Alimentos: el “otro campo” lanzó la Mesa Agroalimentaria para disputar el modelo de producción

La “mesa del campo que faltaba” surge como respuesta de los agricultores familiares, campesinos y cooperativistas ante la urgencia de la crisis alimentaria, con el objetivo de ofrecer alimentos “a precios justos”, y el desafío de construir un nuevo modelo agrario que garantice la soberanía alimentaria. 

10 de junio, 2021 | 05.00

Las organizaciones que integran el llamado “otro campo lanzaron la Mesa Agroalimentaria Argentina, que surge como respuesta de los agricultores, campesinos y cooperativistas ante la urgencia de la crisis alimentaria, con el objetivo de ofrecer productos “de calidad y a precios justos”, y discutir las políticas públicas del sector.

La “mesa del campo que faltaba”, tal como la anunciaron, está conformada por la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT), el Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra (MNCI ST) y la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE). La presentación fue este miércoles por la tarde en una finca recuperada en Jocolí, en el norte de Mendoza, desde el Centro de Formación e Investigación Campesina (CEFIC Tierra).

“El campo que alimenta y construye Soberanía Alimentaria”, es el título del documento inicial presentado en el acto. Ahí marcan que se encuentra en tensión la visión sobre el modelo agroalimentario argentino, y reivindican la función social esencial que tiene la producción de alimentos, frente a la disyuntiva entre “concentración o democratización, soberanía o dependencia”.

Las organizaciones dejan en claro que contraponer un modelo de soberanía alimentaria con la producción para exportación y el ingreso de divisas es una falsa dicotomía. “¿Cuánto más vamos a sostener un modelo extranjerizado y dependiente, donde las penas son de nosotros y las vaquitas ajenas? ¿Cuánto más vamos a producir bajo la lógica del mercado y no desde la perspectiva de derechos humanos?”, se preguntan.

Rosalía Pellegrini, de la coordinación de la UTT, explica que “hay un campo al que le preocupa lo que le pasa al otro, que haya hambre en nuestro pueblo”, y marca una diferencia con un campo “más vinculado a los intereses de corporaciones internacional y preocupado por cómo cierra el precio de la soja en el mercado de Chicago, y que de vez en cuando amenaza con un lockout patronal para desabastecernos de alimentos”.

“Es la primera vez que hay una articulación agraria en la Argentina, amplia, que se expresa directamente en relación al abastecimiento de alimentos. Tenemos propuestas para resolver el hambre de nuestro país, y ya lo estamos haciendo con mucho esfuerzo, pero necesitamos políticas públicas”, dice Pellegrini en diálogo con El Destape Radio.

Plantean pasos concretos a dar, como la Ley de acceso a la Tierra; el financiamiento adecuado y acorde a la necesidad y realidad del sector; las normativas de habilitación de faena, elaboración y transporte integrado; un impulso real y promoción a la agroecología como modelo productivo; y el Estado como gran comprador para la implementación de políticas sociales y alimentarias.

Proponen la construcción de un plan nacional de abastecimiento que incluya un Plan Ganadero, ya que hoy en la Argentina se produce la misma cantidad de carne que hace 25 años. También un Plan Fruti-hortícola, planificar cuencas lácteas y fortalecer agroindustrias locales.

El acto de lanzamiento se transmitió en vivo por las redes sociales de las organizaciones, y participaron productores y miembros de pequeñas y medianas cooperativas de más de 18 provincias.

Se trata de productores de verduras, cooperativas lácteas que proveen leche a fábricas y grandes empresas, granjeros y granjeras que abastecen localmente huevos y carne, cooperativas de pequeños productores de frutas, familias crianceras y arrieras del monte y la cordillera que trabajan con cabras, ovejas y llamas.

“Somos quienes sostenemos el arraigo y el trabajo en el campo profundo o en los cordones hortícolas periurbanos. Somos cientos de miles de campesinos y campesinas, de pequeños y medianos productores y productoras, trabajadores y trabajadoras de la tierra a lo largo y ancho de nuestro país”, señalan en el documento.

En el acto, Nahuel Levaggi, coordinador nacional de la UTT, destacó la necesidad de “transformar el modelo agroalimentario argentino porque no aceptamos el hambre de ningún compatriota. No queremos más una argentina con hambre, no queremos más productores sin tierra, cooperativas que se funden. Queremos un país de pie y con soberanía alimentaria”.

Desde Misiones, Miriam Samudio, productora hortícola, expresó su alegría porque “desde el litoral argentino se concrete esta Mesa para que en cada rincón del país llegue el alimento y hagamos el camino de la soberanía alimentaria”.

En Córdoba, Silvio Antinori, presidente de Cooperativa Agrícola Ganadera de Armstrong Ltda. y tesorero de FECOFE, dijo que “esta Mesa no está en contra de la exportación pero está preocupada por el mercado interno y el trabajo en el interior. El cooperativismo y el asociativismo debe ser el modelo a seguir”.

Desde el acto central, en el norte mendocino, el presidente de FECOFE, Juan Manuel Rossi, señaló que el 92% de la población vive en grandes ciudades y solo un 8% en el campo. “Tenemos un país esperando ser producido. Nos hacen falta más actores, más productores, más pymes, más cooperativas. Eso se hace con un Estado presente y con las organizaciones pensando la política”, agregó Rossi.

Por último, Diego Montón, referente nacional del MNCI ST, explicó que “hoy este campo está produciendo para dar respuestas al acceso de alimentos saludables y a precio justo. El sentido central de esta mesa es avanzar en la construcción de la soberanía alimentaria en argentina”.

Ya en 2019, en un hecho que consideran histórico para el sector, se realizó el Foro Agrario por un Programa Soberano y Popular, donde elaboraron 21 puntos con propuestas de políticas públicas.

Consideran que el camino es hacia un nuevo modelo agroalimentario, con conciencia social, sustentable, rentable, con innovación tecnológica soberana; que garantice el mercado interno y aumente las capacidades de exportación y generación de riquezas para la Argentina.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►