Encuestas: Días complicados para las ambiciones presidenciales de Rodríguez Larreta

Luego de la aglomeración de adultos mayores en los vacunatorios porteños y de la reaparición pública del ex presidente Mauricio Macri, una encuesta muestra que la imagen positiva de Horacio Rodríguez Larreta cayó casi 11 puntos en la provincia de Buenos Aires. 

23 de marzo, 2021 | 05.00

Gracias a su amplia y costosa protección mediática, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aparecía hasta unas pocas semanas atrás encaminado hacia una segura candidata presidencial por la oposición según las encuestas, pero en los últimos días ocurrieron cosas que vinieron a enturbiar su horizonte político. Una fue la reaparición en escena de Mauricio Macri para la presentación de su libro, Primer Tiempo, con puesta de campaña y criticando lo "políticamente correcto".

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

La otra fue la aglomeración de adultos mayores en centros vacunatorios de CABA, que puso la lupa en el deficitario sistema que se lleva a cabo en la Capital en comparación con otros distritos. Una última encuesta realizada en el decisivo territorio de la provincia de Buenos Aires, muestra que la imagen positiva de Rodríguez Larreta cayó casi 11 puntos desde diciembre y, al menos allí, ya dejó de ser el dirigente mejor considerado, el cartelito que buscan colgarle los medios opositores. 

La imagen de Rodríguez Larreta en las elecciones 2021

De acuerdo a un sondeo realizado por Proyección Consultores durante la segunda semana de marzo entre el electorado bonaerense, actualmente el jefe de gobierno porteño tiene una imagen positiva del 43,4% y una negativa del 41,5%, arrojando menos de dos puntos de diferencia entre una y otra. Pero lo más significativo es que, según explicaron los encuestadores, la imagen positiva descendió un 10,9% respecto a la que exhibía en diciembre de 2020 en este mismo sondeo. Evidentemente, el manejo de la pandemia comenzó a ajar el concepto de eficiencia con el que buscó emparentarse la gestión larretista. Por más que trataron de esconderlo, lo sucedido en la Ciudad con los adultos mayores que tenían turno para vacunarse dejó al desnudo las falencias de la administración porteña. 

Por ejemplo, en el mismo trabajo el presidente Alberto Fernández muestra una imagen positiva por encima de la de Rodríguez Larreta. El Presidente tiene una imagen favorable del 46,6% y una negativa del 43,7%, lo que le da un diferencial positivo de casi tres puntos, pese a todas las dificultades que debió afrontar en este año de restricciones. 

La reaparición de Macri, y la decisión de Rodríguez Larreta de acompañarlo como hizo durante el acto de la semana pasada, seguramente incidirá en la ponderación del electorado bonaerense. Por un lado, porque el ex presidente es por muy lejos el dirigente peor conceptuado por quienes habitan la provincia de Buenos Aires: apenas cuenta con el 25,7% de imagen positiva mientras que la negativa ya llega al 62,5%, sumado quienes respondieron "muy negativa" (45%), "negativa (13,2%) y "regular negativa" (4,3%). Por otro lado, cuando los encuestados fueron consultados acerca de qué consideran responsable de la actual situación económica del país, en primer lugar respondieron al gobierno de Macri, en un 43,7%, por encima de la dirigencia política en general y el contexto sanitario generado por el coronavirus.

Indudablemente, la vuelta de Macri, que seguirá presentando su libro por las provincias donde suele irle mejor como Córdoba, Mendoza y Santa Fe, representa un problema para el jefe de gobierno, que claramente no quiere marcar diferencias públicas con él con lo que resiente su discurso de moderación, con el que busca atraer al electorado de centro. Esto se ve en las apariciones de la titular del PRO, Patricia Bullrich, alfil de Macri en CABA, quien hace poco criticó al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, posible adversario en la aspiración a encabezar la boleta de candidatos a diputados, por no ser lo suficientemente duro en sus críticas al Gobierno nacional. Eso obligó al jefe de gobierno a adoptar definiciones más tajantes, algo que siempre trata de evitar. Por ejemplo, cuando se apresuró a criticar la posible creación de una comisión bicameral que investigue el accionar del Poder Judicial. En la medida que se vea obligado a tomar posiciones públicas similares a las de Macri -sumado a sus déficits de gestión-, la imagen de Rodríguez Larreta seguirá sufriendo las repercusiones, como quedó en evidencia en este reciente sondeo en la provincia que aglutina casi el 40% del electorado del país.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►