Clases en la Ciudad: Trotta acusa a Acuña de demorar la entrega de 6.500 netbooks

El ministro de Educación le envió una carta a su par porteña en la que le pide información georreferenciada para que los alumnos y alumnas puedan continuar con la escolaridad en plena la pandemia.

17 de septiembre, 2020 | 19.34

Mientras Horacio Rodríguez Larreta intenta que Alberto Fernández habilite las clases presenciales al aire libre, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta acusó a su par de Ciudad, Soledad Acuña, de no aportar la información suficiente para entregar las 6.500 netbooks a los chicos y chicas que las necesitan porque durante el aislamiento perdieron la conectividad con la escuela. Es una información clave para solucionar el problema de escolaridad de estos estudiantes de barrios vulnerables y evitar así que siga interrumpida su continuidad pedagógica.

A través de una nota, a la que accedió El Destape, Trotta le requirió nuevamente la información georreferenciada que Acuña se comprometió a enviar días atrás en un encuentro que mantuvieron en el Palacio Sarmiento. "Han pasado dos semanas desde la reunión en que presentamos nuestra propuesta de apoyo al gobierno de la Ciudad y creemos que para avanzar en esta dirección necesitamos dar pasos concretos y urgentes", advirtió Trotta. Si bien celebró los avances que consiguieron en las reuniones,  el funcionario bregó por "la necesidad de dar los pasos necesarios para volver efectivo nuestro apoyo".

Si bien el protocolo de la Ciudad para llevar adelante clases presenciales al aire libre en plazas y calles todavía no fue aprobado por Nación, las autoridades de la cartera educativa que dirige Trotta consideran que no es lo conveniente en este momento ya que el nivel de contagio todavía es alto. En distritos del país, como el caso de San Juan, las escuelas tuvieron que volver a cerrar por rebrotes de coronavirus.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según supo este portal, Trotta espera que en la reunión que mañana tendrán los equipos de ambas jurisdicciones se pueda disponer de las informaciones georreferenciadas para llevar a cabo la entrega de las computadoras que pertenecían al programa Conectar Igualdad y que fueron reacondicionadas tras estar abandonadas por el macrismo en el Correo Argentino. Los 6.500 dispositivos estarán destinados a la población estudiantil más afectada por el cierre de las clases presenciales.

"A partir del financiamiento que garantiza el Ministerio de Educación de la Nación, la Universidad de Buenos Aires (UBA) se encuentra disponible para contribuir y actuar de forma inmediata. En tal sentido, le solicito que disponga los medios y las informaciones necesarias para que se haga efectiva esta colaboración", señaló Trotta en otro pasaje del texto al que tuvo acceso este medio. 

Las autoridades porteñas tienen como primera prioridad para la nueva extensión del ASPO que haya clases presenciales, pese al riesgo que esto implica. Mientras que en Nación buscan garantizar el derecho a una educación priorizando el cuidado de la salud de toda la comunidad
educativa. "En momentos de enormes complejidades para todos los argentinos y argentinas debemos profundizar el trabajo mancomunado", cerró Trotta en su mensaje. En los próximos días habrá una definición sobre el tema.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►