Tras el cambio en la coparticipación, Alberto Fernández afirmó que "a alguno le duele renunciar a los privilegios"

El Presidente defendió la transferencia de un punto de los fondos de la Ciudad a la Provincia. Además, insistió en fortalecer la figura de un gobierno federal.

11 de septiembre, 2020 | 15.19

En medio de un acto de reimpulso a la obra pública, el presidente Alberto Fernández aprovechó para defender los recientes cambios al sistema de coparticipación, con el cual se transfirió un punto de la Ciudad de Buenos Aires hacia las arcas de la provincia de Buenos Aires. El mandatario remarcó su voluntad de diálogo pero habló de la necesidad de "renunciar a los privilegios".

Vicentín: de gran empresa a gran estafa

El mandatario encabezó a través de una videoconferencia el acto de reactivación de obras públicas y la puesta en marcha de nuevos trabajos para las provincias de Chubut, Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe y Tierra del Fuego, por una inversión de 31 mil millones de pesos. En ese contexto, también hizo referencia al punto de conflicto con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, que llevará la disputa a la Corte Suprema para evitar perder un punto de coparticipación.  

“Quiero que la Argentina sea un país más igualitario, federal, que crezca no en la concentración de unos pocos sino en la felicidad de millones”, expresó el jefe de Estado desde la residencia de Olivos, y enfatizó: "No estamos sembrando discordias sino igualdad. Ningún diálogo se rompe, pero a alguno le duele renunciar a los privilegios". Cabe recordar que fue el expresidente Mauricio Macri, en enero de 2016, quien elevó de forma injustificada los ingresos que recibe la Ciudad.

Buscar federalismo

En ese sentido, el Presidente remarcó que “una Argentina solidaria se construye y se integra allí donde los recursos que abundan se distribuyen de otro modo para aquellos que los están necesitando” y apuntó: “Allí donde la desigualdad aparece y la marginalidad asoma, deben aparecer acciones que igualen y políticas que abracen”. A su vez, aclaró: “Las políticas que tomamos no son en perjuicio de nadie, sino en favor de la gente, dictadas en favor de las mayorías argentinas que están dispersas en todo el país”.

Durante el acto, el jefe de Estado estuvo acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y del Interior, Eduardo de Pedro; la directora de Relaciones Institucionales de Obras Públicas, María Pía Vallarino; y se comunicó con los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni; Santa Fe, Omar Perotti; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; Tucumán, Juan Manzur; y Buenos Aires, Axel Kicillof. 

“Estas obras le van a cambiar la vida a mucha gente en nuestra Provincia”, señaló Kicillof. Las obras anunciadas incluyen la extensión de la Autopista Presidente Perón-Camino del Buen Ayre, que comprende 83 km desde el Acceso Oeste hasta la Autovía Ruta Provincial 2, con una inversión de 22.227 millones de pesos. Beneficiarán a 50 mil vehículos que circulan diariamente. También se realizarán 76 nuevas obras de agua y saneamiento por $4.258 millones en 46 localidades. “Esta ruta simboliza la producción, una mejor calidad de vida para muchos vecinos y vecinas. Todo este esfuerzo nos va a permitir que la Provincia y el país sigan funcionando, pero sobre todo, nos va a permitir despegar cuando termine la pandemia”, apuntó el gobernador con respecto a la obra que atraviesa 12 municipios. “Esta reactivación de la obra pública es muy importante, porque es trabajo hoy y bienestar mañana”, concluyó Kicillof. 

Al respecto, el Presidente enfatizó: “Allí donde la desigualdad aparece y la marginalidad asoma, deben aparecer acciones que igualen y políticas que abracen”, y agregó que “esos argentinos necesitan de recursos y del auxilio del Estado nacional para poder crecer y avanzar”. Asimismo, reflexionó: “Nosotros somos un Gobierno nacional de un país federal que a lo largo de los años se construyó de un modo muy desigual, muy poco equitativo y muy poco equilibrado”. Tras esto, marcó que “no hay una Argentina central y una Argentina periférica, y el esfuerzo que tenemos que hacer todos es el de integrar la Argentina de la mejor manera posible”.

A modo de conclusión, expresó: "Venimos de un tiempo difícil donde se dilapidó mucho dinero, donde nos endeudamos y ese dinero desapareció. No es que nos endeudamos para producir sino para que la picardía hiciera que ese dinero desapareciera de las arcas del Estado y no beneficiara a ninguno de los argentinos representados por los gobernadores”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►