Armas a Bolivia: la Justicia volvió a rechazar un pedido de Macri para frenar la investigación de Gendarmería

El ex presidente quiso frenar la investigación interna que realiza la Gendarmería, de donde se desprendieron los datos más potentes de la causa. Qué le dijo el juez.

28 de julio, 2021 | 18.31

La Justicia volvió a denegar un recurso de apelación presentado por Mauricio Macri para frenar la investigación interna que lleva adelante Gendarmería. La fuerza busca determinar qué fue lo qué pasó con los elementos que fueron enviados a Bolivia en la previa y durante los días en el que se perpetró el golpe de Estado a Evo Morales.  

La decisión la tomó el juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart, quien denegó el recurso de apelación presentado por la defensa de Macri. El magistrado rechazó la apelación presentada por el abogado de Macri, Pablo Lanusse, tras considerar que la resolución atacada "no resulta ser una decisión de las comprendidas entre las expresamente susceptibles de apelación, además de no causar gravamen irreparable alguno".

El juez, en el mismo escrito, sostuvo: "Lo decidido no veda la posibilidad de las partes de exigir el cumplimiento de esos postulados en el marco de la actividad administrativa ni su eventual posterior control en sede judicial, en caso de corresponder. Todo ello impide tener por acreditado un agravio actual de imposible reparación".

De esta forma, Mauricio Macri intentó frenar el avance del sumario interno que pidió el ministerio de Seguridad para avanzar con la recolección de información que esté vinculada al supuesto contrabando de armas y elementos represivos hacia Bolivia. En la investigación interna surgieron los primeros elementos de trascendencia, como las declaraciones de algunos integrantes del comando Alacrán que viajaron a Bolivia y que aseguraron que las municiones antitumulto enviadas a ese país no se utilizaron para proteger la embajada argentina ni se consumieron en ejercicios de práctica, lo que echó por tierra las primeras excusas deslizadas por los acusados en declaraciones mediáticas.

El expresidente Macri; sus ministros, Patricia Bullrich (Seguridad) y Oscar Aguad (Defensa) están imputados en la causa junto al exembajador en Bolivia, Normando Álvarez García; al exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero; y los entonces directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente.
Este miércoles, además, el juez López Biscayart aceptó quedarse con la otra denuncia radicada ante el fuero Penal Económico por el exjuez Eduardo Freiler, que había caído en otro juzgado.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►