Alan Ruiz amplió indagatoria por espionaje ilegal: se desdijo y acomodó relato al de Arribas y Majdalani

El exdirector de Operaciones Especiales dijo que en su declaración anterior “estaba sugestionado”. Ahora afirmó que no recibió órdenes directas de la señora 8 ni le reportó informes. Buscó desdecirse respecto a su accionar en diversas cárceles donde se encontraron “cableados”.

16 de julio, 2020 | 21.44

“Hay respuestas que di porque estaba sugestionado y pensé que ello mejoraría mi situación”, afirmó este jueves el líder de los Super Mario Bros, Alan Ruiz, en una ampliación de su indagatoria en el marco de la “causa grande” por espionaje ilegal que tramita en los tribunales de Lomas de Zamora. Ruiz se desdijo respecto a lo que había declarado en su anterior indagatoria. Acomodó su relato al de los jefes de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, quienes fueron indagados al inicio de esta semana en un expediente paralelo, el del espionaje a sólo a CFK, donde Ruiz ya está procesado. 

Este exagente de inteligencia, que actuó como Director de Operaciones Especiales, en su nueva declaración buscó tomar distancia de la señora 8 y dijo, por ejemplo, que no se reunió con ella como sí lo había afirmado con anterioridad. Al igual que Arribas y Majdalani también cargó contra el exdirector de Contrainteligencia, Martín Coste, en lo que evidencia un quiebre entre quienes integraron la AFI macrista.

La ampliación de Ruiz se dio en el marco de la “causa grande” por espionaje ilegal en la que se investiga a una red de agentes de la AFI por tareas de inteligencia ilegal contra dirigentes de todo tipo. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En pos de corregir con cierta prolijidad lo que dijo en la indagatoria del 8 de julio, este jueves afirmó que en aquella audiencia “venía de estar detenido injustificadamente”, que “no se había respetado la garantía de contar con el tiempo y medios suficientes para ejercer” su defensa y que por lo tanto llegó a la indagatoria “extenuado, presionado, y asustado”. 

“Volví a releer mi declaración y lo cierto es que advertí algunas cuestiones que deseo aclarar”, señaló en un escrito que presentó ante el juez Juan Pabló Augé.

Curiosamente, su decisión se da luego de que declarasen en la causa paralela (y anexa) tanto Arribas y Majdalani. En el expediente donde se investiga a la misma banda pero solo por el espionaje a CFK en el Instituto Patria y su domicilio, ambos rechazaron las acusaciones, desconocieron al juez Augé y a la fiscal Cecilia Incardona, se negaron a contestar preguntas y presentaron planteos para intentar llevar el caso a Comodoro Py. El nuevo testimonio de Ruiz pareciera ensamblarse en esa lógica.

¿Qué dijo Ruiz en esta oportunidad?

- Que las respuestas las de su primera indagatoria las dio "porque estaba sugestionado y pensé que ello mejoraría mi situación. Me refiero, por ejemplo, a las vinculadas con ciertos eventos en relación a unidades penitenciarias de detención”. La referencia es a su visita al penal de Ezeiza, que reconoció en su primera declaración, y su accionar en el penal bonaerense de Melchor Romero. En ambas cárceles hay evidencias de cableados para escuchar a los detenidos. En Ezeiza estaban los presos K y en la segunda se esperaba detener a Hugo y Pablo Moyano, según declararon otros espías de la AFI.

- “Yo no participé ni presencié reuniones a nivel de dirección y subdirección general de la AFI, y mucho menos con ministros de gobierno; tampoco recibí órdenes directas de la Subdirectora Majdalani”. Dijo que pensaba que ese tipo de declaraciones lo “protegerían”.

- Afirmó que Majdalani "no era mi jefa directa y que yo no le reportaba a ella, sino a mis jefes inmediatos, Diego Dalmau Pereyra, y luego de su traslado a Chile, a Martín Coste, Directores de Contrainteligencia”. Coincidencias: tanto Arribas como Majdalani apuntaron contra Coste.

- Negó haberse reunido a solas con Majdalani. Incluso afirmó: “Quiero dejar en claro que jamás la Sra. Silvia Majdalani me brindó una orden de trabajo directa. Eso es imposible en una estructura como la de la AFI”.

- “También, y esto debo aclarar, que en algunas oportunidades he manifestado a diversos agentes que tenía a mi cargo, que lleven a cabo ciertas tareas ‘que me lo pedía la 8’, que es como se la denominaba a Silvia Majdalani. Si bien en realidad las órdenes no provenían de la 8, lo cierto es que cabe poner en el contexto en que lo hacía”, buscó distanciarse. Con una excusa bastante poco creíble, señaló que  “a efectos de consolidar un poco más mi autoridad sobre ellos, en algunas ocasiones les decía –falazmente- que las órdenes que brindaba provenían directamente de Majdalani”. “Lo cierto es que me funcionaba, por lo cual, se empezó a rumorear dentro de la AFI que yo ‘era el pichón de la 8’, por lo que dejé que eso ocurriera, porque en definitiva me servía para ir tratando de imponer mi autoridad”.

- En otro pasaje se desdijo respecto a quién entregaba los informes que hacía: “Eran elevados a mis superiores directos. Nunca fueron salteados y enviados directamente a Majdalani”. “Lo que dije en mi declaración, y esto debo aclararlo, es que la Subdirectora en algunas ocasiones pedía adelantos de los informes, por lo que además de elevar dicho informe a mi superior, también se lo enviaba a ella directamente”, intentó aclarar.

- Desconoció haber realizado tareas de inteligencia sobre las personas que figuran como víctimas en el expediente como Cristina Kichner, Horacio Rodriguez Larreta, Diego Santilli, Hugo Moyano, etc.

- Dijo que no participó de la mayoría de los chats que aparecen en los legajos de las víctimas.

- En otro momento volvió a marcar un quiebre con otros espías: “De las conversaciones extraídas de los chats entre Facundo Melo, Leandro Araque y Jorge Saez, quizás podrías avizorase alguna maniobra ilegal, pero que no tienen relación alguna con mi persona, ni con la AFI”. “Eventualmente podría tratarse de acciones personales de estos tres individuos, por afuera de la estructura de la agencia”, aseguró.

- “Debo señalar que si bien formé parte del grupo de Whatsapp ‘Super Mario Bross’, de allí no surge ninguna tarea de inteligencia ilegal”, consideró. En ese grupo, conformado por varios agentes de la AFI, “nos pasábamos información de interés que, generalmente, surgían de los medios periodísticos, pero no mucho más que eso”.

- También cuestionó su detención del 20 de junio en el marco de la causa donde se investiga el espionaje ilegal a Cristina Kirchner, la llamada "causa chica" de espionaje ilegal que tramita en Lomas de Zamora. “Rarísimo que viniesen a detenerme en lugar de citarme, y que además lo hiciesen un sábado a la noche. Da toda la sensación que se buscaba amedrentarme”, afirmó respecto a ese expediente en el que ya fue procesado. 

¿Pero qué había dicho Ruiz en su primera declaración?

La primera declaración

En la indagatoria del 8 de julio, en el marco de la “causa grande” por espionaje ilegal había dicho: 

- “Que la frecuencia de las reuniones semanales con Majdalani variaban entra una y cinco reuniones al principio y luego podían ser dos reuniones por día o ninguna en la semana. Que era muy raro que lo citen a él solo, que generalmente citaba a diferentes directores”.

- Ante la consulta de si tenía contacto telefónico con Majdalani, respondió: “Sí y variaban semanalmente de la misma manera que las reuniones. Que podían ser una o varias cuando necesitaban un tema urgente.”  

- ¿Qué declaró que le decía Majdalani? “Generalmente que apuren los temas que se hablan en las reuniones. Que ella no esperaba los informes producidos, quería los adelantos”.

- Cuando se le preguntó si elevaba informes a Majdalani respondió que “sí” pero “que no recuerda cuáles debido a que eran muchos”.

- Llegó a decir que colaboró en un trabajo en la alcalidía de Melchor Romero por pedido de Majdalani. “Que fue la subdirección la que le dio la orden de colaborar con el penal de Melchor Romero”, declaró. Contó que instalaron “un sistema de vigilancias”, que “consta de cámaras de perímetro y que trabajaron en conjunto con el Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires”. Los fiscales le preguntaron por qué intervino la AFI en una cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense. Respondió que iba a haber un traslado respecto a integrante de la banda de Los Monos. Curiosidades: la coartada oficial era que iban a trasladar a esa cárcel a los protagonistas del Triple Crimen de General Rodríguez.

- Entre otras cosas dijo “que la compra de todos los equipos que se utilizaron (para la alcaidía de Melchor Romero), como ser las grabadoras de video, los cableados, las herramientas, las cajas donde se guardaba localmente las imágenes y las cámaras, las compró contrainteligencia”. En un operativo en la cárcel de Melchor Romero, en el marco de este expediente, se encontraron esos cableados. Hay audios de la banda de los Super Mario Bros donde se hace referencia al “alambrado” de esa prisión, donde se pensaba a alojar a Hugo y Pablo Moyano una vez detenidos, según aseguraron varios de los espías de la AFI macrista.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►