Alemania invitó a Alberto Fernández a la cumbre del G7 para evaluar la crisis global

El canciller alemán Olaf Scholz invitó a Alberto Fernández a participar de la Cumbre del G7 que se realizará entre el 26 y el 28 de junio en un hotel en los Alpes bávaros. Será el único presidente latinoamericano en el encuentro que congregará a los principales líderes del mundo para conversar sobre la guerra en Ucrania y sus consecuencias.

24 de mayo, 2022 | 00.05

El presidente Alberto Fernández fue invitado a participar de la Cumbre del G7 que se realizará entre el 26 y el 28 de junio en el castillo de Elmau, en los Alpes bávaros. El anuncio lo realizó el canciller alemán Olaf Scholz, quien recibió a Fernández días atrás en Berlín con la guerra en Ucrania y sus consecuencias económicas para el mundo como temas principales de conversación. El G7 es un foro que reúne a los principales países desarrollados -del que no participan ni China ni Rusia- y tiene por delante un encuentro que concitará la atención mundial, dado la necesidad de tomar decisiones urgentes ante la prolongación del conflicto bélico. El presidente argentino quiere llevar allí también su reclamo para que se actúe a favor de un rápido cese el fuego y se detenga una situación que pone en riesgo la seguridad alimentaria de millones de personas en el mundo.

Scholz y Fernández se reunieron en la Cancillería alemana dos semanas atrás en el marco de una gira relámpago del Presidente por la Unión Europea. "Este no es un conflicto entre la OTAN y Rusia, es un conflicto que ha trascendido esos límites y que está afectando a todo el mundo. Y el mundo no puede mirar impávido las consecuencias y los resultados que está guerra está generando", sostuvo Fernández en la conferencia de prensa conjunta posterior al encuentro. El socialdemócrata Scholz asumió la jefatura de gobierno alemán en diciembre pasado y Fernández fue el primer mandatario latinoamericano al que recibió. Coincidieron en ese punto. "Las consecuencias están ahí, la subida de los precios de la energía, de los alimentos. Es una guerra que nos afecta a todos", apuntó Scholz.

Fernández se presentó en la gira principalmente como presidente de la Celac, transmitiendo la preocupación de países de América Latina y el Caribe que no producen alimentos suficientes para abastecerse, a los que el encarecimiento de precios internacional hace peligrar la subsistencia. Por otro lado, también planteó que Argentina podía ocupar un lugar importante para reemplazar la producción de granos de Ucrania y el abastecimiento de gas de Rusia, siempre y cuando recibiera las inversiones necesarias para su extracción desde Vaca Muerta. Estas propuestas evidentemente interesaron a Scholz, que decidió invitar a Fernández para que el resto de los jefes de Estado de los principales países desarrollados escuchen también su posición.

 El G7 era conocido como G8 pero en 2014, tras la anexión de Crimea, separaron a Rusia y quedó conformado por Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Japón, Francia e Italia. El país anfitrión suele invitar a otras naciones a participar de las cumbres de presidentes. El canciller alemán hizo el anuncio de la invitación a Argentina en el marco de una gira por África, donde mantiene conversaciones respecto a las consecuencias geopolíticas de la guerra. También fueron invitados a participar India, Indonesia, Senegal y Sudáfrica, con lo que habrá representantes de Europa, Norteamérica, Sudamérica, Asia y África. 

Indonesia preside actualmente el G20, cuya cumbre organiza para noviembre. Senegal preside la Unión Africana y Argentina la Celac. Por otro lado, India, Sudáfrica y Argentina también integran el G20. El encuentro de fines de junio en el castillo de Elmau -un hotel de lujo con pasado nazi donde ya se hizo una cumbre en 2015- tendrá como temas principales la guerra en Ucrania y sus consecuencias, pero también estarán en la agenda la protección del clima, la lucha contra las pandemias, el fortalecimiento de la cooperación internacional y las democracias en todo el mundo. Hasta ahora, este foro se centró mucho en la aplicación de sanciones a Rusia y de dar muestras de apoyo financiero y logístico a Ucrania. En esa dirección, Fernández puede mostrar una voz discordante: en su encuentro con Scholz en Berlín criticó tanto las sanciones económicas al gobierno de Vladimir Putin -que terminan afectando a países que no tienen nada que ver con la guerra, según explicó- como el envío de armas a Ucrania -porque generarán una en una escalada bélica de consecuencias imprevisibles-.

El canciller Santiago Cafiero ya conversó de estos temas en marzo pasado cuando convocó al Palacio San Martín a los embajadores de los países del G7. Cafiero les agradeció el apoyo de esos gobiernos a las negociaciones para el acuerdo con el FMI y ya entonces, dos meses atrás, coincidieron que debían que seguir con atención lo que sucediera en Ucrania por lo que podría significar en la seguridad alimentaria global, especialmente en los países en desarrollo que aún tratan de recuperarse de los efectos de la pandemia. 

Antes del G7, Fernández tiene una cita común previa con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la Cumbre de las Américas. Argentina confirmó su participación del encuentro a realizarse entre el 8 y el 10 de junio en Los Angeles, pero adhirió al reclamo del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para que no se excluya a nadie y también se cursen invitaciones a Cuba, Nicaragua y Venezuela. El Departamento de Estado viene maniobrando para evitar que la cumbre fracase y están todas las posibilidades sobre la mesa. Cafiero viajará este jueves a México para consensuar una posición común con su par mexicano Marcelo Ebrard, quien seguramente será quien represente a su gobierno en la cita de Los Angeles. 

En Gobierno hablan de la necesidad de forjar relaciones amplias en un mundo multipolar. Porque a la par de estos encuentros, la semana pasada Cafiero también participó de la cumbre de los BRICS, el principal foro de las economías emergentes del que Argentina desea formar parte. Justo antes de viajar a Alemania, el 24 de junio, Fernández participará de manera virtual en el Diálogo de Alto Nivel sobre el Desarrollo Global al que fue invitado por el presidente chino Xi Jinping, quien oficiará como moderador.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►