Bullrich no se arrepintió por la fake news de las vacunas Pfizer

La ex ministra de Seguridad dijo que interpretó lo que decía "el pueblo"  cuando acusó al presidente de buscar coimas para comprar vacunas a Pfizer.

17 de mayo, 2022 | 14.15

La ex ministra de Seguridad y actual presidente del PRO, Patricia Bullrichno se arrepintió este mediodía en la audiencia que tuvo con el presidente, Alberto Fernández, a quien había acusado de pretender cobrar una coima para comprar vacunas contra el coronavirus de Pfizer en medio de la segunda ola de Covid 19, algo que fue desmentido por el propio laboratorio estadounidense/alemán

Durante la audiencia, que se desarrolló en la sede del juzgado civil 21, ubicado en Talcahuano 490, Bullrich ratificó sus dichos. "Hemos ratificado nuestros dichos, mi opinión de que el no podía desconocer que no se estaba firmando un acuerdo con Pfizer que le podía salvar la vida a los argentinos porque el había estado con los directivos de la empresa", dijo la titular del PRO en declaraciones a la prensa a la salida del juzgado.

Por su parte, el abogado del Presidente, Gregorio Dalbon, cuestionó que Bullrich haya adelantado en declaraciones periodísticas anoche que no pensaba retractarse de sus dichos.  "Ella nos tiene acostumbrados a que declare por TN y La Nación+. Como no había posibilidad de retractación, no lo expuse al Presidente y se quedó en un despacho aparte. Ella estaba desesperada por verlo, lo que no tenía ningún sentido, solo la perversidad de querer insultarlo", dijo el abogado del jefe de Estado.

Según precisó Dalbon, la audiencia terminó con "apertura de prueba, y ahora seguiremos en los Tribunales y ella seguramente seguirá hablando en los medios de comunicación que es la forma que tienen de hacer justicia".

Bullrich ya había adelantado su posición en TN

En el canal TN, Patricia Bullrich ya había dicho que no pediría disculpas por la información falsa. "El Presidente debe pedirle perdón a los millones de argentinos que se quedaron... yo fui la transmisora de lo que millones de argentinos le hubieran dicho que es cómo no contratan una vacuna que la tenía a precio especial, que puso 5 mil brazos de argentinos en el hospital militar para hacer pruebas, que era en septiembre del 2020 y cuando la Sputnik recién llegó en diciembre de 2020", dijo Bullrich. Lo cierto es que el laboratorio Pfizer al inicio de la entrega no cumplió los acuerdos con otros países y a la Argentina no hubiera llegado antes de la Sputnik. 

"Soy una polea de transmisión de lo que la sociedad le estaba pidiendo al Presidente que haga. Yo voy a ir mañana, pero quien se tiene que reconciliar con la sociedad es él", enfatizó la ex ministra de la Alianza, al tiempo que agregó que no se arrepentirá en la audiencia: "¿de qué me tengo que rectificar? ¿de haber puesto sobre la mesa una verdad a voces?". 

Bullrich acusó a Alberto Fernández de haber intentado cobrar una coima a cambio de comprar vacunas Pfizer contra el coronavirus. Sin embargo, cuando le pidieron pruebas, la ex ministra de Seguridad no pudo dar ningún aporte. El propio laboratorio Pfizer salió a desmentir la acusación de coimas. El presidente entonces inició una demanda para que se retracte y asuma que lo que dijo no tenía anclaje en información cierta o que pague por sus dichos. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►