Una jueza que firmó la apertura de escuelas es hermana de un funcionario porteño

Se profundiza el conflicto por el rechazo al DNU que exige la suspensión de las clases presenciales. Una de las juezas que falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires, es hermana de un funcionario del Jefe de Gobierno.

18 de abril, 2021 | 21.03

Para sorpresa de nadie, una de las juezas que ordenó habilitar las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires es hermana de un funcionario de Horacio Rodríguez Larreta. Se trata de la camarista porteña Nieves Macchiavelli que es hermana de Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Este domingo, la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires ordenó habilitar las clases presenciales desde el lunes 19 de abril, en igual sentido que la intención del gobierno porteño. De esta forma, el tribunal de jueces que es integrado por Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli falló contra el Decreto de Necesidad y Urgencia que publicó el gobierno nacional el último viernes con el objetivo de frenar los contagios de Coronavirus tras alcanzar picos récord y tener al sistema de salud pendiendo de un hilo. 

Los abogados Adrián Albor y María Cecilia Fernández dijeron en la presentación que hicieron frente a la Justicia en nombre de sus hijos que la jueza "Macchiavelli es hermana del principal armador político de Rodríguez Larreta, Eduardo Macchiavelli funcionario del GCBA y secretario general del partido al que pertenece el alcalde porteño", lo que determinaría que la magistrada "no pueda decidir con ecuanimidad".

El Gobierno porteño celebró la resolución de la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la ciudad de Buenos Aires al planteo elevado por un grupo de padres y ONG que reclamaron el fin de semana la reapertura de las aulas y el dictado de clases presenciales en la Ciudad, pasando por alto no sólo el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dictado por el presidente Alberto Fernández para suspender toda actividad con asistencia en los establecimientos hasta el próximo 30 de abril sino también la propia pandemia de Coronavirus que cada día supera las cifras de contagios.

La operación comenzó cuando el juez porteño Marcelo Segón consideró que no debía intervenir y pidió que el caso fuera enviado a su par Romina Tesone, quien se declaró incompetente para resolver frente al amparo presentado por las Defensorías Oficiales en representación de los padres. Nieves Macchiavelli integra la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo junto a que los jueces Marcelo López Alfonsín y Laura Alejandra Perugini.

En decisión unánime, los tres letrados resolvieron "disponer al continuidad de la presencialidad de las clases", a la vez, suspender "lo dispuesto por el DNU 241/21" del Poder Ejecutivo, determinando que se reabran las escuelas en la Ciudad más allá de la situación epidemiológica más crítica desde que inició la pandemia de Coronavirus.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►