Elecciones 2021: Cambiemos, entre las fotos, las tensiones y un nuevo slogan

Jorge Macri y Diego Santilli estuvieron juntos e inauguraron slogan en el día del amigo. Patricia Bullrich comenzó a mostrar señales de enojo.

21 de julio, 2021 | 06.34

En el día del amigo, Jorge Macri decidió mostrarse junto a un Diego Santilli en Vicente López. A diferencia de las jornadas de negociaciones que supieron tenerlo de visitante, el intendente de Vicente López recibió al vicejefe de Gobierno porteño en su municipio y ambos inauguraron el slogan que replicarán a lo largo de toda la campaña en la provincia: "Es Juntos". Pero no todo fue color de rosas y banderitas blancas. Las tensiones empezaron a revivir de cara a las elecciones 2021 y el territorio bonaerense fue uno de los espacios que generó conflictos con una figura importante para el armado, la de Patricia Bullrich.

Durante los octavos de final de la Copa Libertadores que tuvieron como protagonistas a Boca Juniors y Atlético Mineiro, Macri y Santilli decidieron subir a redes sociales dos fotos distintas pero casi iguales para inmortalizar un encuentro que no habían podido concretar antes. Por las vueltas del destino, Mauricio Macri se quedó afuera de las negociaciones, "varado" en Europa, y el retrato se dio un día del amigo.

La sede fue Vicente López, su costanera, donde el primo ofició de anfitrión del nuevo bonaerense. Al igual que en la foto con Horacio Rodríguez Larreta cinco días antes, los dos estuvieron de negro, con barbijos. El acercamiento, que incluyó etiquetas y celebraciones por parte de los armadores larretistas, sirvió para subsanar la ausencia de Santilli en la imagen que concretó el renunciamiento de Jorge Macri.

El nuevo bonaerense se lanzará formalmente como precandidato del PRO el jueves en un acto que contará con la presencia de los presidentes de los partidos que apoyan su lista, por lo tanto estarán Patricia Bullrich y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) además del peronismo republicano de Miguel Ángel Pichetto o el espacio Hacemos de Diego Kravetz. La foto también tendrá las presencias de legisladores nacionales y provinciales además de intendentes cabecera de las distintas secciones electorales.

Si bien todavía no fue confirmado, Jorge Macri debería formar parte del lanzamiento en su calidad de intendente pero, principalmente, de presidente del PRO bonaerense. Una posibilidad que se acrecentó tras el encuentro del martes a la tarde en el conurbano norte. La foto, analizaron desde Vicente López, sirvió para subsanar la ausencia de Santilli en la imagen del renunciamiento pero, sobre todo, para impulsar su figura en el interior bonaerense.

De paso, lanzaron el slogan de campaña: "Es Juntos". Con el cierre de alianzas del miércoles pasado, la dirigencia provincial decidió modificar el nombre que los acompañó en 2019 para abandonar el concepto del "cambio" y hacer foco en la unidad, sobre todo teniendo en cuenta la incorporación de nuevas fuerzas como el GEN o el peronismo no kirchnerista.

Más allá de los formalismos, con la foto Macri terminó de desterrar cualquier posibilidad de apoyo a otro candidato que no sea Santilli. En las últimas semanas se especuló mucho sobre una posible banca subterránea a la boleta de Facundo Manes, por el radicalismo, para evitar el reconocimiento de la derrota y ahorrarse un disgusto en 2023. Por el primer punto, el alcalde peleó hasta el final para que no haya un porteño en la provincia y, por el segundo, el nuevo bonaerense le disputará la gobernación en el próximo año impar pero el de la UCR no.

Ahora, como presidente del PRO, el intendente ya tiene la mira puesta en el armado de las listas y en la foto post 12 de septiembre. Inevitablemente, una de las listas perderá y la otra se consagrará ganadora. Por eso, Macri empezó a pensar en la posibilidad de viajar al búnker del perdedor para, juntos, trasladarse al del ganador y mostrarse sólidos para las generales del 14 de noviembre.

Tensiones en puerta

A días del cierre de listas, las tensiones entre el ala dura y el ala blanda comenzaron a aflorar con fuerza. Patricia Bullrich decidió renunciar a su precandidatura porteña pero empezó a mostrarse molesta cuando el larretismo avanzó con ciertas negociaciones que podrían dejar relegados a los postulantes del PRO duro.

Si bien en San Isidro sostuvieron que hay conversaciones con ambas listas y nada cerrado, desde el armado de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad y la provincia aseguraron que hay, hace tiempo, negociaciones con el radical Gustavo Posse, intendente de ese municipio, para sumarlo a la lista de Santilli. Tal vez no como candidato pero sí como una figura de apoyo. 

Esas adhesiones no son gratuitas, por supuesto. En caso de sumarlo a Posse, los porteños podrían emular cierta lista de unidad que incluya a la Coalición Cívica, el PRO y un sector de la UCR frente al candidato del oficialismo radical bonaerense, Facundo Manes. El neurocirujano ya tuvo su lanzamiento casero en redes sociales y el martes inauguró foto con un sector del peronismo no kirchnerista en las figuras de Emilio Monzó, ex presidente de la Cámara de Diputados macrista, y el ex ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal, Joaquín de la Torre, hombre fuerte de San Miguel, parte del armado de Pichetto.

De sumar a Posse, el partido centenario también tendría sus candidatos en los renglones larretistas que disputarán las PASO el 12 de septiembre y los PRO puros podrían quedar relegados a otros puestos. El principio de acuerdo fue el que empezó a molestar a Patricia Bullrich que este fin de semana se mostró, en este caso por la Ciudad, junto a Fernando Iglesias. El actual diputado terminará su cargo el 10 de diciembre y Mauricio Macri pidió su inclusión en una lista que hoy lo tendría en un cuarto puesto, con la posibilidad latente de perder algunos lugares. 

Desde la Ciudad reconocieron esas tensiones pero le bajaron el precio. Aseguraron que son propias de los días previos al cierre de listas, que no implicará una postulación de Bullrich por enojo y que se resolverá con negociaciones de nombres y ubicaciones en las listas. Hasta el momento la Ciudad presentaría la siguiente nómina: María Eugenia Vidal (PRO), Martín Tetaz (UCR); Paula Oliveto (Coalición Cívica); Fernando Iglesias (PRO); un quinto nombre a resolver (podría llegar a ser Carla Carrizo del radicalismo) y en sexto lugar Fernando Sánchez, del espacio de Elisa Carrió.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►