Sentencia a Cristina: el kirchnerismo no movilizará pero se mantendrá a la expectativa

No habrá movilización a Comodoro Py para respaldar a la vicepresidenta. Pero se mantendrán alertas a la lectura de la sentencia y a las posibles reacciones. El ministro Katopodis planteó "expresarse en las calles, porque lo que puede pasar es grave".

04 de diciembre, 2022 | 00.05

El Frente de Todos no movilizará, pero quedará a la expectativa de lo que suceda a partir de conocida la sentencia en la causa Vialidad contra la vicepresidenta Cristina Kirchner el martes próximo en Comodoro Py. "No estamos organizando una movilización", confirmó la diputada camporista Florencia Lampreabe en diálogo con El Destape Radio. Cristina volverá a Buenos Aires el lunes desde El Calafate y terminará de definir cómo recibirá el martes la decisión judicial. En principio, planteaban para ese día una agenda normal de actividades en el Senado. Dirigentes sindicales como Pablo Moyano y Daniel "Tano" Catalano adelantaron la posibilidad de convocar a un paro en rechazo al fallo. El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, también planteó la posibilidad de "expresarse en las calles, porque lo que puede pasar es grave".

Hubo una reacción inicial de algunos dirigentes de convocar a las puertas de Tribunales. Catalano adelantó un paro de ATE Capital y el juez Juan Ramos Padilla llamó a una "pueblada" para apurar una reforma del Poder Judicial. Pero no era la visión de los referentes cercanos a Cristina que entendían que la muestra de respaldo popular ya había quedado suficientemente expresada en el multitudinario acto por el Día de la Militancia en el Estadio Unico de La Plata. "El amor del pueblo está intacto, se demostró ese día en un acto 'por la positiva', que pudimos organizar y elegir", completó Lampreabe.  

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Lo de acto "por la positiva" tiene que ver en que aquella de La Plata no fue exclusivamente una muestra de apoyo a la vicepresidenta frente a la persecución judicial, algo que creen que podría alejar a quienes hoy sufren las penurias de la crítica situación económica. Eso apoyo estuvo implícito, pero desde arriba del acto lo que se propuso fue un modelo de país dirigido a que la gente viva mejor. Si se la persigue a Cristina, justamente, "no es por lo que hizo mal, sino por lo que hizo bien", como apuntó Katopodis. En cuanto a lo que aclaró la diputada de que ese acto estuvo organizado y controlado por el kirchnerismo, tenía que ver con el temor de que una convocatoria desordenada a Tribunales pudiera derivar en algún incidente -muy probablemente alentado por elementos infiltrados- que terminarían contaminando la manifestación.

Ese "me quieren de acusada, no de víctima" que expresó la vice es lo que quieren evitar en su entorno. Que la atención de ese día pase de ser la condena arbitraria contra la dirigente popular más importante del país de los últimos tiempos -notoriamente, la víctima de todo el proceso- a algún hecho que pudiera producirse durante una marcha, con lo que el kirchnerismo volvería a ocupar nuevamente el banquillo de los acusados.

"Hay que esperar y leer cuál es el fallo", adelantó Lampreabe cuál será la actitud que mantendrá la agrupación que encabeza Máximo Kirchner. En caso de un fallo condenatorio que sonara excesivo aún para los parámetros del lawfare, no descartaban la posibilidad de que en las calles surgieran movilizaciones espontáneas, así como ocurrió luego del alegato del fiscal Diego Luciani cuando pidió 12 de años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos públicos. En ese escenario seguramente saldrán a acompañar. Lo mismo desde el PJ Bonaerense y los intendentes del Conurbano, quienes se mantendrían en situación expectante frente a la posibildad de que los llamaran a expresarse junto a su gente. Por otro lado, un paro posterior fue justificado por Catalano en que una sentencia a Cristina se trataría de "una condena contra el pueblo trabajador", una posibilidad que acompañó Moyano en representación de los sectores más combativos de la CGT.

En la misma línea fue la advertencia de Katopodis. "Estamos expectantes de la sentencia. Esta claro que tenemos que tener la decisión de expresarnos en las calles porque lo que puede pasar esta semana es grave. Está en juego cuánto se puede avanzar sobre nuestra gente", adelantó en diálogo con El Destape Radio el ministro que si bien es cercano al presidente Alberto Fernández, también mantiene los lazos con el kirchnerismo e integra la conducción del PJ Bonaerense que preside Máximo. Planteó qué es lo que se buscaba en realidad a través de una condena a la vice. "Lo que está en juego, más allá de un proceso judicial, es cuánto se puede avanzar sobre nuestra gente, qué reserva tiene el peronismo, cuántos son. Ellos hacen la cuenta de que si se la cargan a Cristina el peronismo les dura 15 minutos", apuntó. 

Respecto a salir a las calles y frenar la ofensiva de una derecha que avanza de la mano con el Poder Judicial, en el oficialismo relacionaban la sentencia que se conocerá el martes con los violentos episodios ocurridos el jueves en la Cámara de Diputados. "La oposición busca romper el acuerdo básico de la democracia que es respetar al que gana", evaluó Katopodis. Lampreabe vinculó "un intento de vaciamiento de la autoridad y quiebre de la convivencia democrática de las instituciones" con la condena y proscripción de Cristina. Incluso, advirtió sobre la posibilidad de que ese mismo clima se traslade a la próxima sesión del Senado, la Cámara que preside la vice. 

En esa línea, en el bloque del Frente de Todos en Diputados temían por un posible acuerdo de Juntos por el Cambio con el Interbloque Federal que apuntara a desalojar de la presidencia a Cecilia Moreau. La idea original, aseguraban, era colocar en ese lugar a Emilio Monzó -quien ocupó el cargo durante el macrismo-, pero resultó vetado internamente por sus diferencias con Mauricio Macri. Una alternativa que surgía era entronizar a la randazzista Graciela Camaño. El dato que daba pie a esta hipótesis fue que el Interbloque Federal no participó de la sesión preparatoria para reelegir a Moreau, con lo que evitó que el Frente de Todos llegara al quórum.

Un cuadro inquietante con una Corte Suprema que sumó poder al asumir en el Consejo de la Magistratura, una sentencia judicial que apunta a la proscripción de la vicepresidenta y una oposición que busca avanzar en el manejo del Poder Legislativo. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►