Revolución Federal: citan a 9 testigos para seguir la pista del dinero

El fiscal Pollicita quiere saber si los supuestos proveedores de Morel son reales. También recibió un perfil patrimonial de todos los acusados. La familia Caputo aún no fue citada.

29 de noviembre, 2022 | 00.05

El fiscal Gerardo Pollicita citó a declaración testimonial a 9 supuestos proveedores de Jonathan Morel, el líder del violento grupo anti K Revolución Federal y el novel carpintero de Boulogne que recibió transferencias millonarias de la familia Caputo para un trabajo en Vaca Muerta, a más de 1.000 kilómetros. El fiscal también recibió un informe de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) con los perfiles patrimoniales de Morel y sus compañeros de Revolución Federal Leandro Sosa, Gastón Guerra y Sabrina Basile y de sus supuestas socias en la carpintería Ailen Cintia Valleros y Evelyn Nataly Balboa, quienes también hicieron facturas y recibieron transferencias millonarias de parte de la familia Caputo.

La pista del dinero es clave. Nadie puede explicar aún porqué la familia Caputo, puntualmente Rossana Pia Caputo, se le ocurrió contratar a una carpintería en Boulogne sin cartel a la calle y sin experiencia para que a su vez tercerice la confección de muebles con destino a un edificio de última generación a más de 1.000 kilómetros de distancia, en el pueblo neuquino de Añelo, donde se concentra el personal que trabaja en Vaca Muerta. También es difícil de explicar por qué no fue citado aún ningún integrante de la familia Caputo. Fuentes allegadas a la causa aseguran que si los convocan hoy deberá ser en calidad de imputados y no testigos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Abundan las contradicciones. Morel primero dijo que hizo los muebles, luego que tercerizó el trabajo. El abogado de los Caputo, Matías Cúneo Libarona, afirmó que los trabajos se hicieron en Boulogne y se trasladaron a Neuquén en un flete, pero nadie tiene un papel de ese recorrido. El abogado de Morel, Nilo Medina, dijo lo contrario, que no hubo flete y que los muebles se hicieron en Neuquén. Morel contó que aprendió carpintería por Youtube y que no sabe hacer el trabajo que le encomendaron los Caputo. Pero los Caputo presentaron un papel donde dicen que Morel viajó a Neuquén para supervisar la instalación de unos muebles que, según él, no sabe hacer.

El fiscal Pollicita y el juez Marcelo Martínez De Giorgi ya hicieron un allanamiento en el edificio financiado por el Fideicomiso Espacio Añelo, de los Caputo, y realizado por la empresa Idero. Pero la pesquisa se limitó a unas pocas habitaciones donde hay parte del mobiliario que los Caputo declararon que compraron, no se revisó el edificio completo, y no se obtuvo ningún dato ni documento que demuestre el recorrido de esos muebles hasta llegar a ese edificio.

Hubo también un allanamiento en la constructora Idero, a cargo de la obra y de la administración del edificio. Fueron a buscar los papeles de esos muebles. La policía fue atendida por el gerente de compras, que les dijo que “la documentación requerida no se encuentra en el edificio ya que no realizaron el traslado de la parte mobiliaria, ni tampoco realizaron la compra de dichos muebles”. Nadie sabe nada de los muebles.

Según le informó Caputo Hermanos a la Justicia, le giraron 8.717.130 pesos a Morel y 6 allegados por trabajados de carpintería. Y a otros proveedores que supuestamente no son allegados a Morel le transfirieron 4.846.509 pesos. Lo cierto es que no está tan clara la diferencia entre allegados al cofundador de Revolución Federal y no allegados.

Para proseguir con la pista del dinero, y en base a las transferencias y facturas que exiten en el expediente vinculados al Fideicomiso Espacio Añelo (de la familia Caputo), el fiscal Pollicita citó a:

  1. El Presidente de la firma Zetamix SA —Telasexpress—. Debe presentarse el 2 de diciembre, a las 9. Según informó la propia empresa Caputo Hermanos S.A al juzgado de Martínez de Giorgi, Zetamix es un proveedor “no relacionado con Jonathan Morel”. Afirman que por cortinas blackouts le giraron a Zetamix el 9 de junio de esta año 473.657 pesos. Fue por transferencia, según indicaron.
  2. El representante legal de la firma Gioluce SRL, nombre de fantasía DI LUCE. También fue convocado para el 2 de diciembre pero a las 10. Al igual que Zetamix, Caputo Hermanos S.A dijo al juzgado que Di Luce es un proveedor “no relacionado con Jonathan Morel”. Afirman que le compraron veladores el 22 de julio por 421.000 pesos. El pago fue por transferencia, aseguraron desde la empresa.
  3. Al representante legal de la firma Dormipol SA. Es el último testigo convocado para el 2 de diciembre. Se lo espera a las 11 en Comodoro Py. Con la misma lógica, desde Caputo Hermanos aseguran que esta firma tampoco está relacionada a Morel. La firma indicó a la Justicia que a Dormipol le compraron camas y almohadas. Por las camas aseguran haber pagado el 24 de mayo, apenas se crea Revolución Federal, 934.812 pesos vía transferencia. El 8 de junio aseguran haber abonado otros 934.800 pesos por las almohadas pero en efectivo. Resulta muy extraño que la suma sea similar para camas y almohadas. En su declaración indagatoria, Morel había dicho que él había gestionado las almohadas.
  4. A Sergio Cayetano Verde, la Justicia lo citó para a 5 de diciembre, a las 9. A diferencia del resto, Caputo Hermanos sí relaciona a Verde con Morel. Asegura haberle comprado el 24 de mayo de este año, el mismo día que a Francisco Aris y Dormipol, banquetas y sillas por 402.276 pesos vía transferencia.
  5. Al representante legal de la firma Cooperativa de Trabajo Los Artesanos limitada. La citación es para el mismo 5 de diciembre, a las 10. De acuerdo a Caputo Hermanos, a la cooperativa le realizaron dos pagos de 849.420 pesos cada uno por sillones. Los dos pagos suman 1.698.840. Fueron por transferencia según le dijo la empresa a la Justicia.
  6. Emanuel Dahir cierra la ronda de testigos del 5 de diciembre. Fue convocado a las 11. “Se lo cita en pos de ampliar la declaración brindada en marco de los autos principales de esta causa CFP 3103/2022 y en su carácter de Arquitecto a cargo de la obra realizada por la firma IDERO SRL”. “Deberá concurrir munido de toda la documentación que aquella firma posea con relación a: i) los servicios allí brindados por Jonathan MOREL y su equipo -contrato de existir, comprobantes de vuelos abonados, traslados, hospedaje del personal, etc.-, ii) el traslado y la recepción del mobiliario que se colocara luego en las unidades que conforman la edificación, debiéndose aclarar la información atinente a la compañía que se encargó de aquella actividad y el medio a través del cual lo hizo, siendo que en caso de haberse materializado por vía terrestre, deberán especificarse la cantidad de camiones y viajes que la tarea demandó, y aportarse la totalidad de remitos existentes”.
  7. A Diego Martín Patrignani se lo esperar para declarar el 7 de diciembre a las 10. Según informó la propia empresa Caputo Hermanos S.A al juzgado, Patrignani es un proveedor relacionado a Jonathan Morel. El 25 de mayo de este año le transfirió 168.000 pesos vía transferencia por trabajos de carpintería. El 27 de julio la firma asegura que volvió a pagarle a este carpintero. Le volvió a abonar 168.000 pesos pero esta vez en efectivo.
  8. Héctor Inocencio Di Rico está citado para el 7 de diciembre a las 11. Según informó la propia empresa Caputo Hermanos S.A al juzgado, Di Rico es un proveedor “no relacionado con Jonathan Morel”. La empresa afirma que le transfirió el 11 de julio de este año 383.000 pesos por la “confección de cortinas”.
  9. Francisco Javier Aris será el noveno y último testigo. Fue citado para el 7 de diciembre a las 12. Según informó la propia empresa Caputo Hermanos S.A al juzgado, Aris es un proveedor relacionado a Jonathan Morel. La firma, vía uno de sus fideicomisos, le giró pagó el 24 de mayo de este año la suma de 1.150.000 vía transferencia por trabajos de carpintería.

El fiscal Pollicita también solicitó que se investigue a María Isabel Said, que también presentó facturas para los fideicomisos de los Caputo, y Alejandro Crespo, que aparece como el mayor donante de Revolución Federal a través de la aplicación Cafecito. De los 57.212 pesos que recaudaron para sus escraches en agosto pasado, 48.000 los aportó Crespo.

La PROCELAC, por su parte, realizó perfiles patrimoniales de los acusados. En el caso de Morel encontró que se inscribió en el monotributo el 28 de diciembre de 2019. También que si bien Morel dijo que había tercerizado trabajos por 7 millones de pesos solo hay facturas a su nombre por aproximadamente la mitad de ese monto. Y que los saltos en su facturación fueron en junio y agosto de 2022, con una factura por 1.033.000 y otra por 926.500 pesos. Coinciden con el surgimiento de Revolución Federal y en la previa al atentado contra CFK. Tiene varias cuentas en bancos, en el Brubank, Santander y HSBC. Y detallaron las transacciones que recibió del Fideicomiso Espacio Añelo y del Fideicomiso Santa Clara Al Sur que, como informó El Destape, solía retirar en efectivo al día siguiente.

La situación patrimonial de Sosa es de lo más extraña. Por un lado no tiene ninguna inscripción en AFIP. Lo que sí aparece es un pago que hizo por 355.565 pesos en diciembre de 2021, luego casi no tiene facturas a su nombre. En marzo de 2022 recibió una transferencia extraordinaria de 534.194 pesos, muy lejos de ingresos de otros meses. También aparece que fue empleado de la Asociación ORT Argentina desde agosto de 2021 hasta septiembre de 2022, el momento del atentado contra CFK. También, al igual que Morel, hacía extracciones grandes de dinero. Por ejemplo, el 17 de marzo de 2022 retiró 420.000 pesos en efectivo. Otro dato es que tenía registrado a su nombre la aplicación Cafecito, de donde recibió 57.212 pesos. De esos, 48.000 los aportó Alejandro Crespo, a quien el fiscal Pollicita quiere investigar. Como dato curioso figura un viaje que hizo a Canadá a principios de este año.

En el caso de Guerra, figura como empleado de la firma Indhecos. Aparece como beneficiario de varias políticas sociales como la Asignación Universal por Hijo, la tarjeta Alimentaria y el programa Hogar (garrafa). Como dato extraño es que la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires informó que está registrado “con relación a las Agencias de Juego en Línea para la comercialización y/o expendio de los juegos en línea” desde el 17 de octubre pero que no tuvo ninguna transacción.

De Basile sí aparecen inscripciones en AFIP desde hace mucho. Aparecen 2 facturas de pagos que hizo por montos grandes, uno por 668.363 pesos a fines de 2021 y otra por 779.914 a principios de este año. Aparece facturando montos similares cada mes, por lo que parece una relación de dependencia encubierta. Lo extraño es que tiene acreditaciones bancarias mucho mayores a lo que factura, y en algunos meses por cifras muy altas. En diciembre de 2021 recibió transferencias por 911.096 pesos, en septiembre de 840.001. Aparece además como titular de 4 inmuebles en CABA.

Vallero, tal como informó El Destape, se inscribió en la AFIP como monotributista en mayo de este año, justo para cobrar las transferencias de la familia Caputo. Facturó 2.500.000 el mismo mes que se inscribió y luego montos muy menores. Lo curioso es que recibió transferencias mucho mayores a lo que facturó. En mayo le transfirieron 2.862.889 y desde noviembre de 2021 recibió mensualmente entre 295.120 y 408.802 pesos.

Balboa, la otra supuesta socia de Morel, se inscribió en el monotributo en junio pasado. Tal como informó El Destape, coincidió con las transferencias de la familia Caputo. Tiene facturas por 2.500.000 en junio pero transferencias por 1.102.530, menos de lo facturado. También hizo extracciones en efectivo altas, una de 840.000 pesos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►