Roberto Navarro, Víctor Hugo y el primer debate presidencial Suscribite

X

El desfile por el Día de la Fiesta Nacional española comenzó de forma accidentada este sábado cuando un paracaidista que debía descender con la bandera del país hasta la tribuna en la que se encontraban los reyes se quedó enganchado en un farol y tuvo que ser rescatado.

El protagonista del infortunio fue el cabo primero Luis Fernando Pozo, miembro de la Brigada Paracaidista (Bripac), quien en su descenso, en lugar de llegar a tierra frente al palco, chocó contra un farol y quedó enredado con las cuerdas del paracaídas.

Tras unos minutos, en los que recibió el aplauso de los reyes, el presidente Pedro Sánchez y el resto de autoridades e invitados, el paracaidista dejó caer primero la bandera y el desfile siguió con el traslado de la enseña para ser izada.

De acuerdo a los medios locales, fuentes del Ministerio de Defensa informaron que el cabo primero se encuentra en perfectas condiciones tras pasar una revisión médica.

Tras el desfile, Pedro Sánchez y el rey Felipe VI, junto a la reina Letizia y las infantas, se acercaron al cabo para saludarlo y darle ánimo tras el incidente. Pozo, que saludó a las autoridades, incluida la ministra de Defensa Margarita Robles, contuvo con cara compungida las muestras de apoyo.

En esta nota