12 de diciembre, 2019 | 16.14

Santa Fe: quién es quién en el gabinete de Omar Perotti

Poco antes de asumir, el nuevo gobernador santafesino oficializó a sus ministros. Muchos regresos de otras gestiones, algunos hombres de su riñón, pocas apuestas y respeto por los acuerdos preelectorales.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, mantuvo el misterio hasta el final. Se sabía que iba a esperar hasta que Alberto Fernández presentara su Gabinete para revelar el propio, y durante el largo camino entre junio y diciembre se fueron filtrando algunos nombres, pero en otros cargos –los menos- hubo que esperar hasta los últimos días previos a la oficialización.

QUÉ LA DEVUELVAN

El encargado de revelar los nombres de los elegidos, dos días antes de la asunción, fue el vocero Leonardo Ricciardino, periodista de Rafaela que se desempeñó por 30 años en Rosario y dio el salto a la política para debutar en un cargo de mucho roce con la prensa, y que parece hecho a medida para evitarle sobresaltos a Perotti. Su llegada se dio por su gran amistad con Roberto Mirabella, mano derecha del gobernador y quien lo reemplazará en el Senado.

Se podría decir que en la mayoría de los casos el rafaelino fue a lo seguro: gente con experiencia y conocidos personales. Hay 8 funcionarios que estuvieron en las gestiones peronistas de Jorge Obeid, y algunos en las de Carlos Reutemann, que manejaron la provincia con mandatos intercalados entre 1991 y 2007, cuando comenzaron los 12 años de socialismo. También se evidencia el respeto de acuerdos preelectorales con el kirchnerismo y el bielsismo.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los ministerios de Perotti que juraron ayer serán 12, dos menos que los del gobernador Miguel Lifschitz. "Se insistió en achicar el personal político", comenta un colaborador. Además, aggiornado a los tiempos que corren, creó una secretaría de Estado de Igualdad y Género que estará a cargo de Celia Arena, una ex legisladora nacional que entró al Congreso de la mano del reutemismo pero terminó cerrando filas con el Frente para la Victoria.

Uno por uno

En privado, todos comentan que el gobernador concentrará en sí mismo todas las decisiones importantes. "Perotti va a ser el ministro de Economía, el ministro de Trabajo y el ministro de Educación", bromeaba un legislador del PJ hace algunos meses, cuando muchos nombres eran desconocidos y la prensa preguntaba insistentemente por quiénes iban a encabezar las distintas careras. "Van a ser cuadros técnicos, ninguno que le haga sombra", advertía. En muchos casos el perfil coincide con este vaticino. Pero en otros no, por lo que habrá que ver si bajan el voltaje mediático o si el flamante mandatario los eligió adrede.

Seguridad: Marcelo Saín. Doctor en Ciencias Sociales. Es el caso de Saín, que llegó recomendado por Alberto Fernández (fue importante su gesto de participar de la jura del nuevo gobernador) y como hombre del ala kirchnerista de la unidad que ganó las elecciones. Es un área caliente con la que Perotti hizo mucho eje en campaña. Su obsesión es el manejo político de la fuerza. Tiene vasta experiencia en el trabajo con policías complicadas como la Bonaerense S.A. y se venía desempeñando como titular del Organismo de Investigaciones, una policía judicial desde la que “tumbó” a varios jefes con participación en organizaciones criminales. Le sobra carácter, pero la pregunta es si sus apariciones públicas rutilantes cuadrarán en el estilo sobrio del rafaelino. Maxiliano Pullaro, a quien reemplazará en el puesto y con quien tiene relación, lo llamó “el Che Guevara de Perotti”.

Gestión Pública: Rubén Michlig. Contador. “Un hombre de perfil técnico, muy trabajador, con profundo conocimiento del Estado y la administración pública”, lo describe una persona con la que compartió gabinete. Cuando las papas quemaban, entró en acción para negociar el presupuesto con el Frente Progresista. El más moderado y prolijo del equipo de transición. Especialista en trámites, gestión, burocracia y papeleos. Todo documento pasará por su vista. Arquitecto del discurso sobre la “pesada herencia” que –afirma mostrando números- deja el socialismo.

Gobierno, Justicia y Derechos Humanos: Esteban Borgonovo. Abogado rosarino, ya ocupó el rol durante el segundo gobierno de Reutemann, aunque ahora suma otras tres áreas, lo que lo convierte en un ministerio con una estructura importante, que hará de nexo con la Legislatura y la Justicia. En los últimos años fue asesor de Agustín Rossi y Alejandra Rodenas en la Cámara de Diputados, y fue la ex jueza quien lo habría acercado a Perotti. Ya mostró su cintura política al lograr junto a Michlig introducir modificaciones en el presupuesto 2020 que quería aprobarle Lifschitz a la próxima gestión.

Economía: Walter Agosto. Contador. Otro que repite cargo, que ya ocupó entre el 2003 y 2007 con Obeid. Por aquellos años diseñó un dispositivo por el cual en cada ministerio había una persona de su confianza a la que los funcionarios debían contactar para pedir autorización de gastos. Quienes ocuparon lugares de relevancia en esa gestión afirman que es difícil sacarle un peso. Pero también recuerdan que, gracias a su cuidado obsesivo de los fondos, el peronismo dejó de reserva un fondo anticíclico de 1.600 millones de pesos al socialista Hermes Binner. El enigma está en la relación que mantendrá con los sindicatos estatales.

Infraestructura, Servicios Públicos y HábitatSilvina Frana. Contadora. Ladera de María Eugenia Bielsa, a la que Perotti le reconoce su parte en el triunfo electoral de junio. Al igual que Agosto, fue compañera de Perotti de la carrera de contador público en la Universidad Nacional del Litoral y también cumplió funciones en el gabinete de Obeid. Bielsa será ministra de Vivienda en Nación, por lo que no parece una designación azarosa. Seguramente haya un trabajo coordinado.

Producción, Ciencia y Tecnología: Daniel Costamagna. Médico veterinario. Productor agropecuario y dirigente ruralista de Rafaela. Ocupó el cargo de secretario de Agricultura hasta 2007 y hasta su designación presidía la cooperadora del INTA en la perla del oeste. También fue titular de la Sociedad Rural de esa ciudad en la década del 90. Un hombre de confianza de Perotti para tener una buena relación con el campo.

Desarrollo Social: Danilo Capitani. Farmacéutico. Histórico senador provincial, cargo que ocupó durante 16 años. Otro hombre de Bielsa, a quien acompañó como candidato a vice en la interna que perdió con Perotti. Afirman que ya está dialogando con el ministro de Desarrollo Social de Alberto, Daniel Arroyo, para la implementación de programas nacionales en territorio santafesino.

Trabajo, Empleo y Seguridad Social: Roberto Sukerman. Abogado constitucionalista. Luego de perder la elección a intendente de Rosario por escasa diferencia, el sector de Rossi lo propuso como ministereable. Fue jefe de la Anses local durante muchos años, con fuerte presencia mediática. ¿La seguirá teniendo? Fue uno de los precursores en el país de los amparos por quita de pensiones a personas con discapacidad que cometió el gobierno nacional. Otro que debuta y tendrá a su cargo un panorama difícil luego de los cuatro años de destrucción de puestos de trabajo y hundimiento de la industria en la era Macri. Su objetivo es pasar de ejercer el rol de "policía del trabajo" a fomentar la creación de empleo.

Salud: Carlos Parola. Médico. Es otro de los ex ministros que regresa luego de 20 años. Ya encabezó la cartera sanitaria en el segundo mandato de Reutemann. Es oriundo de la localidad de San Guillermo, de la que también fue presidente comunal. Actualmente era director médico del sanatorio Allende de la ciudad de Córdoba. Es un área vital de las gestiones del Frente Progresista, y seguramente su tarea sea mirada con detalle por la oposición.

Educación: Adriana Cantero. Docente. Vuelve al mismo cargo que ejerció durante el último tramo de la gestión de Obeid, entre 2005 y 2007. Se desempeñaba hasta el momento como directora de un colegio franciscano de educación privada de la ciudad de San Lorenzo. Su perfil conservador podría generar problemas, como ya tuvo con la implementación de la ley de educación sexual que regía en la provincia en aquellos años, aunque el contexto es otro. “No creo que tenga margen para retroceder en lo que ya se avanzó, va a tener que sintonizar con Nación, que hoy aporta el 51% del presupuesto de Educación provincial”, dijo en off un gremialista docente. Otro ministerio que es un fierro caliente y del que varios consultados no quisieron hacerse cargo.

Cultura: Jorge Llonch. Ingeniero de sonido y productor artístico. Ex funcionario de Obeid y esposo de la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Fue secretario de Cultura y vuelve al cargo, ahora como ministro. Formó parte del movimiento musical denominado la “Trova Rosarina” a inicios de los años 80. Trabajó con Fito Páez y Charly García. Su nombre fue uno de los últimos que se conoció.

Ambiente y Cambio Climático: Erika Gonnet. Otra sorpresa del gabinete. Oriunda de Granadero Baigorria, fue diputada provincial desde 2011 a 2015. Pertenece al sector de Alejandro Ramos, ex secretario de Transporte de la Nación y candidato a vice en la fórmula de Perotti en 2015.

 

*Nicolás Maggi es corresponsal de El Destape en Santa Fe.

ESCUCHÁ EL DESTAPE RADIO ►