Nestor Segovia, delegado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), advirtió que el sábado podría continuar la medida de fuerza ante la negativa de SBASE, Metrovías y el Gobierno porteño de sumar trabajadores para mejorar el servicio y la optimización de las condiciones de seguridad en el ámbito laboral.

“No sabemos si mañana va a haber paro”, dijo Segovia tras la audiencia de los trabajadores con las partes involucradas. “Lamentablemente tengo que informarles que después de nueve reuniones que nosotros intentamos dialogar con el Gobierno de la Ciudad, Sbase y Metrovías, fracasó la reunión. Hicimos todos nuestros esfuerzos. En la Línea E viajan como ganados porque tenemos siete trenes”.

Los delegados reclamaron el nombramiento del personal correspondiente para trabajar en las boleterías de Catalinas y Correo Central Norte y exigieron que se mejoren las condiciones de seguridad en todo el ámbito laboral. Al no tener respuestas, comenzaron un paro total de 13 a 17, el que se podría extender a mañana.

 

 

"Vamos a defender todos los puestos de trabajo, ni uno que quede vacío, queremos que haya boleteros, peones de limpieza y le quiero decir que de esta forma en la línea E no se puede trabajar”, dijo Segovia y aclaró que la pelea es “por nueve boleteros” que no son incluidos. Si bien la empresa incorporó a 120 personas, el delegado pidió por 250.

Ante esta acción gremial, la concesionaria del subte, Metrovías, optó por denunciar a los trabajadores al argumentar que "el reclamo, motivado por una supuesta falta de personal en las nuevas estaciones de la Línea E, es totalmente injustificado".

En esta nota