Aníbal Fernández sobre el ataque a Cristina: "Sigan la guita"

De camino a Nueva York, en la comitiva presidencial, el ministro de Seguridad habló con los medios que cubren el viaje respecto a la investigación por el intento de magnicidio.

18 de septiembre, 2022 | 19.02

“Lo más importante es saber de dónde viene la plata”, definió Aníbal Fernández a bordo del avión que en unos minutos más aterrizó en el aeropuerto JFK de Nueva York. En camisa y sin saco, después de una noche de vuelo sin vicisitudes, Fernández se acercó a los enviados de prensa para dialogar sobre las novedades respecto a la investigación sobre el intento de asesinato de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

El ministro de Seguridad forma parte de la comitiva reducida que acompaña al presidente Alberto Fernández a participar de forma presencial en la Asamblea General de la ONU, aunque tendrá una agenda paralela orientada a la cooperación con organismos locales como la DEA, la policía neoyorkina, el departamento de Justicia y el FBI. Además, seguirá de cerca las novedades que llegan desde Buenos Aires. “A esta altura es el juzgado el que tiene todos los elementos y nosotros estamos trabajando fuertemente para asistirlo con mucha información”, aseguró el ministro, que manifiesta confianza en la labor de la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

“Cuando fui elegido presidente del Comité Latinoamericano de Seguridad Interior se trabajaban cinco delitos: narcotráfico, trata de personas, tráfico de personas, ciberdelito y lavado de dinero. Después a eso se le agregaron dos delitos más, los ambientales y el género. Pero cuando hablamos de los primeros cinco, lo que yo planteaba es que el último los cruza a los cuatro. Que lo más importante siempre es saber de dónde viene la plata. Y hay un documento muy fuerte de Homeland Security que dice puntualmente follow the money, sigan la guita. Nosotros creemos que es imperioso buscar la plata. Que es imperioso", sentenció.

— ¿Crees que por encima de los atacantes hay una estructura o no?

— No tengo nada que me lo demuestre todavía ni nada que no me lo demuestre todavía. Hay un trabajo que se tiene que hacer precisamente porque al seguir el dinero podemos encontrarnos con algo importante, no lo sabemos todavía.

— Hay una presunción…

— Los copitos no dan para eso, ésta es la presunción.

— El negocio de los copitos…

— Sí, claro. No da para eso.

— Por eso, lo importante es encontrar si alguien puso el dinero, si financió.

— Follow the money.

— Follow the money.

— Y respecto de Jonathan Morel, la transferencia de fondos de una empresa de Caputo a la carpintería de Morel…

— Me parece que también es un elemento que la Justicia tiene que evaluar. Como expresión suelta en sí misma es muy densa, pero hasta que la Justicia no diga lo que tiene que decir no tengo mucho más para decir yo. Porque en el fondo lo que se necesita son cosas contundentes para seguir avanzando, para darle instrucciones a las fuerzas de seguridad y que actúen. Hasta ahora hay que esperar lo que dicen.

— ¿Hay conformidad del Gobierno con la actuación de Capuchetti y de Rívolo en la investigación?

— No hablo por el Gobierno, hablo por mi persona. Yo siento que se están haciendo muy bien las cosas y que no se han detenido en nada. Hasta ahora eso es lo que yo veo. 

— A partir del momento en que sucedió el hecho se puso la mirada sobre la protección de la Vicepresidenta. ¿En ese contexto se está revisando el funcionamiento del Protocolo 7 (el procedimiento para protección de personas expuestas)?

— Sí claro, por supuesto.

— ¿Crees que hay un punto de responsabilidad de la custodia de la Policía Federal respecto a la seguridad de Cristina?

— Es que yo mostré una foto en televisión donde está específicamente la Vicepresidenta y donde están los cuatro policías a su alrededor, como el cinco del dado.

— Está bien, pero el segundo capítulo del manual al que vos estás haciendo alusión dice que los cuatro sobre el cinco se tienen que replegar y siguieron caminando. 

— El trabajo nuestro es que cuando ellos ven algo que nadie entiende, porque he hablado con muchos de los que han participado en ese momento y todos me dicen que nadie entiende qué está pasando en ese momento, lo que ellos dicen es vamos.

— No, ellos siguen caminando, ellos no dicen vamos.

— Ellos dicen vamos. Está en varias declaraciones.

— Pero ella sigue caminando.

— Bueno, está bien, es muy difícil decirle que no lo haga. Si nadie entiende qué está pasando. En ese momento todos teníamos una enorme confusión porque no se veía qué pasaba.

— Pero no se tiraron sobre ella. No la pusieron en un auto. No la llevaron a la casa.

— La expresión de la fuerza es sacarla de ese lugar.

— ¿Y ella?

— Están las declaraciones de ella. Están las declaraciones de ella.

— ¿En tus reuniones durante el viaje se va a tratar el asunto del atentado? 

— No, no tiene nada que ver. Nuestro viaje estaba planeado. 

— ¿No vas a pedir colaboración? 

— No. Nosotros no pedimos colaboración porque trabajamos en todo. Hablamos de todo las veces que necesitamos. Logramos hacer un trabajo muy bueno.

— ¿Van a hablar, están hablando?

— No está planteado así porque no lo haríamos acá, lo haríamos en Buenos Aires, donde tenemos toda la base. Hay 300 personas trabajando en esto. Acá vinimos, a partir de una de las primeras conversaciones con el presidente, a recomponer la relación con las embajadas, recomponer con las fuerzas de seguridad. Tenemos una reunión con la Policía de Nueva York. Tenemos una reunión con la INL, que es la parte de justicia en narcotráfico. Y tenemos una reunión con el FBI. Nuestro objetivo es profundizar ese tema. Hemos logrado abrir mucho juego en cuanto al intercambio de información. Hoy sin intercambio de información no existe ninguna fuerza de seguridad.

— En este contexto, de cooperación e intercambio más amplio, ¿no se va a aprovechar la oportunidad para pedir información acá sobre algún eslabón suelto en la investigación sobre el ataque?

— No porque no estamos necesitando información. Y además nos han ofrecido al segundo cuando empezamos a trabajar.

— Cuando uno mira para atrás ve que en los últimos 60 días hubo varios actos de violencia pública, ¿no faltó un seguimiento? Porque después algunos personajes terminan repitiendo…

— ¿Quién te dijo que no se hizo? Pero la verdad es que inteligencia conforme a la 25.520 no se puede hacer. Nosotros solo podemos hacer inteligencia y está conmigo viajando el director de inteligencia criminal, solo se puede hacer cuando vos estás sobre un delito. Entonces lo que hacés es inteligencia criminal.

— ¿Es necesaria una modificación de esa ley?

— No modificaría la ley 25.520 para abrir el juego de la inteligencia porque los dolores de cabeza que tuvo este país por dejar las manos libres a los que manejaban la inteligencia han sido grandísimos. No le echo la culpa a nadie, no critico a nadie. Se puede hacer inteligencia solo sobre inteligencia criminal. 

— O sea que sobre la Marcha de las Antorchas, por ejemplo, donde se cometieron delitos, estás haciendo inteligencia.

— La Marcha de las Antorchas nosotros la detectamos mucho antes de que sucediera. Debería haber actuado la Policía de la Ciudad, no actuó en forma rápida y la instrucción que nosotros dimos fue que usemos los hidrantes. Y pueden verlo por el video, usamos los hidrantes y apagamos esas antorchas. Nosotros no somos de pegar. Nosotros no somos de agredir. Lo ordenamos de otra manera. 

— ¿Pero no detuvieron a nadie el día que tiraron la reja de adentro de la Casa Rosada?

— No porque para eso hay que tener instrucción del fiscal. Todos los hechos, incluyendo los cortes, incluyendo estos hechos, se comunican al fiscal, y si el fiscal no da otra instrucción no podemos hacer otra cosa. Si no nos da la orden, no podemos actuar.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►