Elecciones 2121: todos contra todos en Cambiemos, la UCR dispara contra Carrió

Consideran que ella es la autora material, impulsada por Larreta, con la intención de no dejar crecer otras figuras dirigenciales.

30 de julio, 2021 | 07.27

"Son cruces propios de una interna", repiten tanto desde el radicalismo como desde el PRO cada vez que se los consulta por las disputas crecientes entre los bandos larretistas y centenarios. Lejos de calmarse el escenario pre PASO, ambos sectores incrementaron un fuego amigo vinculado a la intención de la UCR de ganar más espacios de poder dentro de la alianza y una conciliación que naufragó sin generar listas de consenso. Los impulsores de Facundo Manes en la provincia apuntaron directamente contra Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta por el tono de los dichos de la ex diputada pero aseguraron que el 13 de septiembre volverán a estar todos juntos.

Desde la UCR aseguraron a El Destape que defenderán a su candidato bonaerense y cruzaron directamente a Carrió, a quien consideran la autora material de un ataque planificado por Larreta que, según su análisis, dio la orden de la embestida contra Manes. Para el radicalismo, la ex diputada criticó con mucha violencia al neurocientífico y se "cansaron" de soportarlo sin salir a contestar.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Sin embargo, todavía intentan cuidar a un Manes, que no se convirtió en el protagonista del diálogo confrontativo y eligieron otros referentes, como el caso del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, para salir a contragolpear. En diálogo con Radio con Vos, denunció que Horacio Rodríguez Larreta es el “único responsable de la campaña para desprestigiar a Facundo Manes”.

Según el análisis del partido centenario, el jefe de Gobierno la empujó a Carrió en su ataque y fue el promotor. Desde el PRO que maneja la campaña de Diego Santilli en Buenos Aires, en tanto, se defendieron y aclararon que es imposible escribirle un guion a la ex diputada que, de momento, tiene a su equipo concentrado en el armado de la carrera electoral. Así, el radicalismo decidió apuntarle a la dirigenta de la Coalición Cívica y, por elevación, al jefe de Gobierno, algo que alguno interpretó como una jugada desesperada para ganar cámara ante el avance de la carrera larretista con fotos de pelo colorado, recorridas, redes y medios de comunicación.

Morales fue más lejos en la disputa y lanzó que “si esto sigue así, cuando se profundiza este camino, lo que hace es llevar a la ruptura, esperemos que esto no se dé”. Sin embargo, nadie consideró que algo así pueda llegar a suceder. "Se dobla pero no se rompe", dijo una fuente metida en la campaña. Precandidato a diputado provincial, armadores electorales y referentes de los espacios coincidieron en que el 13 de septiembre, un día después de la interna, estarán todos juntos.

Lo cierto es que el panorama no está calmo. Los radicales entendieron que Carrió lleva agua para su propio molino, cuestionaron el título autoimpuesto de "luchadora por la unidad bonaerense", que la alianza PRO-Coalición Cívica no quiere dejar crecer nuevos dirigentes y que la ex diputada decidió salir con tapones de punta para defender su "kiosco" en la Ciudad. Además, apuntaron que Manes metió la pata al decir que la CABA no tenía que gastar fondos públicos para la campaña y que la dirigenta le había propuesto un cargo en 2015 - algo que ella desmintió -. Pero cuestionaron que eso no valida el uso de calificativos como "mitómano" o de persona que no sabe redactar una ley.

Pero deberán llevarse bien si no quieren romper la alianza. Según el complejo reglamento que armaron en la provincia para establecer los pisos del sistema D'hondt, Manes podría ir tercero en la lista encabezada por Diego Santilli o viceversa. Establecieron una base del 20% de los votos totales sacados por Juntos. La lista perdedora, en caso de conseguir ese porcentaje y hasta el 30%, metería candidatos en el 3°, 8° , 13°, 18°, 23° , 28°, 33° y suplente 5°. Números que se incrementan en caso de sacar más del 30% (3°, 6°, 9°, 12°, 15° , 18° , 21°, 24°, 27°, 30°, 33° y suplentes 3° , 6° y 9° puesto) o más del 40% (3°, 4°, 7°, 8° , 11°, 12° , 15°, 16°, 19°, 20°, 23°, 24°, 27° , 28°, 31°, 32°, 35° y suplentes 3° , 4°, 7° y 8° lugar). 

Guerra UCR-PRO

Pese a que el discurso oficial apuntó contra los dichos de Carrió como motor de los ataques radicales, lo cierto es que la UCR adoptó una postura más protagónica de cara a las próximas elecciones. Pese a los esfuerzos del larretismo por conseguir la unidad en distritos clave como la Ciudad, Buenos Aires, Córdoba o Santa Fe, irán a una interna que enfrentará al PRO con el partido centenario.

En Buenos Aires, con un panorama no definido, se enfrentarán la UCR y el PRO a nivel nacional pero también con internas distritales. Por poner ejemplos, si bien Tres de Febrero (comandada por Diego Valenzuela) y Vicente López (bajo el mando de Jorge Macri) consiguieron listas de unidad a concejales, municipios como Lanús (de Néstor Grindetti) o La Plata (de Julio Garro) se enfrentarán a boletas del radicalismo.

En Córdoba también se desató una batalla feroz que todavía no mostró una definición de la UCR a nivel nacional. Por un lado, el diputado Mario Negri armó una lista que lo lleva como primer precandidato al Senado acompañado por Soher el Sukaria y Gustavo Santos como cara de la boleta a Diputados seguido por Soledad Carrizo y Ramón Mestre.

Según los cálculos del Negrismo, esta propuesta puede meter cinco radicales en el Congreso frente a la de los otros postulantes, apoyada por Martín Lousteau, con más protagonismo PRO. Esa lista está encabezada por Luis Juez, del Frente Cívico, para el Senado y Rodrigo De Loredo, por el lousteauismo, para diputados. En la nómina están los nombres de Laura Rodríguez Machado y Héctor Baldassi (ambos del PRO y los dos precandidatos a diputados nacionales), y Carmen Álvarez Rivero (también del PRO, y precandidata a senadora junto a Juez).

En Santa Fe pasó algo similar. El PRO duro llevó a Federico Angelini y Amalia Granata como precandidatos para el Senado acompañados de Luciano Laspina y Jorge Faurie para Diputados, bancada por la plana mayor del partido. Enfrente, tres listas radicales: una encabezada por Rosario Rodrigo "Roy" López Molina y Lucila Lehmann, con el apoyo de Carrió; otra por Carolina Losada y el exintendente de Santa Fe Mario Barletta; y, finalmente, la integrada por el diputado provincial y exministro de Seguridad local, Maximiliano Pullaro y Gabriel Chumpitaz.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►