Ciudad: Frente de Todos advierte por los testeos y la crisis de comercios

El gobierno de Rodríguez Larreta avanzó con una serie de medidas para el sector mercantil, pero representantes locales y nacionales de la principal fuerza opositora porteña advirtieron que las herramientas son insuficientes.

05 de julio, 2020 | 00.05

El Frente de Todos de la Ciudad de Buenos Aires en la situación sanitaria del distrito y en cómo se están abordando las políticas de prevención del COVID-19. Si bien el gobierno de Rodríguez Larreta anunció medidas paliativas para el sector comercial, el principal espacio opositor considera que son insuficientes.

"Salir del closet y conquistar el mundo"

Los ministros Nicolás Trotta (Educación), Matías Lammens (Turismo y Deportes) y Juan Cabandié (Ambiente), el senador nacional Mariano Recalde, las diputadas nacionales Mara Brawer, Gisela Marziotta, Paula Penacca y el diputado Eduardo Valdés participaron de un encuentro virtual en el que, según supo El Destape, manifestaron su preocupación por el estado de situación de los barrios más vulnerables, donde la desigualdad de la Ciudad se evidencia en los alarmantes índices de mortalidad del virus.

En diálogo con este medio, Recalde apuntó que si bien ponderan la coordinación con Alberto Fernández y Axel Kicillof, señalan que "las políticas que aplica Larreta no se puede escindir de los trece años de macrismo" y expresó su preocupación por  "las políticas que aplican en los barrios populares y con los más necesitados".

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Asimismo, resaltó la falta de información oficial que hay en la Ciudad ante la crisis sanitaria. "No tenemos estadísticas completas para tener un diagnóstico real porque no sabemos cuántos contagios reales hubo. Nos falta información cierta y no nos responden", afirmó. Y advirtió: "La información está incompleta, somos prudentes y no queremos generar alarma, pero el gobierno de la Ciudad no está dando toda la información".

En relación a este punto, la legisladora porteña del FdT Claudia Neira, apuntó a El Destape: "Estamos tratando de tener claridad sobre la información que se publica oficialmente y que de alguna manera nos daría más precisión de lo que ocurre en barrios donde están creciendo los contagios". 

También, expresó preocupación por el contagio comunitario en geriátricos y en sectores de trabajo esencial como los trabajadores del Estado. "Hay un gran peligro allí y es donde el gobierno de la Ciudad debe poner mayor atención para dar un a respuesta rápida".

Consultados por el El Destape, desde el Ministerio de Salud porteño aseguraron que se trabaja "en hospitales y geriátricos donde se realizan 60 mil testeos serológicos por semana para detectar nuevos focos" que suelen originarse a partir del contagio del personal sanitario.

El porcentaje de positividad en la Ciudad se encuentra hoy arriba del 35%, un número por encima del que recomienda la OMS (por debajo del 10%). Frente a esto, desde la cartera que dirige Fernán Quirós señalan que "se debe al desarrollo de los (dispositivos) Detectar, que se lleva adelante en 14 barrios porteños, lo que hace que lleve la positividad para arriba" y, esperan, en los próximos días ese porcentaje  vaya bajando productor del aislamiento estricto. Los barrios que concentran casi la mitad de los casos son Retiro, Flores, Villa Soldati, Barracas y Villa Lugano.

Desde el Frente de Todos exigen que los operativos para testear se deben hacer en todos los barrios. "Tiene que hacerse a escala más masiva y a mayor velocidad", apuntó a este medio el legislador del Fdt Manuel Socías. No tienen la misma visión en la gestión de Rodríguez Larreta, ya que aseguran que "no es una cuestión de testear más mas sino de hacer un testeo inteligente e ir buscando a dónde están los casos".

Crisis en el sector comercial

Esta semana, tras una reunión mantenida entre las autoridades de la Ciudad y de la Federación de Comercio e Industria (FECOBA), el gobierno de Rodríguez Larreta definió que los comercios no esenciales de la Ciudad quedarán exceptuados de pagar el impuesto de Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) durante junio y julio, y contarán con una línea de crédito a tasa fija del 12% y seis meses de gracia, para paliar el impacto de la
cuarentena. También se realizará la condonación del impuesto al uso del espacio público para los comerciantes que desarrollen su actividad en la vía pública y una suspensión de embargos hasta el 31 de agosto.

El Destape se contactó con fuentes del gobierno porteño y señalaron que las herramientas dispuestas involucran "a un total de 110 mil comercios", entre los que figuran, bares, restaurantes, librerías, peluquerías, jugueterías, hoteles, gimnasios y tiendas de indumentaria y calzado. Asimismo, resaltaron que "este paquete de medidas tendrá un costo fiscal de unos 600 millones de pesos, en un escenario en el que la recaudación viene cayendo 35% en términos reales como consecuencia de la cuarentena".

Sin embargo, el Frente de Todos marcó sus críticas con estas medidas. "Es el 0,12% del presupuesto de la Ciudad, es totalmente insuficiente y muchos de esos comercios están cerrados desde marzo y no podrán abrir hasta agosto o septiembre", explicó Socías a El Destape. "Planteamos eximición del ABL e Ingresos Brutos durante todo 2020 para que se puedan recuperar cuando retomen la actividad", señaló como propuesta desde el espacio.

Por otro lado, para dimensionar las diferencias entre Nación y Ciudad a la hora de ayudar al sector comercial, graficó: "Nación, con el ATP y el IFE, pone en la Ciudad más de 30 mil millones de pesos, es decir, 50 veces más de lo que pone el gobierno porteño con el presupuesto más millonario del país y con permiso de la Legislatura para endeudarse".

Espionaje ilegal

En la misma reunión, acordaron emitir un comunicado sobre la persecución política y el espionaje ilegal llevado a cabo por el gobierno macrista, que contó con la participación y la complicidad de efectivos de la Policía de la Ciudad. "Este silencio que tiene el gobierno de Larreta dice mucho. Hay policías de la Ciudad involucrados. Por un lado, vemos que Larreta y Santilli se constituyen en querellantes, pero no ayudan a dilucidar lo que pasó", señaló Recalde.

Sobre esto último, semanas atrás el oficialismo porteño bloqueó la interpelación solicitada por el Frente de Todos al Jefe de Gabinete de Rodríguez Larreta, Felipe Miguel, en la Legislatura porteña. El pedido era para que explicase sobre la reubicación de "efectivos dependientes de la Policía de la Ciudad en los servicios de inteligencia" de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en 2019. 

También estuvieron en el encuentro el Vicepresidente del bloque en la Legislatura, Javier Andrade, y la Vicepresidenta 2da de la Legislatura, María Rosa Muiños, así como los legisladores y legisladoras porteños Matías Barrotaveña, María Bielli, Lucía Cámpora, Ofelia Fernández, Victoria Montenegro, Claudio Morresi, Claudia Neira, Lorena Pokoik, Santiago Roberto, Leandro Santoro, Cecilia Segura, Juan Manuel Valdés y Laura Velasco, la Presidenta de la Auditoría de la Ciudad, Mariana Gagliardi, el auditor Lisandro Teszkiewicz y los presidentes de las Juntas Comunales 4 y 8, Ignacio Álvarez y Miguel Eviner.

Además, participaron funcionarios y dirigentes como el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus; la directora del Banco Ciudad Delfina Rossi; el Defensor del Pueblo, Alejandro Amor; el Presidente del Partido Justicialista de la Ciudad, Víctor Santa María; la titular del INADI, Victoria Donda; el síndico general de la Nación, Carlos Montero; el Secretario de Articulación Federal de la Seguridad del Ministerio de Seguridad Gabriel Fuks, entre otros.

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►