Coronavirus en el AMBA: Junto a intendentes del Conurbano, Axel Kicillof criticó las aperturas de Capital Federal

Con todo el gabinete presente y cinco mandatarios en representación del conurbano, disparó contra las aperturas que se realizaron en CABA. “No es momento para hacer política”, reiteró una y otra vez.

31 de agosto, 2020 | 14.07

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, realizó una conferencia de prensa en la que se criticó las aperturas que se dieron en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “El que piense que se puede vivir como era antes vive en otro planeta”, disparó y agregó: “No es un año electoral, no es momento de hacer política. A la hora de elegir la salud de los y las bonaerenses voy a ser inflexible”. El mensaje que envió al gobierno porteño y a la oposición que exige mayores aperturas lo hizo acompañado de cinco intendentes que gobiernan los cordones del conurbano y todos sus ministros y ministras.  

La máxima autoridad sentó a su lado a los jefes comunales de Juntos por el Cambio, Néstor Grindetti de Lanús y al platense Julio Garro. También estuvieron Juan Horacio Zabaleta de Hurlingham; Martín Insaurralde por Lomas de Zamora, Mayra Mendoza de Quilmes, y la titular de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Elisa Estenssoro.

Participó la gran mayoría de su gabinete, algo que no ocurría hacía varias semanas producto del aislamiento. Se los vio acompañando al gobernador a Teresa García, ministra de gobierno, Sergio Berni, ministro de seguridad, su par de Justicia, Julio Alak, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el ministro y viceministro de Salud, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak, y  Andrés "Cuervo" Larroque, ministro de Desarrollo bonaerense, entre otros. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Sin preámbulos ni reunión de gestión previa, el anuncio fue el hecho más importante del día por parte del gobierno bonaerense. El mensaje político fue unívoco: en la provincia de Buenos  Aires se trabaja en conjunto sin importar las diferencias políticas y, hasta tanto la cantidad de infectados sigue igual o mayor, no habrá nuevas aperturas en las ciudades más comprometidas. 

Los discursos de los cinco jefes comunales fueron en sintonía con Kicillof. Julio Garro afirmó que “este virus se nos cruzó en el camino y nos hizo cambiar costumbres. Nos hemos comportado muy bien y  hemos hecho un gran trabajo”. “Juanchi” Zabaleta remarcó que “decidimos cuidar la vida y la cuarentena sirvió para tener más hospitales y camas. El plan Detectar fue maravilloso porque nos permitió adelantarnos”. 

El mandatario de Lanús, Néstor Grindetti, remarcó que “la asistencia social, de salud y económica son los tres temas en los que estamos enfocados. Con Lomas de Zamora – una de las ciudades con las que limita - estamos coordinando para no hacer cosas diferentes y dar un mismo mensaje”. En ese sentido, el lomense Martín Insaurralde fue uno de los más críticos con los aperturistas: “Cada vez que encontramos un sector que se excede, los invitaría a recorrer alguna terapia intensiva, algún centro de diagnóstico u hospital y ver cómo el personal de salud le pone el hombro y el alma”. Además recordó cuando contrajo coronavirus y estuvo 13 días en un hospital municipal: “Si no se hubieran cuadriplicado las camas, yo no hubiera podido atenderme”.  

Finamente, Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes repasó lo realizado en su ciudad y recalcó: “Estamos en una situación crítica, sumamos 130 trabajadores de salud para poder garantizar el derecho a la salud de los habitantes. Tenemos que ser más solidarios y ese es el camino, la pandemia visibilizó aún más las desigualdades que teníamos en agenda”.  

Las últimas estadísticas señalan que la tasa de contagio en Capital Federal es 1 de cada 30 porteños y porteñas; en Gran Buenos Aires es 1 cada 60, y en el resto de la provincia 1 cada 250. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►