El hermano de Macri confirmó el vaciamiento de Correo

La información aparece en el libro "Hermano", del periodista Santiago O'Donnell, y confirma lo que investigó y denunció la fiscala Gabriela Boquin, aún hoy perseguida por el macrismo.

24 de octubre, 2020 | 23.28

Mariano Macri, el hermano menor de Mauricio, confirmó las maniobras que hizo su familia para vaciar Correo Argentino luego de que dejaran de pagar el canon y especialmente tras la quita de la concesión por parte de Néstor Kirchner. Fue a través de la empresa Logística de Avanzada, un dato que ya había revelado y denunciado la fiscala Gabriela Boquin. El hermano de Macri también dijo que todo lo que ingresaba por esa empresa era “plata negra” y lo vinculó a las cuentas offshore a su nombre y el de sus hermanos.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

El dato figura en el libro “Hermano”, del periodista Santiago O’Donnell, en el capítulo dedicado al caso Correo Argentino.

Mariano Macri cuenta que, “para sobrevivir a la confiscación del Correo”, su padre Franco llegó a un acuerdo con el Exxel Group, que era dueño de OCA. Y que armaron una empresa llamada LDA que, en sus palabras, “era una subcontratada del Correo que facturaba muchos millones de dólares para distribuir paquetes, hacía toda la logística”. LDA es Logística de Avanzada, una de las firmas que la fiscala Boquin descubrió como parte del vaciamiento de Correo.

De hecho, según describió Boquin, Logística de Avanzada es la empresa que más dinero cobró de Correo Argentino durante su vaciamiento, con 4.145.756 pesos de noviembre de 2003 a febrero de 2004. Por el relato de Mariano Macri todo indica que ese flujo de dinero continuó varios años.

“Era plata negra, porque no podía aparecer ni en OCA ni en ninguna empresa propia; si no, hubiese quedado escrachada por todos los kirchneristas”, contó Mariano, y agregó: “Esa guita no se rendía jamás”.

El hermano menor de los Macri traza también un vínculo entre ese dinero negro y la aparición del apellido familiar en los Paradise Papers, una filtración del banco suizo UBS similar a los Panamá Papers. Allí quedaron involucrados Mariano y Gianfranco Macri, por una sociedad offshore creada en Panamá llamada BF Corporation por la que pasaron al menos 16,5 millones de dólares y otra llamada EQT SA, creada en Uruguay.

Todo esto decanta en el caso en el que estoy imputado por los Paradise Papers”, dijo Mariano Macri. “Yo especulo que el único ingreso importante posible era la guita del Correo, de LDA; no se me ocurre otro. Y sostengo que ese debe ser el origen de los fondos de esas dos que, se supone, nos benefician a Gianfranco y a mí y por las cuales quedamos imputados en una causa penal en la que sobreseyeron a Mauricio”.

En el libro, Mariano coincide con Mauricio en criticar lo que llama la “confiscación” de Correo y a la fiscala Boquin. “Con una jugada artística y mediática muy oportuna en la que mete al grupo en la defensiva, Boquin logró instalar en la opinión pública algo descabellado. Habló de 70 mil millones, cifra a la que no podés llegar desde ningún punto de vista”, contó para el libro. Esta parte es toda errónea.

Si había un momento poco oportuno para intervenir en el caso Correo era justo cuando Mauricio como presidente le quería condonar la deuda con el Estado a su familia. El primer dictamen de la fiscala Boquin es del 8 de febrero de 2017, en pleno auge PRO. Boquin, de hecho, sufrió y sufre hasta el día de hoy todo tipo de presiones por parte del macrismo por haber parado esa maniobra. En los últimos días, el propio Macri la nombró varias veces en su raid televisivo e hizo activar un sumario en su contra.

El otro dato erróneo en la frase de Mariano Macri es que la cifra de los 70.000 millones de pesos que los Macri dejarían de pagar tampoco fue elaborada por Boquin, sino por Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero en las Investigaciones (DAFI) de la Procuración General de la Nación.

El cálculo era a partir de la oferta que hizo la familia Macri y que aceptó el Gobierno de Macri. La oferta eran 15 cuotas anuales empezando desde el año siguiente que cerraran el acuerdo (en ese entonces 2018) más una cuota de intereses del 7%. Las cuotas en realidad eran falsas, ya que no pagaba casi nada hasta el final del período. Quedaba así: de la cuota 1 a la 4 el 1% de la deuda; de la 5 a la 9 el 2%; la 12 y 13 el 15%; la 14 el 20% y la 15 el 30%. La cuota 16 eran los intereses.

Es decir, en la propuesta que aceptó el gobierno macrista, el 50% de la deuda de la familia Macri con el Estado se hubiera pagado en el 2032 y 2033, es decir, con 32 años de demora y en pesos, ergo, licuada por el paso el tiempo. Tomando en cuenta que el concurso preventivo de Correo Argentino databa del 19 de septiembre de 2001 y utilizando la tasa activa mensual del Banco Nación, la quita real si avanzaba esa propuesta hubiera sido de 70.163 millones de pesos.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►