Hacia un Manual de Comunicación de Economía Política

23 de septiembre, 2020 | 17.49

Cuando Néstor Kirchner asumió el 25 de Mayo de 2003, el porcentaje de argentinos pobres era mayor al porcentaje de votos que él había sacado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Algunos suelen usar ese dato como referencia a la frágil situación política en la que Néstor llegaba a la Casa Rosada.

Néstor y Bush: la historia

En Conducción Política, Perón nos enseña que para ser un buen conductor hay que manejar como una segunda naturaleza 3 principios básicos, la economía de fuerzas, la unidad de concepción y la unidad de acción.

En 2003, el tamaño del Estado Nacional en la economía argentina era de aproximadamente 16% del PBI. Aún después de la tremenda crisis el Estado seguía siendo el actor económico más poderoso de la economía argentina. Mi lectura alternativa de la frágil situación política en la empezó su gobierno, es que aplicando los 3 principios básicos de la Conducción Política Néstor Kirchner logró movilizar todo el poder de fuego estatal para logar su objetivo de transformar Argentina en un país normal.

El viernes pasado volvió #BigBang, el programa de Marcelo Figueras, a El Destape Radio. Del genial reportaje que le hizo a Alberto Fernandez quiero tomar nos textuales del Presidente a Marcelo:

"Si me estuvieran aplaudiendo los bancos estaría haciendo mal las cosas, definitivamente”.

"Los grandes medios se han convertido en una máquina de fake news".

Para mí, estas dos frases dan el marco de lo que debería ser la nueva estrategia comunicacional de las medidas de política económica de acá en más.

The Loudest Voice es una genial serie sobre Roger Ailes y la historia de su mejor creación, la cadena de noticias Fox News. Russel Crowe interpreta al ex estratega republicano reconvertido en el creador de la cadena de noticias más exitosa de la televisión estadounidense.

En una genial escena, Roger nos cuenta el secreto de su éxito. Y la lógica de funcionamiento de todas las cadenas y portales de noticias:

“La gente no quiere estar informada. Ian, quiere sentirse informada”

Desde Weber para acá, sabemos que el Estado es tal porque tiene el monopolio legítimo del uso de la fuerza.

Los economistas le “robamos” a Weber su herramienta epistemológica preferida; “Los tipos ideales”. Como todos sabemos, para Weber un tipo ideal es una construcción mental que tiene el carácter de una utopía en sí, que es obtenida a partir de la exageración mental de determinados elementos de la realidad”

Entre los tipos ideales más utilizados por los economistas están la competencia perfecta y el monopolista discriminador perfecto. Sí, queridos amigos, ningún economista serio cree que la competencia perfecta existe, porque sabe que sólo es un tipo ideal weberiano.

Pero yo quiero utilizar el segundo tipo ideal mencionado que quizás sea menos conocido. En microeconomía se estudia el tipo ideal del Monopolista Discriminador, que básicamente es un monopolio que le vende a cada consumidor al máximo precio que cada uno está dispuesto a pagar porque sabe lo que cada uno quiere y necesita. Por eso lo de construcción mental exagerada weberiana.

Lo que necesitamos es que el Gobierno actúe en términos comunicacionales como un monopolista discriminador perfecto. Que a cada uno le "venda" el discurso que está deseando comprar. Para eso se necesita hacer lo que hace cualquier empresario monopolista, segmentar el mercado ofreciendo distintas versiones del mismo producto básico.

En otras palabras, el Gobierno tiene que sacar a la cancha más comunicadores que cubran todos los segmentos comunicacionales. No sólo hay que cubrir nuestro segmento favorito. Si una empresa descuida un segmento del mercado, otras empresas aprovecharán esa oportunidad y harán su propio negocio.

El presidente nos dijo el viernes pasado en #BigBang que los grandes medios aplican las enseñanzas de Roger Ailes y hacen su propio negocio, no nos informan sino que nos hacen sentir informados con sus Fake News.

El 4 de Junio de 2003 a diez días de haber asumido como presidente, como menos votos que pobres, Néstor Kirchner realiza su primera cadena nacional para denunciar las presiones a las que estaba siendo sometido por la Corte Suprema Menemista con la espada de Damocles de anular la pesificación asimétrica sobre su cabeza. La historia la conocemos todos, Kirchner modificó el régimen de designación de los miembros de la Corte Suprema y cambió su composición en la que muchos consideran una de las mejores medidas de su gobierno. En ese momento, Néstor aplicó los 3 principios básicos de la Conducción Política.

Mucho tiempo después, diría su famosa frase “Somos peronistas, nos dicen kirchneristas para bajarnos el precio”. Ya nos había dejado muy en claro que él hace mucho tiempo había logrado conformar la segunda naturaleza que todo conductor debe poseer.

El presidente Alberto Fernández no ha realizado aún ninguna cadena nacional. Pero tenemos sobradas pruebas de que no necesita utilizar ese recurso cuando quiere que todos los argentinos lo escuchemos. Las conferencias de prensa y los anuncios grabados con motivos de la puesta en marcha y renovación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio han batido récords de rating.

Cuando la ocasión lo requiere, la mano invisible del mercado de los medios de comunicación sincroniza el nado de todos los canales de noticias y radios.

Si los anuncios de medidas económicas no se realizan cumpliendo con los 3 principios básicos de la conducción política, los grandes medios seguirán haciendo su negocio como fábricas de fake news. Se necesita economía de fuerzas para que el anuncio tenga el mayor impacto comunicacional, pero también unidad de concepción y unidad de acción para que muchos comunicadores oficiales lleven distintas versiones del producto básico a los distintos nichos del mercado de la comunicación.

Alberto también nos dijo que él sabe que los bancos no están contentos con medidas de gobierno y que lo van a criticar a mansalva. Nosotros sabemos que los bancos son diplomáticos florentinos y no actúan de manera directa, sino que tienen voceros oficiosos que simulan ser expertos independientes.

Por eso, sueño con el día en que los anuncios económicos se hagan de la siguiente forma:

-Diagnóstico del problema

-Solución propuesta por el consenso de los economistas profesionales

-Solución alternativa elegida por el gobierno

Robándole a Marcelo Figueras su latiguillo de cierre de su programa, los invito a que soñemos en colores

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►