El Gobierno evaluó como "positiva" la reunión con la UIA, pero no se habló de Renta Inesperada

El Presidente estuvo con la cúpula de la Unión Industrial Argentina. "Fue un encuentro muy bueno, se trataron todos los temas para resolver situaciones de crecimiento", dijeron desde Economía. Estuvo presente Martín Guzmán.

25 de abril, 2022 | 17.32

El presidente Alberto Fernández se reunió con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA). El Gobierno evaluó como "positiva" la reunión con la UIA pero no se habló del impuesto a la Renta Inesperada.

"Fue un encuentro muy bueno, se trataron todos los temas para resolver situaciones de crecimiento", dijeron a El Destape desde el Ministerio de Economía. Estuvo presente su titular, Martín Guzmán. En minutos habrá comunicado de ambas partes.

El encuentro, que comenzó alrededor de las 16.30 en Casa de Gobierno, fue solicitado por la entidad fabril y sirvió como presentación oficial de la cúpula directiva de la UIA y para entregar al jefe del Estado el denominado "Libro Blanco" elaborado por la central empresaria, que contiene las propuestas de los industriales. 

El Presidente estuvo acompañado por el titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco. También pasaron el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y el jefe de Gabinete, Juan Manzur. 

Por la UIA participaron el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja; el vicepresidente de Desarrollo Industrial, Luiz Betnaza; el vicepresidente regional, Adrián Kaufmann Brea; el secretario, Miguel Ángel Rodríguez; y el vicepresidente Guillermo Moretti.

Los sectores industriales ya se habían expresado días atrás en contra de un tributo que grave ganancias producto del conflicto bélico, que disparó los precios de los alimentos, minerales e hidrocarburos, principales producciones de los países en cuestión.

En la reunión de la Junta Directiva de la entidad, se analizó "cómo afectará a la inversión un nuevo incremento en la presión tributaria sobre el sector formal de la economía y el impacto negativo que tendrá en la actividad y el empleo". En los próximos días, el departamento de Política Tributaria y el CEU estudiarán los alcances de la medida y su repercusión en los diferentes sectores productivos, adelantaron desde la UIA.

Por otra parte, se informó sobre las gestiones que se realizan ante el Banco Central (BCRA) con el objetivo de dinamizar el acceso a divisas para adquirir insumos clave del proceso productivo, en función de las problemáticas planteadas por los socios de la entidad.

Las claves del nuevo impuesto

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció un proyecto de ley para gravar con una alícuota sobre las ganancias que las empresas hayan tenido por encima de los 1000 millones de pesos durante este año. "Es una fracción muy pequeña. El año pasado solo 3,2 por ciento de las empresas tuvieron ese nivel de ganancias", sostuvo el funcionario, quien estuvo acompañado por el presidente Alberto Fernández.

Guzmán explicó que se analizará la propuesta en las próximas semanas con todos los actores productivos del país y sostuvo que el anuncio forma parte de "un conjunto de medidas que se toma en un contexto de recuperación economías argentina y en circunstancias internacionales excepcionales para cuidar el poder adquisitivo de los ingresos de quienes están situación de mayor vulnerabilidad".

La industria, recuperada

Pese a las múltiples quejas de parte de los industriales, el sector recuperó en tiempo récord las pérdidas ocasionadas por la pandemia de coronavirus, algo que pocos sectores en el mundo pueden gozar. 

La Unión Industrial, entidad que conduce el empresario alimenticio Daniel Funes de Rioja, informó el jueves pasado una mejora en la actividad manufacturera en febrero de 5,4 por ciento, mayor a la revelada por el INDEC (4 por ciento), al tiempo que anticipa en base a datos de marzo una continuidad de "la recuperación de la actividad económica". En el primer bimestre acumuló un incremento de 4,9 por ciento respecto del mismo período del año pasado y se ubicó un 5,1 por ciento por encima de igual lapso del 2020.

Más allá de la queja empresaria, el equipo técnico de la UIA detalló en su informe que en febrero la actividad industrial tuvo una suba mensual de 5,4 por ciento con respecto a enero y de 10,8 por ciento interanual. "Se trató de una recuperación luego del impacto de la tercera ola de covid en enero. Aislando el efecto pandemia, respecto de febrero 2020 se expandió un 7,1 por ciento", señala el Centro de Estudios de la UIA. 

El informe de la entidad empresaria destaca que el principal desafío internacional  proviene del conflicto bélico en Ucrania, que "impactó en una suba en los precios internacionales, principalmente en el gas natural y otros insumos clave para el sector industrial, lo que aceleró la inflación mundial y la presión sobre los costos productivos".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►