La gobernadora bonaerense electa, María Eugenia Vidal, garantizó que los trabajadores estatales cobrarán con normalidad tanto los salarios de noviembre y diciembre como el medio aguinaldo, a la vez que su gestión evitará reducir la planta de empleados provinciales.

El gobernador Daniel Scioli y Vidal mantuvieron la primera reunión con vistas a la transición de gobierno, al término de la cual la mandataria electa se manifestó conforme con el diálogo.

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, aseguró que el gobierno de Scioli pretende hacer una "transición ordenada y fructífera" con la gobernadora electa, y "así estamos trabajando y ese es el ánimo", agregó.

Tras el encuentro, Vidal garantizó que Scioli se hará cargo del pago de los salarios de noviembre a los trabajadores estatales y que será ella quien gestione la ayuda de la Nación para abonar los haberes de diciembre y el medio aguinaldo.

Un momentos después habló con la prensa, el nombrado ministro de Economía de la próxima gestión, Hernán Lacunza, quien aseguró que "no se va a reducir" la planta del personal de trabajadores estatales. El designado ministro indicó, además, que está previsto enviar el Presupuesto 2015 "entre el 10 y 15 de diciembre a la Legislatura para que sea aprobado antes de fin de año para poder empezar con una herramienta fundamental para la gestión".

"Queremos llevar tranquilidad" a los empleados públicos de la provincia, dijo Vidal, tras encontrarse con Scioli, porque la actual gestión "ha previsto el pago de los salarios de noviembre".