Correo: la fiscala Boquin solicitó a la Corte que anule la suspensión que favorece a los Macri

En un nuevo escrito, al que accedió El Destape, reveló que le impidieron intervenir para frenar esta nueva maniobra de los Macri y señaló que este nuevo favor a la familia del ex presidente está fuera de la ley.

21 de mayo, 2022 | 22.14

La fiscala Gabriela Boquin le solicitó a la Corte Suprema que anule el fallo que suspendió la causa Correo, el último de una cadena interminable de favores a los Macri en este expediente. Esa suspensión tiene una característica tan extraña como ilegal: dictada por las camaristas Matilde Ballerini y Maria Elsa Uzal pese a que la ley no lo permite, establece que el expediente por la deuda de los Macri se frene hasta que la Corte resuelva otra maniobra de los Macri vinculada a la intervención de la Justicia porteña en este caso para desplazar a Boquin. O sea, la Corte tiene ahora que resolver si anula un fallo que suspendía el caso Correo hasta que la misma Corte se pronunciara. Sueño con serpientes, canta Silvio.

En un nuevo escrito, al que accedió El Destape, Boquin revela que le ocultaron el trámite que terminó con el fallo para favorecer a la familia de Mauricio Macri. Eso viola la Constitución ya que las juezas Ballerini y Uzal, de la Sala B de la Cámara Comercial, impidieron la intervención de la fiscala del caso.

Boquin denuncia que “el fallo es nulo pues se omitió otorgar, previo a decidir, vista al Ministerio Público Fiscal del pedido de suspensión formulado”. En criollo, que se lo ocultaron. Pero no solo eso: demuestra que no la dejaron intervenir en el pedido de los Macri de suspender todo pero mientras le enviaban otros planteos de la familia del ex presidente. O sea, que las juezas la dejaron intervenir de manera selectiva, algo ilegal.

El escrito de Boquin es un recurso extraordinario directo a la Corte. En sus 40 páginas detalla que:

  • No la dejaron intervenir en el pedido de suspensión presentado por los Macri, algo que viola la Constitución y la Ley del Ministerio Público Fiscal
  • Concedieron el deseo de los Macri por fuera de lo que prevé la ley
  • Luego de pedir que todo se suspendiera los Macri presentaron otros escritos para reimpulsar la causa, lo que revela una maniobra a dos bandas a todas luces irregular y que anulaba el pedido de suspensión previo
  • No hay ley que habilite la suspensión de una quiebra
  • Esto es un caso de gravedad institucional ya que revela privilegios para Correo Argentino, empresa de los Macri, de los que no gozan otras sociedades ni familias
  • Incluso el fallo con las firmas de las camaristas Ballerini y Uzal no tuvo una mayoría real ya que no coinciden en sus votos

Hoy estamos ante nuevas dilaciones. La garantía del plazo razonable no existe en estas actuaciones. La Excelentísima Corte debe ponerle coto a esta situación”, plantea Boquin, que en su escrito pide la nulidad del fallo de las camaristas Ballerini y Uzal del 4 de mayo pasado. Para Boquin, la resolución que suspendió todo el expediente hasta que la Corte se pronuncie es “nula, contraria a derecho y arbitraria”.

“No he visto en 28 años como abogada, ni en más de 7 años de Fiscal (y habiendo intervenido en miles de dictámenes) que un concurso preventivo lleve más de 20 años de trámite”, agregó Boquin. Todo queda ahora en manos de la Corte, que desde hace junio de 2021 tiene el caso Correo para resolver.

Que no se meta

Entre múltiples irregularidades, el punto clave que señala Boquin es que las juezas que favorecieron a los Macri le impidieron intervenir. Para Boquin “se silenció al Ministerio Público Fiscal de dos maneras: 1ro.) omitiendo dar vista del pedido de suspensión y 2do.) ignorando un dictamen determinante y conclusivo acerca de tan anómalo proceso”.

Ese dictamen al que se refiere es sobre la apelación de la quiebra que hicieron los Macri y lo presentó en febrero pasado. Dice, tal como informó El Destape, que la suspensión de la quiebra de una empresa no está prevista por la ley y que es inapelable. Detalla a su vez el vaciamiento de Correo en detrimento de sus acreedores y, vale decir, también de algunos de sus accionistas, tal como denunció el propio Mariano Macri. En ese dictamen demoledor Boquin precisa cómo los Macri manipularon las mayorías que pide la ley para un acuerdo con acreedores y demuele el argumento según el cuál la culpa de que no se llegue a un arreglo es del Estado.

Todo eso no fue tenido en cuenta por las camaristas Ballerini y Uzal para suspender todo y, para colmo, impidieron una nueva intervención de Boquin. “Quizás existe un intento de eludir pronunciarse en torno a lo dictaminado el 13/12/2021 donde se formularon graves denuncias contra la concursada como también se señalaron irregularidades incurridas por el propio Tribunal”, señala Boquin.

Es arbitrario resolver sin dar vista al Ministerio Público del pedido de suspensión, en virtud de que: (i) no es una parte más en el proceso sino que cumple una función constitucional que no debe ser obstaculizada; (ii) los fundamentos esgrimidos por esta Fiscalía General pueden ser definitorios para la solución del caso; (iii) se sorprendió a esta Magistrada en su buena fe, ya que al presentarse el escrito, la Sala resolvió el 26/08/2021 que proveería lo que correspondiera devueltas las actuaciones de la Fiscalía, dejando por ende que la suscripta avanzara con un dictamen en el que denuncié graves irregularidades y fraudes para luego silenciarlo a través de la resolución recurrida”, resumió Boquin en este recurso extraordinario a la Corte.

El otro punto importante es  que este favor a los Macri que hicieron las camaristas Ballerini y Uzal no es legal. Boquin explica que ese fallo “resulta contrario a derecho y por lo tanto arbitrario pues no existe en el ordenamiento norma que autorice la suspensión del proceso de quiebra. Más bien todo lo contrario”. Y agrega que “la suspensión del curso del proceso concedida sin respaldo legal”, implica “un trato diferencial para con Correo Argentino SA por parte de las juezas, dado que no conozco casos en que un planteo de recusación suspenda el trámite de una quiebra”. La recusación es la que los Macri hicieron contra ella, para la cual quieren que intervenga la Justicia porteña y sobre lo que tiene que resolver -también- la Corte.

Gravedad institucional

Lo decidido genera gravedad institucional pues el precedente podría generar un caos en la justicia nacional paralizándose procesos como consecuencia de planteos como el aquí resuelto implicando una gran incertidumbre jurídica”, argumenta también Boquin.

 “Lo resuelto reviste gravedad institucional por cuanto las juezas invocando decisiones pendientes en incidentes de recusación –cuyo trámite no habilita legalmente suspensión alguna y que han llegado hasta la Corte Suprema en virtud de un supuesto conflicto de competencia que no sería tal, considerando que el Tribunal Superior de Justicia carece de competencia para inmiscuirse en procesos que tramitan ante la Justicia nacional comercial – han permitido que no se resuelva sobre el decreto de quiebra de Correo Argentino SA”, describe Boquin.

La fiscala advierte que esto puede traer “gravísimas consecuencias respecto de este proceso pero también con posibles efectos expansivos sobre otros procesos en trámite, lo que llevaría a paralizar por esta vía a la Justicia Nacional”.

Sin mayoría

Otro punto importante en el recurso extraordinario que firmó Boquin es que no hubo mayoría en el fallo que suspendió todo en favor de los Macri. Coincide en esto con Carlos Zannini, que como jefe de los abogados del Estado también pidió la nulidad del fallo con este argumento, tal como informó El Destape.

Para Zannini tiene que anularse el fallo con la mayoría de las camaristas Ballerini y Uzal para complacer a los Macri ya que no tiene fundamento legal y además conformaron una mayoría pese a que resolvieron cosas distintas. Boquin escribió que “la supuesta mayoría referida a los votos de las Dras. Ballerini y Uzal no es tal, pues no coinciden en sus fundamentos resultando por lo tanto insuficientes para considerarla conformada, tornando nulo el fallo del 4/5/2022 cuya parte resolutiva también resulta imprecisa”.

En el caso de la jueza Ballerini la cuestión se agrava, ya que es cómplice del letargo de este expediente hace añares. Boquin muestra que el voto de la camarista Ballerini “carece de todo fundamento normativo ya que no referencia norma alguna en el mismo” y recalca que la jueza “afirmó que se estaría ante un escenario 'inédito' (sic) y que no se podría decidir en torno al recurso de apelación contra el decreto de quiebra sin tener en cuenta dicha circunstancia, exhibiendo la cuestión ‘aristas que exceden decisiones judiciales’. La vocal no aclara cuáles serían tales aristas, impidiendo también por ello su eventual consideración por parte de la suscripta”.

Vigencia

En su nuevo escrito Boquin reconstruye la cronología de las presentaciones de los Macri para demostrar que no hubo ningún cambio en los 9 meses que pasaron entre que pidieron suspender todo (20/8/2021) y se los concedieron (4/5/2022). Detalla que luego del pedido de suspensión los Macri presentaron 7 escritos, varios de los cuales le fueron ocultados, pero que la Sala B de la Cámara Comercial daba curso pese a que antes habían pedido la suspensión. “Por ello la suspensión decretada el 4/5/2022 es sorprendente,disruptiva e inédita”, insiste Boquin.

De hecho, el 26 de agosto de 2021, a menos de una semana de que los Macri pidieran suspender todo con la excusa de que la Corte tenía que definir si el TSJ porteño puede entrometerse en este caso, el procurador interino Eduardo Casal dictaminó que eso no era viable. Desde entonces el caso está cajoneado por la Corte y la Cámara Comercial esperaba, pero de repente cambió de opinión. “sin dar razón alguna para el cambio de criterio y sin intervención de la Fiscalía resolvió suspender el trámite”, insiste Boquin.

Boquin también revela que el pedido de suspensión perdió vigencia por presentaciones hechas por los propios Macri. Es que por un lado pedían la suspensión y por el otro que la misma Sala B resolviera si confirmar o no la quiebra de Correo Argentino. El hecho de que pidieran suspender todo y luego que la cuestión central, la quiebra, se resolviera, hace que el pedido de suspensión perdiera vigencia.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►