Envío de armas a Bolivia: nuevo documento derriba la defensa de Macri

En el ministerio de Defensa boliviano encontraron un “acta de entrega y recepción” del armamento que agradeció la Fuerza Aérea a la embajada argentina. Esto derriba la defensa de Macri. Se suman fotos que comprometen al exagregado de Defensa argentino en Bolivia.

03 de agosto, 2021 | 08.22

Cada vez hay más elementos que complican al gobierno de Mauricio Macri por el envío de armas a Bolivia para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales. En el ministerio de Defensa boliviano encontraron un “acta de entrega y recepción” del armamento que agradeció la Fuerza Aérea a la embajada argentina el 13 de noviembre de 2019. También hay un informe del suboficial de la Fuerza Aérea que recibió el material bélico e hizo el depósito. Se trata de nuevas pruebas que confirman que las municiones argentinas se entregaron a la Fuerza Aérea además de a la Policía Boliviana durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

Los documentos recientemente hallados derriban la defensa de Macri, quien aseguró que la carta de agradecimiento del excomandante de la Fuerza Aérea Jorge Terceros Lara, que es la que destapó el caso, era falsa. Además, se suman imágenes que comprometen al exagregado de Defensa en la embajada y jefe de la Misión Naval argentina en Bolivia, Miguel Alonso, quien se fotografió a pura sonrisa con el ministro de Defensa golpista Fernando López Julio dos semanas después de la entrega del armamento.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los hallazgos

El jueves pasado, el Ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo, brindó una conferencia de prensa en la que enumeró los hallazgos, que abrieron nuevas investigaciones.

Novillo relató que el 13 de noviembre de 2019 cuando el Hércules C-130 argentino aterrizó en La Paz, “se dejó registro del ingreso de 27 ítems del cargamento” que traía la aeronave. “Pero dentro de esos 27 ítems no se encuentran registrados los 6 puntos del cargamento bélico descritos en la carta en la que el comandante de la Fuerza Aérea, General Terceros, agradece al embajador de la argentina”.

Esos seis “elementos” que figuran en la nota que Terceros Lara –hoy detenido- le envió a Normando Álvarez García, son:

  • 40.000 cartuchos AT12/70
  • 18 gases lacrimógenos en Spray MK-9
  • 0.5 gases lacrimógenos en Spray MK-4
  • 50 granadas de Gas CN
  • 19 granadas de Gas CS
  • 52 granadas de Gas HC

“En la indagación nos hemos sorprendido porque existe un acta de entrega y recepción de estos 6 ítems que se agradecieron”, explicó Novillo.

Según explicaron fuentes desde Bolivia se trata de “un remito de la Fuerza Aérea con el ingreso de material a un depósito de la fuerza”.

En el acta, que el ministro mostró en conferencia de prensa, están “exactamente los 6 puntos a detalle descritos y agradecidos por el general Terceros al embajador de la argentino. Pero no lleva firma ni sello. Es una acta de entrega y recepción”, precisó Novillo.

“Asimismo indagando, sin embargo, hay un informe de un suboficial que sí firma que él fue el encargado de la recepción y el encargado de haber recibido todo esto”, afirmó. “Lo sorprendente de eso es que no existen registros de ingreso desde la argentina hacia Bolivia de manera regular”, añadió.

Esto confirma que la carga que el gobierno de Macri envió de forma ilegal en la noche del 12 de noviembre de 2019 fue recepcionada por los golpistas. “Hay un cargamento que ha ingresado con registro regular y otro cargamento sin registro”, explicó Novillo. Lo mismo que sucedió en el despacho del armamento que se hizo en la Argentina. El material “regular” es el que llevó consigo el grupo de elite de gendarmes que fue a custodiar la embajada argentina. El “irregular” es el que el gobierno cambiemita entregó a quienes derrocaron a Evo Morales, que se distribuyó entre la Policía Boliviana y la Fuerza Aérea Boliviana.

Novillo señaló el jueves pasado que “todo este material está siendo derivado al ministerio de Justicia”.

El gobierno de Bolivia ya había encontrado en depósitos de la Policía local parte del material bélico enviado por la administración macrista. En una investigación interna que también se hizo en la fuerza de seguridad se halló un archivo de la Policía Boliviana titulado “Inventario de agentes químicos en depósito”, fechado el 13 de noviembre de 2019 en La Paz, el mismo día que llegó el Hércules C-130 de la Fuerza Aérea argentina. Allí se detalló que se almacenaron aquel día en sede policial distintas municiones entre las que se destacan 26.900 cartuchos con perdigón de goma 12/70 con la etiqueta “Fabricaciones Militares”. De acuerdo al informe policial estaban embalados en caja de fábrica y cerrados. Había, a su vez, distintos tipos de granadas y gas aerosol. No hay dudas de que se es el material enviado por el gobierno de Macri, que en total envió 70.000 cartuchos AT 12/70 además de distintos tipos de granadas, según consta en documentos que se encontraron en distintas sedes del gobierno argentino.

Por la entrega del material bélico a la Policía Boliviana fue apuntado el comandante de Gendarmería Adolfo Héctor Caliba, quien era agregado de esa fuerza de seguridad en la embajada argentina en Bolivia. Según la documentación que relevó el ministerio de Defensa argentino, Caliba era la persona que “se encontraba a cargo” de la maniobra de recepción de las armas que Macri envió a Bolivia para apoyar el golpe. Su nombre también surge en la investigación interna que realizan en la fuerza de Seguridad de Bolivia.

Caliba no era el único uniformado que estaba en el aeropuerto en la madrugada del 13 de noviembre de 2019 cuando arribó el Hércules C-130.

Aquel día también estaba el agregado de Defensa en la embajada argentina y jefe de la misión Naval, Miguel Alonso. En su declaración ante el ministerio de Defensa, Alonso apuntó exclusivamente a Caliba por la recepción de las municiones. Pero su rol aún no está claro. Sobre todo, porque desde Bolivia explican que el agregado de Gendarmería se relacionaba con la Policía pero no está confirmado que también lo hiciera con las Fuerzas Armadas.

El agasajo post entrega de armas

Dos semanas después de la entrega de armamento por parte del gobierno de Macri al gobierno de facto de Jeanine Áñez , Alonso compartió un encuentro “festivo” con el Alto Mando Militar y el entonces ministro de Defensa golpista Fernando López Julio, hoy prófugo.

Tal como publicó este medio, el 29 de noviembre de 2019 se reunieron en la embajada argentina junto a militares estadounidenses, ecuatorianos y brasileños. Fue justamente en la despedida de Alonso como agregado de Defensa en la embajada. El anfitrión del encuentro fue el entonces embajador Álvarez García, quien agasajó a los golpistas en la sede diplomática argentina.

En las nuevas imágenes que publica El Destape, se puede ver a Alonso en un trato afectuoso con el ministro golpista.

Alonso fue “Agregado Naval a la Embajada Argentina y Jefe de la Misión Naval en el Estado Boliviano” entre noviembre de 2017 y diciembre de 2019. Fue nombrado mediante el decreto 876/2017. Hay constancias de que estuvo en el aeropuerto el día de la llegada del Hércules C-1130. También de que la nota de agradecimiento de Terceros Lara se dejó en la Misión Naval a su cargo y de allí se llevó a la sede diplomática. Él asegura que no estuvo involucrado en la recepción del armamento y apuntó contra Caliba.

Según Alonso, en horas de la madrugada del 13 de noviembre de 2019, se encontraban presentes en el aeropuerto de La Paz el embajador Álvarez García, secretarios y el comandante Caliba, además de personal de la Embajada y familiares de diplomáticos “que serían evacuados”.

Cuando aterriza el Hércules C-130, “el mismo quedó durante todo el tiempo con los motores en marcha”, señaló Alonso. “Finalizado el desembarco del personal y equipamiento de la Gendarmería Nacional Argentina a cargo del Comandante (GN) Adolfo CALIBA,  procedí a acompañar a los familiares (de diplomáticos) para su embarque” en el mismo avión en el que vino el escuadrón Alacrán, añadió el capitán.

Alonso dijo que estuvo con el embajador y secretarios y que tras la partida del avión subió a un "minimicro" con ellos. Aseguró: “En ningún momento tomé intervención en la recepción del personal de Gendarmería (Grupo Alacrán) ni el material ingresado. Dicha maniobra se encontraba a cargo del Comandante de Gendarmería acreditado en la Embajada Argentina en el Estado Plurinacional de Bolivia”, es decir, el Comandante de la Gendarmería Adolfo Caliba.

¿Esto implica que Alonso no sabía del envío? El interrogante aún no fue revelado.

Declinación de competencia

El juez Javier López Biscayart, del fuero penal económico, declinó la competencia para investigar la denuncia que realizó el Gobierno por el envío ilegal de armamento a Bolivia durante el golpe contra Evo Morales. Para López Biscayart el caso debe acumularse con otra denuncia que se realizó antes que la presentada por la administración nacional: se trata de una hecha por el excamarista Eduardo Freiler, que tiene el mismo objeto procesal.

López Biscayart instruyó el expediente en el que se investiga un contrabando agravado durante la feria pero este lunes  consideró que debe ser su colega Alejandro Catania quien siga adelante con la investigación que involucra a Macri, a la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, al exministro de Defensa Oscar Aguad y a diversos gendarmes, entre otros acusados.

Catania debe resolver si acepta la causa y la acumula con la que hizo Freiler o si la rechaza. Si sucede esto último, el conflicto de competencia escalaría a la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico, que tendría que zanjar la cuestión al definir qué magistrado debe quedar a cargo del caso.

En ambas causas interviene el fiscal Claudio Navas Rial.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►