Sesiones mixtas más federales

02 de diciembre, 2020 | 16.58

El 1° de diciembre aprobamos el proyecto de ley para redistribuir los fondos que Mauricio Macri había entregado a Horacio Rodríguez Larreta por la transferencia de las fuerzas de seguridad federales a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ¿Por qué se le retiraron estos fondos? Porque el monto que les había dado era 10 veces superior a lo que correspondía. Ahora recibirá estrictamente lo que se necesita en valores que se actualizarán.

¿Por qué todos los argentinos tenemos que pagarle la policía a la CABA mientras que en cada provincia pagamos a nuestra policía? Esto es porque cuando la Nación transfiere servicios a una jurisdicción debe transferir los recursos a la misma, según se estableció desde 1994. Algún memorioso recordará que antes del 94’ la Nación transfirió escuelas y hospitales a las provincias sin los recursos y tuvimos que hacernos cargo. ¿Será que esta vez justo le tocaba a la CABA? Conjeturas.

Déjenme que exprese algunos puntos de forma. ¿Por qué después de ocho meses de trabajo en la Honorable Cámara de Diputados la oposición critica el sistema remoto y, por extensión, el mixto que se viene usando? Este sistema posibilita que quien quiera ir al recinto pueda hacerlo con protocolos y distanciamiento, a la vez que quien elige o necesita por cuestiones de salud, pueda conectarse, desde su casa, oficina o desde cualquier lugar que tenga conexión de Internet. En cada sesión, a pesar que muchos diputados de Juntos por el Cambio usan el sistema remoto, se lo critica, se piden reuniones presenciales, se burlan, lo descalifican y han llegado a decir que no se puede debatir con este sistema.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Vamos por parte. El sistema funciona muy bien, con estrictos controles de seguridad. Incluso se puede rectificar el voto si alguien se ha confundido, al igual que en el recinto.

Pero además, el sistema ha modernizado el trabajo en las comisiones, permitiendo discusiones y dictámenes (con firma digital) de una manera cierta. La cantidad de diputados y diputadas dando quórum, tanto en comisiones como en el recinto, nunca ha sido mejor. Las reuniones informativas han permitido invitar a especialistas de cualquier lugar del mundo en tiempo real, sin costos y sin demoras.

Entonces, ¿por qué tanta tensión cada vez que se debe renovar el protocolo que permite las sesiones mixtas? ¿Qué se esconde detrás de esta negativa? Primero, es probable que la oposición minoritaria pretenda impedir las sesiones para evitar la sanción de leyes. No es para enojarse, pasa en todos los parlamentos no dar quórum y esperar que las alianzas del oficialismo no lo consigan. Claro que con el porcentaje de presencialidad que genera el sistema mixto, esta táctica se complica. Se acabó la limitación del diputado o diputada que no llega por un vuelo o transporte que se retrasó o incluso por algún motivo familiar. Hoy todos pueden asistir. Esto es una de las ventajas indiscutidas del sistema, no un problema. Los diputados y diputadas representamos decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas, y este sistema telemático se los garantiza.

Permítanme dar otro motivo. La Cámara de Diputados tiene una composición federal dado que hay legisladores de todas las provincias. Sin embargo, la cantidad de diputados es proporcional a la población de una provincia, lo que tiene un sesgo evidente hacia las más pobladas. Esto ha hecho que los “porteños" hayan tenido una ventaja no escrita en relación al quórum, los dictámenes, la presencialidad. El sistema remoto transforma esa diferencia. Por ejemplo, una tormenta no va a impedir que un diputado del sur participe, opine y vote. Si bien el encuentro presencial es enriquecedor, las sesiones mixtas son seguras, eficientes y más federales. Han llegado para quedarse.

*Pablo Yedlin es diputado nacional del Frente de Todos y Presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública.

MÁS INFO
Pablo Yedlin

Senador nacional del interbloque Frente de Todos (Tucumán).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►