El Gobierno trabaja en una “presencialidad administrada” para el regreso a las aulas

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, acordó la propuesta con Alberto Fernández. Contempla la disminución de la circulación en medio de la segunda ola de contagios para cuando regresen las clases presenciales. Enojo con Larreta y nueva viceministra.

21 de abril, 2021 | 02.59

Mientras rige el DNU que restringe la presencialidad en las escuelas en el AMBA, pese a la desobediencia de la Ciudad, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, trabaja en un plan de “presencialidad administrada” para un regreso seguro a las aulas que contemple la disminución de la circulación sin perder el contacto entre el estudiante y el docente en medio de la segunda ola de coronavirus que arroja cifras récord de contagios y muertes.

Trotta convocó ayer a su gabinete para informarles acerca de la propuesta acordada junto al presidente Alberto Fernández en una reunión que mantuvieron el domingo en la Quinta de Olivos. Fuentes presentes en el lugar contaron a El Destape que el ministro marcó un fuerte apoyo a la decisión del Presidente de restringir la presencialidad en el AMBA y destacó que la nueva modalidad tiene como objetivo principal que alumnos y alumnas no pierdan contacto con su docente.

El plan que Trotta trabajó junto a Fernández, que se aplicará cuando se levante la restricción impuesta por el DNU, apunta a recuperar una “presencialidad administrada” sin perder de vista que es necesaria una disminución de la circulación para que la curva de casos no siga escalando. En el Gobierno se evalúa que, en lugar de una presencia diaria como ocurre en Ciudad, se reduzca a dos o tres días de presencialidad. “Lo que se busca es no perder el vínculo con el o la docente”, resumen cerca del ministro.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El proyecto responde a la situación epidemiológica de zonas del país como la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense donde el sistema sanitario está al borde del colapso. El mismo ya estaba en agenda antes de la severa restricción que se aplicó desde esta semana. Por eso, según supo este medio, Trotta se encargó de aclarar que no hubo una contradicción con Fernández y les aclaró que “no se trata de presencialidad sí o presencialidad no”. Sobre el DNU, marcó que “responde a una necesidad de urgencia sanitaria que atraviesa el AMBA”.

Si bien en un primer momento estaba previsto convocar para una reunión de trabajo a la ministra de Educación de Ciudad, Soledad Acuña, por el momento con la primera el diálogo quedó en stand-by por la decisión de judicializar la medida sanitaria del gobierno nacional. "Hacen un uso político de la educación y no lo podemos permitir como estrategia para debilitar al Gobierno", aseguran cerca de Trotta.

Fuertes críticas a Larreta

El gobierno nacional aplicó fuertes restricciones porque no le convencía la estrategia de la Ciudad: aseguran que había poco control de las medidas de cuidado y la priorización de todas las actividades en simultáneo. “Si todo es prioritario, nada lo es”, advierten desde Nación a este portal.

Los secretarios, subsecretarios y directores de la cartera educativa escucharon el duro descargo de Trotta contra la gestión macrista que gobierna la Ciudad desde 2007. Un funcionario presente en el encuentro describió que el ministro estaba muy enojado y cargó fuerte contra la administración de Horacio Rodríguez Larreta a la que acusó de “irresponsable” por politizar y judicializar la pandemia.

Además, según la misma fuente, hizo hincapié en el doble discurso amarillo sobre educación. Cuando Cambiemos gobernó, entre 2016 y 2019 la inversión en educación tuvo una caída del 33,5% en términos reales. Y la Ciudad es la jurisdicción que destina la menor porción de su presupuesto para el área educativa (de acuerdo al Presupuesto 2020, invirtió el 17.3% del gasto total al área educativa).

Cambios en el Gabinete de Trotta

Además de la coyuntura política y educativa, Trotta repasó junto a su equipo distintos proyectos para implementar en la pospandemia y comunicó que ya definió quién ocupará el cargo de secretaria de Educación. Marisa Díaz será quien reemplace a Adriana Puiggrós, quien renunció en agosto pasado tras diferencias en la gestión con el ministro.

Díaz es una persona de mucha confianza de Trotta y tiene una larga recorrida como funcionaria en el área educativa bajo gobiernos peronistas: fue ministra de esa cartera en La Rioja y pasó por distintos cargos en la cartera nacional. Actualmente se desempeñaba como secretaria general del Consejo Federal de Educación.

El reemplazo de Díaz será otro experimentado dirigente en la gestión educativa. Se trata del ex titular de la cartera de Educación bonaerense Mario Oporto, quien ya estaba trabajando en la gestión de Trotta.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►