Entre Ríos: trabajadores judiciales terminan el año cobrando menos que en 2019

Los reclamos a Gustavo Bordet se deben a la situación vivida en la provincia. Desde el sector reclaman una mejora salarial, luego de un año donde no sólo no han tenido aumentos de sueldo, sino que los ingresos han mermado.

30 de diciembre, 2020 | 19.27

Trabajadores judiciales de Entre Ríos concluyen 2020 con asambleas y movilizaciones. Las manifestaciones comenzaron la semana pasada, haciendo oír su reclamo frente a la Casa de Gobierno en Paraná, pero también se ha replicado en otros puntos importantes de la provincia que gobierna Gustavo Bordet, como Concordia y La Paz. Desde el sector reclaman una mejora salarial, luego de un año donde no sólo no han tenido aumentos de sueldo, sino que los ingresos han mermado como consecuencia de lo dispuesto por la Ley de Emergencia votada a fines de junio.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

"No estamos afectando el servicio de Justicia y no es medida de fuerza directa, sino que nos tomamos algunos minutos para expresar el malestar de los trabajadores en general. Estamos exigiendo una recomposición salarial porque la última actualización fue en diciembre de 2019 y, al igual que los demás sectores, no hemos tenido paritarias" explicó a El Destape, Mario Brnuzak, secretario General de la Asociación de Judiciales de Entre Ríos -AJER-.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El dirigente explicó que, en su caso particular, los incrementos están dispuestos por la conocida como Ley de Enganche, que ata las subas de sueldo a las decisiones salariales de la Corte Suprema de Justicia. "Lo que pasa es que, en Entre Ríos, nos vimos afectados por la Ley de Emergencia, que suspendió nuestro régimen especial. De ese modo, quedamos a la espera de una actualización similar a la de los estatales. Pero en todo 2020 no hubo paritarias".

Desde AJER fueron recibidos por el ministro de Economía, Hugo Ballay, el último miércoles, luego de una reunión mantenida con los sindicatos de estatales y docentes donde se anunció que el llamado a paritarias será a fines de enero de 2021. "Nos explicaron la situación, que obviamente la entendemos. Sabemos cómo está la provincia y el país. Pero también hay que entender nuestra situación, porque al igual que la de todos los trabajadores nos vimos afectados por la inflación, que se ha disparado nuevamente en los últimos meses" resaltó Brnuzak

En rigor, hoy un trabajador judicial cobra menos que hace un año, porque su sueldo se vio afectado por la Ley de Emergencia aprobada a fines de junio, en el contexto de pandemia. Allí dos artículos afectaron directamente el salario de activos y pasivos provinciales: el 4º y el 6º. El primero de ellos estableció un cálculo de aportes personales, fijando como piso el 16% en sueldos de hasta 75 mil pesos brutos, es decir, unos 57 mil pesos de bolsillos. De ahí en más, fijó una escala: 18% de $75.001 a $100.000; 20% de $100.001 a $200.000 y 22% de $200.001 en adelante.

Por su lado, a través del artículo 6º, se resolvió un aporte extraordinario y solidario, que será liquidado de los haberes de los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones. El objeto, indica la ley, es cubrir el déficit previsional. La escala consiste en un 4% en haberes de $75.001 a $100.000; 6% en aquellos que van de $100.001 a $200.000; 8% en la escala de $200.001 a $300.000 y 10% en ingresos de más de $300.000. Se aclaró además que en el caso de percepción de más de un haber previsional otorgado por la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos, ya sea pensión o jubilación, el monto total sobre el que se calculara el porcentaje aplicable "estará dado por la suma de ambos conceptos".

"Nuevamente soportamos ser la variable de ajuste cuando hay una emergencia" indicó Brnuzak. Y acotó: "Sólo hubo montos fijos, en negro y no remunerables, que rechazamos de plano. No son fondos que vayan a nuestros aportes y además afecta a la Ley de Enganche, que está atada a la Ley Provincial 8.069, que fija que los ingresos de los trabajadores, según su escala, estarán vinculados en un porcentaje a los sueldos de los jueces del Superior Tribunal de Justicia. Nosotros pedimos que se cumplan con nuestras normas, que distribuyen los recursos de manera proporcional".

En total, dentro del Poder Judicial de Entre Ríos, trabajan 2.573 personas. De ellas, 1.800 son empleados, mientras que el resto son funcionarios y magistrados: "Cubrimos con esa gente más de 70 ciudades de los 17 departamentos. No sobramos. Y más, una de nuestras banderas que no deben crearse nuevos cargos sin la partida presupuestaria correspondiente. Contrario a lo que se dice o cree, hemos trabajado muchísimo en la pandemia, con sistemas remotos, desde nuestras casas, poniendo nuestro equipamiento y nuestra energía. Con errores y aciertos, nunca frenamos. Queremos que nos reconozcan eso".

De hecho, empleados del Poder Judicial han relevado algunas cifras que justamente ilustran lo que se ha trabajado en 2020, a saber: se iniciaron 48.211 causas nuevas en la primera instancia de los fueros de Familia, Civil y Comercial, Laboral, Penal y de Paz; se dictaron 70.484 resoluciones, de las cuales 25.443 corresponden a sentencias definitivas -soluciones finales a conflictos-; se realizaron 1.3 millones de actos procesales en todos los fueros e instancias; se recibieron 460 mil presentaciones digitales de profesionales y se continuó trabajando con las miles de causas en trámite iniciadas años anteriores.

Brnuzak puso de manifiesto además el esfuerzo realizado en el nuevo contexto: “Hay personas que no están acostumbradas a manejarse de manera digital, que son reticentes a los cambios, que les cuesta lo nuevo. Sin embargo, tuvieron que acostumbrarse y poner todo el empeño para que el servicio funcionara. Hubo reclamos de algunos sectores que dijeron que no trabajamos, pero es mentira, porque sólo se paró un par de semanas, en la cuarentena y como sucedió en todos lados. Luego de eso se trabajó normalmente”.

Para pasar en limpio: los aumentos a los trabajadores judiciales son determinados por la Corte Suprema, pero los fondos que van al bolsillo de los trabajadores salen de las arcas provinciales. Por eso mismo, en febrero, un plenario de AJER tomó la decisión de mostrar un gesto de austeridad en la crisis: se acordó por un término de seis meses no hacer ningún tipo de reclamo salarial, ya sea que hubiere o no incremento desde Nación. "Pero luego vino la Ley de Emergencia, que suspendió las leyes especiales. Como consecuencia de la inflación, pedimos una recomposición. Los salarios se han quedado muy atrás" expresó asimismo Alcides Zilloni, secretario General de AJER en Concordia.

El gremialista apuntó, además: "Algunos piensan que acá se trabaja de 7 a 13, pero la realidad que hay muchos fueros donde se está activo durante toda la jornada. Somos trabajadores como cualquiera y por eso vamos a continuar con los reclamos". En Concordia, la modalidad fue parecida a la de Paraná: manifestaciones de media hora, sin resentir el servicio en general, con alrededor de 150 agentes en la calle. "Seguiremos así los días hábiles de esta semana y seguramente retomaremos los reclamos en 2021" finalizó Zilloni

LA FERIA DE EL DESTAPE ►