Coronavirus: Tandil, al borde del colapso sanitario tras rebelarse a Kicillof

La ciudad natal de Mauricio Macri cuenta con apenas cinco camas disponibles. Hace unos meses decidió usar su propio sistema de combate al coronavirus, para justificar mayores aperturas. 

18 de enero, 2021 | 07.57

 La ciudad de Tandil se encuentra al borde del colapso sanitario, con solo cinco camas disponibles para pacientes con coronavirus Covid-19, con más de 600 personas cursando la enfermedad en este momento. La ciudad natal de Mauricio Macri, gobernada por el radical Miguel Ángel Lunghi, había adoptado su propio sistema de "semáforo" y apartado del sistema de fases que dispuso la provincia de Buenos Aires en todo su territorio, como forma de justificar mayores aperturas locales. 

En el último parte sanitario el municipio informó 31 nuevos contagios, un número importante teniendo en cuenta que los domingos no se hacen testeos. Según el informe municipal, al día de hoy hay 620 casos activos, de los cuales 36 pertenecen a María Ignacia, Estación Vela, y 4 a Gardey.

De todos modos, según informó el sitio del diario "El Eco de Tandil", el foco está puesto en el crecimiento de los positivos y el impacto en la disponibilidad de camas para la demanda de pacientes que requieran atención. Según se detalla, en Tandil quedan cinco camas disponibles: una en terapia y otra en unidad coronaria de la Nueva Clínica Chacabuco; una en el área de cuidados respiratorios intermedios del Hospital Municipal "Ramón Santamarina" y dos en el de Niños "Dr.   Debilio Blanco Villegas" equipadas para adultos.

Sistema de fases vs semáforo

El intendente Lunghi había dispuesto apartarse del sistema de fases que estableció la provincia para evaluar el estado de la pandemia en cada distrito, y en cambio comenzó a adoptar por su cuenta un "semáforo" según la evolución de los contagios. La medida fue criticada en su momento por el gobierno bonaerense, ante la necesidad de sostener una lucha mancomunada contra la pandemia y la actitud de algunos intendentes de Juntos por el Cambio de querer mostrar una mayor apertura de actividades cuando la situación sanitaria estaba en riesgo. 

Sin embargo, desde la propia cabeza de Juntos por el Cambio se ha impulsado una actitud casi negacionista de la pandemia de coronavirus. El propio Mauricio Macri, oriundo de Tandil, ha sido un crítico de las medidas que tomó el gobierno nacional, las mismas que se han adoptado en todo el mundo en distintos momentos. 

"Una de las cuarentenas más largas y destructivas del mundo, dejamos de ver a nuestros afectos, encerramos insanamente a nuestros niños", disparó el ex jefe de Estado y primer presidente en perder su posibilidad de reelección. Hoy, los principales países europeos han adoptado medidas de confinamiento, con cierre de clases incluido, ante una segunda ola que golpea mucho más duramente que la primera. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►