor Kirchner. Los motivos son que la empresa no respetó la conciliación obligatoria determinada por el Ministerio de Trabajo bonaerense luego del despido de 12 trabajadores que tenían contratos precarios. El Destape se comunicó con Techint, pero aún no obtuvo una respuesta. 

Hace 15 días, el Ministerio de Trabajo bonaerense dictó la conciliación obligatoria luego de que se conociera el despido de 12 trabajadores que tenían contratos que se renovaban cada tres meses. "En estas dos semanas, la empresa no abrió el diálogo en ningún momento y por ese motivo resolvimos en asamblea convocar a un paro para que se escuchen nuestros reclamos", explicó a El Destape José Villa, delegado de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los empleados denunciaron ante el Ministerio de Trabajo bonaerense que la empresa violó la conciliación obligatoria al no dejar ingresar a los despedidos. Además señalaron que les descontaron las horas que utilizaron para hacer asambleas y que muchos trabajadores tienen jornadas de 12 horas que los expone a riesgos psicofísicos. 

La UOM en su sede de Avellaneda expuso que el Estado le otorgó a Techint un contrato millonario para la fabricación del gasoducto y que la empresa no respeta los convenios laborales. De acuerdo a los datos del gremio, los contratados bajo la modalidad de tres meses son más de 300. "Hoy los chicos están nerviosos porque estamos a fin de mes y se les vencen los contratos. No saben si la empresa los va a volver a contratar. Esto los coacciona, habilita a que se expongan a hacer más tareas y se precaricen", indicó Villa. 

El sindicalista informó que la contratación por tres meses es un sistema fraudulento que se utiliza en todas las plantas de Techint y explicó que la legislación laboral solo establece que las empresas tienen la posibilidad de tomar a prueba a los trabajadores por tres meses de prueba y, pasado el plazo, la contratación debe quedar formalizada. "Si los trabajadores son contratados para hacer la primera parte del gasoducto Néstor Kirchner, su contrato al menos debería ser hasta el invierno del año próximo que es la fecha en que debería estar terminado", observó. 

En las cartas documentos enviada a los trabajadores despedidos, la empresa no detalla el motivo de la decisión. "Notificamos a Ud. extinción del contrato a plazo fijo que mantiene vigente con esta empresa desde el 01/06/2022 a partir del día 31/08/2022. Liquidación final, indemnización art.95 de la LCT y certificación laborales a su disposición", anunciaron desde Techint, que los notificó en el último día del mes.  Los delegados gremiales explicaron que lograron comunicarse con los directivos de la empresa que les informaron que el motivo del despido es la falta de adaptación al trabajo. Desde el gremio desmintieron la situación y denunciaron que la firma quiere flexibilizar los acuerdos por medio de diezmar el personal. 

En el balance que presentó Techint en la Bolsa de Comercio porteña,  el grupo informó haber duplicado sus ganancias en el último año.  Según el estado de resultados remitido a las autoridades bursátiles, la firma obtuvo un resultado integral de 174.874 millones de pesos en el segundo trimestre de este año (abril-junio), lo que representa un incremento de 93 por ciento respecto de igual período del 2021.  Si se lo actualiza al precio del dólar de cada momento, la ganancia en moneda dura fue de 40%. 

Techint, el gasoducto y el pedido de Cristina Kirchner

A principios de junio, durante su discurso por los cien años de YPF, Cristina Kirchner reclamó que la empresa Techint traiga su producción de chapas para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner a la Argentina. El reclamo apuntaba a reducir el gasto de dólares y a generar puestos de empleo en la Argentina. 

"Pongan la línea de producción de chapas en la Argentina. Han ganado fortunas en la Argentina. El balance del 2021 se triplicó con respecto al 2020, Alberto. Es una industria muy importante porque es insumo difundido para toda la economía: es la chapa de la industria automotriz, de la metalmecánica, de la construcción, de los artefactos eléctricos", afirmó Cristina Kirchner y reclamó: "que pongan la producción de caños sin costura en la Argentina, si tienen un horno que fue apagado durante el macrismo". 

El reclamo de Cristina Kirchner no fue escuchado. Las chapas hoy son importadas desde la siderúrgica brasileña Usiminas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►