Elecciones 2021: la UCR juega a Facundo Manes y agita la interna de JxC

Nadie lo confirmó pero la postulación es casi un hecho. El radicalismo se lo pidió formalmente y Manes se tomó unos días para pensarlo.

17 de junio, 2021 | 05.00

La mesa nacional de la Unión Cívica Radical le pidió formalmente a Facundo Manes que encabece la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires en las elecciones 2021. El neurocirujano, que se definió como un hombre de la sociedad civil, aún no terminó de confirmar su nombre en la boleta pero, por lo bajo, ya se lo da como un hecho. Según planteó tras la reunión, a una cuadra y media del Congreso, la definición no dependerá de él sino de que la ciudadanía y la dirigencia política consensuen la necesidad de avanzar con el “paradigma del conocimiento como motor del desarrollo”.

El encuentro comenzó puntual, a las 12:30, y sólo estuvieron presentes los dirigentes. El salón, amplio, tuvo puertas y ventanas abiertas para respetar el protocolo que exige la pandemia del coronavirus y al salir, con barbijos puestos, se los notó conformes y contentos con la juntada. Manes, incluso, dijo irse muy entusiasmado con el proyecto propuesto por el radicalismo y si bien no descartaron dirimir candidaturas en una PASO, tampoco dejaron de lado la posibilidad de lograr una lista de unidad.

“El partido en su conjunto le pidió a Manes que encabece la lista de diputados nacionales en la provincia de Buenos Aires”, dijo Alfredo Cornejo, titular de la UCR nacional, al finalizar el encuentro. Si bien remarcó que el hombre de la ciencia tiene un compromiso desde el lugar de “simpatizante”, bastante diferente al de su hermano Gastón, militante activo del partido. Todos intentaron bajar las ansiedades y el mendocino lo dejó en claro: “Vamos a tener un período de tiempo para que él tome la decisión, para nosotros es muy importante la batalla que viene en términos electorales, nos parece que puede darnos un gran protagonismo y podemos generar una expectativa en la provincia que creemos que necesita la Argentina”.

Manes se encargó de evitar confirmar su candidatura que ya parece prácticamente sellada. “Voy a pensar si hay voluntad de todos los sectores de la sociedad, porque esto no se resuelve con el radicalismo, porque el proyecto de país basado en el conocimiento se hace con los valores del radicalismo. Si veo que la sociedad civil y sectores políticos quieren encarar la causa del conocimiento para el desarrollo, voy a estar. Hay que ver si pasa eso, no depende de mí”, dijo al salir del encuentro, el último en bajar las escaleras.

Si bien no hay un gran apuro para definiciones, tampoco se puede tomar todo el tiempo del mundo, ya que la presentación de frentes vence el 14 de julio y la de listas el 24, por lo tanto debería haber una confirmación antes de esas fechas. Para eso, los pensamientos y las charlas serán personales, dentro de la casa del neurocirujano, junto a su familia pese a que el ofrecimiento no lo tomó por sorpresa porque las conversaciones se iniciaron hace meses.

Para Manes, en este momento hay una “falta de rumbo y de esperanza” y lo central girará en torno de “pensar un plan de país basado en el paradigma del conocimiento, y eso implica invertir en la gente, en la salud, en la educación, en la ciencia y tecnología como motor de desarrollo”. “Es un momento clave y ya no depende de quién se involucra sino de cómo nos involucramos todos. Me voy muy contento y estimulado, veo un partido popular que quiere ponerse de pie y liderar pero con una causa”, reflexionó y agregó: “Si la UCR se pone de pie, lidera, se abre y convoca a todos los sectores, voy a acompañar como acompañaría a cualquier sector que quiere el progreso”.

Mario Negri, el jefe de bloque radical en Diputados, se mostró muy contento con el encuentro y aseguró que Manes es un “hombre muy apegado a los valores que defiende el radicalismo y queremos ayudarlo a que de un paso adelante en la provincia de Buenos Aires, que haya un punto de inflexión y que haya una propuesta para la sociedad. Creo que lo vamos a convencer, estamos en eso”. Hoy la UCR no tiene plan B en caso de que el neurocirujano no quiera aceptar la propuesta, todas las fichas están puestas en ese plan A que, si bien no tuvo la firma al final de la hoja, está próximo a concretarla.

Martín Lousteau, representante del bando retador en las calientes internas partidarias de marzo, fue el primero en abandonar el encuentro. Aseguró que este miércoles fue “un buen día para todos los que venimos peleando que se incorporen figuras nuevas, que tienen legitimidad, que se pueda revitalizar el partido y ampliar Juntos por el Cambio”.

A diferencia de lo que planteó el científico, Lousteau remarcó que “las figuras son muy importantes tanto a la hora de discutir internamente como presentarse a la sociedad” y analizó que “cuando uno puede mostrar que tiene candidatos que pueden ganar, lo que uno demuestra es que quiere ganar y querer ganar es salir de la comodidad de las minorías, dentro de una coalición o frente a un gobierno, para ir a la incomodidad de querer ganar para modificar la realidad”. “Ojalá tengamos flor de primaria”, lanzó mientras se iba del comité nacional en dirección a avenida Entre Ríos.

Es que los comicios no sólo funcionarán como un plebiscito para el oficialismo sino también, según dijo Cornejo, “para generar equilibrio en las Cámaras en el Congreso: en ocho provincias se eligen senadores y se renueva la mitad de la Cámara de Diputados, pero también está en juego la alternancia de 2023, que haya un espacio preparado y con expectativas, que la ciudadanía lo vea con la capacidad de reemplazar al FdT”. Y eso quieren, volver a gobernar.

Lograr una candidatura de Manes no sólo le daría al radicalismo un poder de fuego mayor a la hora de negociar espacios en las listas sino que, entienden, serviría para traccionar más votos: “En la provincia de Buenos Aires, una diferencia para uno de los frentes es definitoria para el país. Lo que estamos haciendo es tener un protagonismo más alto dentro de esa coalición (JxC), no en contra de nadie sino a favor de la Argentina, que seamos propositivos respecto a lo que viene”.

La politización de la pandemia

Facundo Manes coincidió con el análisis que hizo Cristina Kirchner sobre la politización que se hizo en torno a la pandemia y las vacunas, por lo que pidió entender que es “momento de colaborar” porque la salida, dijo, no es con miedo sino con “esperanza”. Fue una de sus últimas frases: “Sin duda (se politizó la pandemia) y estamos a tiempo porque todavía no terminó, faltan largos meses y estamos en momento de colaborar. El líder o líderes del futuro de la Argentina nos tienen que unir con esperanza, no con miedo”.

En ese análisis político, Ernesto Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, lanzó una frase peronista a medias: “Si la única verdad es la realidad, la realidad es que faltan vacunas”, levantando la bandera de la oposición. Para el dirigente, “la situación del país es complicada porque venimos arrastrando problemas estructurales que cada día se agravan y hacen falta acuerdos, proyectos e ideas comunes. El radicalismo siempre trató de buscar eso, nunca ha estado parado en los extremos”.

Respecto a Juntos por el Cambio, analizó que se trata de “una coalición que tiene diversidad desde que nació. El secreto está en ver cómo se puede administrar con reglas de juego y liderazgos que se van modificando con el tiempo. Necesita urgentemente reglas de juego para dirimir sus diferencias”. Discrepancias que hoy se ven, más que nada, en el crudo enfrentamiento entre las figuras del PRO.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►