Del heredero de Yabrán a Ramón Puerta: las 5 empresas que pueden salvar a Macri en la Causa Correo

Al filo de la quiebra, la presentación de personas físicas y jurídicas postergó la decisión judicial. Quienes son los oferentes que pueden rescatar al clan Macri de escándalo.

20 de agosto, 2020 | 22.29

Mauricio Macri y su familia lograron una vez más dilatar la quiebra de Correo Argentino, la empresa con la que tienen una multimillonaria deuda con el Estado y más de 700 acreedores hace 18 años. Hubo 5 inscriptos, cuatro empresas y una persona suelta, en el salvataje que habilita la ley antes de la quiebra. La situación es por demás extraña, ya que se presentan a salvar una empresa que sólo tiene deudas y no tiene actividad. No parece haber otra explicación que una nueva maniobra de la familia Macri para ganar tiempo, que Correo no quiebre y continuar si pagar sus deudas.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Los nombres y personajes detrás de las empresas que se inscribieron para salvar a la familia Macri son los siguientes: Organización Courier Argentina SA (OCASA), manejada por Héctor Colella, heredero de Alredo Yabrán y de vínculo estrecho con Mercado Libre y Marcos Galperín; Transporte Chimiray SRL, del aliado PRO Ramón Puerta; MV Cargo SAS, la figura jurídica para crear sociedades rápidas que implementó el macrismo; Valuaciones SA, que se dedica a la actividad inmobiliaria; y Jorge Alberto Anselmi, que extrañamente se presentó como individuo y no como empresa.

Tal como informó El Destape, los Macri tenían cinco días para evitar la quiebra de Correo. El plazo vencía hoy. Esto es porque, tras 15 años de dilaciones y demoras, se puso en marcha el proceso de salvataje que estipula la ley de Quiebras una vez que no se logra un acuerdo entre el deudor, Correo Argentino, y los acreedores, cuyo principal actor es el Estado.Con la aparición de estos 5 inscriptos en el salvataje los Macri demoran la quiebra de Correo Argentino, que se extendería a Socma.

Mientras armaban esto, prepararon el terreno con una operación de prensa que contó con la pluma de Hugo Alconada Mon en La Nación y con una nota sin firma en Clarín. Alconada Mon buscó instalar que este caso es una persecución de CFK a los hijos de Macri, sin mencionar que esta causa data del 2001, que en 2004 ya hubo una resolución judicial que ordenó el salvataje pero que fue evitada por triquiñuelas judiciales de los Macri y sus jueces serviciales, que en 2009 fue Macri quien cedió las acciones a sus hijos y que fue el mismo Mauricio quien en 2016, una vez en la Presidencia, quiso condonar esa deuda de su familia con el Estado. La pluma de La Nación también se olvidó que en todo el expediente no hay mención a los hijos de Macri así como tampoco en la cobertura mediática que este cronista hizo en los últimos años sobre el caso. Lo de Clarín fue aún más burdo: copiaron y pegaron un texto a todas luces escrito por los abogados de la familia Macri.

En el caso de OCASA, comandada por Colella, se trata de una empresa de logística que logró hace 3 años quedarse con la distribución de las ventas de Mercado Libre. Los puntos de contacto entre Colella, Galperín y Macri no son pocos. Colella fue socio de Yabrán en OCA y se quedó con las empresa hasta que se la vendió al Exxel Group. Hubo varios pases de manos de OCA, entre ellos su adquisición en 2004 por el Fondo Advent, del que participaban los Macri. Fue poco después que Néstor Kirchner revocara la concesión de Correo Argentino por la falta de pago del canon por parte de los Macri.

La aparición de Ramón Puerta en este expediente revela que Macri salió en búsqueda de amigos que le permitan ganar tiempo. Puerta fue uno de los principales aliados de Macri, que lo designó embajador en España. Ahora Puerta se presentó al salvataje de Correo Argentino desde su empresa Transporte Chimiray, que tiene apenas 2 empleados registrados. No es raro el dato: Puerta tiene un largo historial vinculado a la explotación laboral, tal como contó Sebastián Premici en el libro “Los aliados esclavistas de Mauricio Macri”.

Anselmi, que se presentó como individuo, todo parece indicar que es el dueño de Organización Anselmi. Lo curioso es que esta empresa, al igual que el Correo de los Macri, entró en concurso de acreedores y, también como los Macri, hizo una propuesta abusiva que fue rechazada por la fiscala Gabriela Boquin. La deuda era de 18 millones de pesos en 2015. Tuvo que reformular su propuesta y recién se la homologaron en 2019. La está pagando, pero dice que se va a hacer cargo de las deudas de los Macri. Complicado.

Otra de las firmas que se presenta a salvar a los Macri es MV Cargo SAS. Las SAS, Sociedades por Acciones Simplificadas, son una de las herencias del macrismo que permite la creación de sociedades en pocas horas con un relajamiento de los controles. Esta fue creada el 9 de octubre de 2018 por Sergio Daniel Villarreal y Carlos Mariano Moiraghi. No tiene empleados registrados ni antecedentes crediticios pero sí un cheque rechazado en enero de 2020 por falta de fondos. Eran 20.000 pesos, pero dicen que quieren hacerse cargo de la multimillonaria deuda de Correo Argentino.

Por último aparece para salvar a los Macri la empresa Valuaciones SA, registrada como inmobiliaria. La preside José María Fresco, tiene varios balances en negativo en los últimos años y no se explica cómo se haría cargo de Correo Argentino.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►