Dato mata relato: el gobierno de Macri dejó sin tarifa social de gas a 600 mil argentinos

Un informe de Enargas muestra la quita de derechos en la gestión de Aranguren como ministro de Energía.

02 de febrero, 2021 | 09.37

Un informe del Enargas muestra que entre los años 2017 y 2019, más de 590.000 usuarios perdieron el beneficio de acceso a la Tarifa Social de Gas, como consecuencia de las políticas adoptadas por el ex Ministerio de Energía y Minería y la ex Secretaría de Gobierno de Energía.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

El estudio precisó que mientras en 2017 el promedio anual de beneficiarios llegaba a 1.720.466, al concluir la administración macrista en 2019 esa cifra había disminuido a 1.128.638 en todo el territorio nacional, es decir 591.828 beneficiarios menos que representaron una caída del 34%.

La brusca reducción se explica "por las disposiciones adoptadas por aquella administración que impuso mayores restricciones para acceder al beneficio, con una política de criterios de exclusión que dejó afuera a casi 600.000 argentinas y argentinos", destacó el informe.

Esta situación se vio acentuada sobre todo en 2018 con la emergencia generada por la crisis económica y en un contexto de un fuerte incremento tarifario.

No obstante, durante el año 2020, marcado por las derivaciones de la crisis económica iniciada en el 2018 y luego por la pandemia de COVID-19, se logró morigerar la caída, que fue del 7%, sensiblemente menor a las anotadas anteriormente.

"Las gestiones realizadas por el Enargas para la eliminación de esas medidas y la flexibilización de los criterios de exclusión con el objeto de ampliar el universo de beneficiarias y beneficiarios, contribuyeron a dicha desaceleración", se aseguró.

Pese a los tarifazos, durante el macrismo no hubo inversiones en transporte de gas 

Pese a que el macrismo autorizó aumentos en las tarifas de gas que acumularon en su mandato hasta un 1353 por ciento, las licenciatarias del transporte de gas no invirtieron en el aumento de la potencia instalada para llegar a los hogares. Con tarifas congeladas, deudas perdonadas y absorbidas por los usuarios y abultadas ganancias, el servicio de gas sigue siendo deficitario. Un informe del Enargas revela que entre 2017 y 2019 "no hubo aumento en la potencia instalada del Sistema Licenciado de Transporte" del combustible.

Durante el gobierno de Cambiemos el aumento acumulado de las tarifas osciló entre el 462 y el 1353 por ciento, dependiendo del segmento de consumo. La factura tipo acumuló aumentos de entre 8 y 21 veces. Este año el Gobierno dispuso congelar hasta marzo los valores de luz y gas mientras se analiza una nuevo cuadro tarifario. El ex ministro de Energía Juan José Aranguren aseguró, sin temor a sonrojarse, que el congelamiento podría provocar "un deterioro en la calidad del servicio". Sin embargo, tal como sucede con la luz, el servicio no reflejó una mejora en línea con los tarifazos. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►