Elecciones 2021: Qué dicen las últimas encuestas a una semana de las elecciones

En el último día antes de la veda para la publicación de encuestas, los sondeos muestran que la diferencia se acortó en la provincia de Buenos Aires pero Juntos por el Cambio se mantiene adelante. Hay dudas porque todavía aparecen muchos indecisos y voto en blanco. 

06 de noviembre, 2021 | 22.00

Con las prevenciones del caso dado lo mal que vaticinaron las primarias, las encuestas de la semana previa a las elecciones marcan una reducción de la diferencia entre Juntos y el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires pero sin que -en ningún caso- exista un sondeo que anticipe un cambio de tendencia, es decir, con el oficialismo arriba. Los más osados se animan a hablar de "empate técnico", con una diferencia menor a tres puntos, que entra en el margen de error habitual de estos trabajos. Lo mismo a nivel nacional. Un consultor que suele trabajar para el peronismo en el interior calculaba que la distancia del diez por ciento que Juntos por el Cambio obtuvo a nivel nacional en las PASO se podría achicar tres puntos y que el Frente de Todos tiene posibilidades de revertir la derrota en algunas provincias como Tierra del Fuego, Chaco y La Pampa. Aunque esta proyección era contradicha por un sondeo nacional de Zuban Córdoba que estiraba la ventaja opositora a casi 12 puntos. 

Es el objetivo de mínima que se planteó el Gobierno. Acortar la diferencia de la sorpresiva derrota sufrida en septiembre y dejar la imagen de una gestión en recuperación, con indicadores económicos alentadores luego de haber tenido que lidiar con casi medio mandato en pandemia. En principio, lo que surge de algunos de estos trabajos, es que hay un repunte del Frente de Todos en las populosas Primera y la Tercera Sección Electoral del Gran Buenos Aires, donde estará puesto el esfuerzo en el tramo final de la campaña. "En el Conurbano le está yendo un poco mejor al oficialismo, principalmente entre la gente que no fue a votar en las primarias", explicó la consultora Analía del Franco. 

En las anteriores elecciones quien se recuperaba en el comicio general era el macrismo porque los más reticentes a participar de las primarias eran los adultos mayores, tradicionalmente votantes de Juntos por el Cambio. Pero en esta ocasión se trata principalmente de electores jóvenes de sectores bajos que votaron al Frente de Todos dos años atrás y ahora están enojados por la situación económica. No fueron a votar en septiembre y en el oficialismo esperan convencerlos de que lo hagan esta vez. En estos trabajos surge que aproximadamente un 30% de los que no fueron a votar en el GBA elegirán al Frente de Todos. 

Respecto a las primarias, la candidata Victoria Tolosa Paz podría obtener algunas décimas en la Provincia de lo que sacó el candidato del FIT, Nicolás Del Caño. En tanto, Diego Santilli no conseguiría retener la totalidad de los votos que sacó en la primaria la lista radical de Facundo Manes que se van por derecha hacia el Avanza Libertad de José Luis Espert, quien se afianza en la tercera ubicación en territorio bonaerense.

Números para todos

Hay algo en lo que coinciden los encuestadores y es que, luego de las PASO, la imagen de los principales referentes del Frente de Todos se vio afectada. Tanto Alberto Fernández, como Cristina Kirchner, Sergio Massa y Axel Kicillof bajaron algunos puntos. Sin embargo, la marca Frente de Todos se mantiene más o menos estable. La figura de Tolosa Paz, en tanto, quedó en segundo plano porque lo que pasó a estar en discusión fueron las políticas del Gobierno. 

* El último sondeo de Opina Argentina, la consultora de Facundo Nejamkis, mantiene una diferencia de cuatro puntos entre Santilli y Tolosa Paz, curiosamente bajando ambos un punto respecto a la medición de octubre. Con proyección de indecisos y votos en blanco estira la diferencia a 5 puntos, con 42% para el candidato de Juntos y 37% para la postulante del Frente de Todos. 

* El trabajo realizado por las consultoras Proyección y Equis, de Artemio López, muestra mayor paridad. Achica la diferencia a dos puntos, entrando en el margen de error, otorgándole 40,1% a Santilli y 38,1% a Tolosa Paz, también proyectando indecisos. A diferencia de la mayoría, coloca en tercer lugar al Frente de Izquierda.

* El sondeo concluido el viernes por la consultora Trespuntozero, de la analista Shila Vilker, arrojó una luz aún menor: Santilli con 33,9% y Tolosa Paz con 32,3%. Todavía con un alto número de indecisos y respuesta de voto en blanco -un total de 16,6%- que vuelve incierta toda estimación. La proyección lineal le da dos puntos de ventaja a Juntos por el Cambio -40,7 a 38,7%- y a Espert tercero con el 7,6%. 

* Por último, una consultora importante que encuesta para el oficialismo pero no difunde públicamente sus datos hizo un sondeo en el que el 76% de los encuestados le dijo que iba a votar, un porcentaje mucho mayor que el que participó en las primarias. Sin embargo, el Frente de Todos no obtenía mejoras. Santilli superaba por más de tres puntos a Tolosa Paz -33,5 a 29,9%- ventaja que se estiraba con la proyección de indecisos: 40,3 a 34,7%. En este trabajo sumaba mucho Espert, que con los indecisos se acercaba al 10%, mientras que el FIT obtenía el 6,5%. 

En el país

Y si en la provincia de Buenos Aires resulta difícil definir los números con una buena parte del electorado enojado que, hasta último momento, no se sabe a ciencia cierta qué actitud tomará, más complicado todavía es hacer una estimación a nivel nacional. Un consultor que desde hace muchos años trabaja para gobernadores del peronismo adelantaba que en provincias como Formosa y Tucumán los números a favor del Frente de Todos se consolidaban y la ventaja podía estirarse un poco más. También adelantaba que se revertirá la derrota en Tierra del Fuego, posiblemente en Chaco y era una intriga lo que sucedería en La Pampa, un distrito clave porque se eligen senadores. En un encuentro que tuvo la semana pasada con integrantes del comando de hizo campaña vaticinó una posible reducción de la diferencia nacional en tres puntos. Es decir, que en vez de ganar por diez -la elección de septiembre quedó 41,5 a 31,8%- Juntos por el Cambio ganaría por siete.

Si esto ya se veía que no daba para grandes ilusiones en el oficialismo, peor cayó el sondeo cerrado el viernes por Zuban Córdoba y Asociados. En un trabajo con muy malos datos para el gobierno de Fernández en general y para el Frente de Todos en particular, arrojó una diferencia nacional de casi 12 puntos: 42,1% al 30,4% a favor de Juntos por el Cambio, con un 8,8% de indecisos. 

La consultora que trabaja para el oficialismo pero no difunde números ya mencionada, también realizó una evaluación nacional que le dio casi exactamente igual pero en su caso con proyección de indecisos. Juntos por el Cambio obtuvo el 42,8% contra el 30,5% del Frente de Todos con un avance de la derecha libertaria al 13% y la izquierda retrocediendo al 4,8%, lo que se ve raro. Ambas fuerzas promediaron un poco por arriba del 7% en las PASO. Respecto a los liberales, hay coincidencia en que mejorarán sus índices, en especial Javier Milei en la ciudad de Buenos Aires, que podría aspirar a un segundo diputado. 

Conclusión

En definitiva, los números no parecen moverse demasiado respecto a lo que sucedió en las PASO. La incertidumbre está puesta en lo que ocurrirá con los millones de electores que no fueron a votar en septiembre y ahora prometen hacerlo, especialmente los domiciliados en el Conurbano, donde estará centrada la atención. "Entramos en la última semana palo a palo, ellos nos sacaron 4 puntos de ventaja y proyectaban que se iba a ampliar, había triunfalismo, pero los intendentes y yo vamos viendo un mejor clima para encarar esta semana con algún puntos por abajo pero que nos permite llegar parejos al domingo que viene", analizó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en diálogo con El Destape Radio

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►