Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Por Mariano Parada Lopez @mparadalopez

Redacción de El Destape

El conflicto entre la autopartista Lear y la comisión interna gremial vuelve a las primeras planas ante cada corte de la Panamericana. Tras el señalamiento del jefe de Gabinete ("no son trabajadores"), el delegado gremial de Lear e integrante del PTS, Rubén Matu, dialogó con El Destape y rechaza que la empresa esté en un momento de crisis que justifique despidos.

El Destape: -¿Qué opinión tiene de los dichos del jefe de Gabinete?

Rubén Matu: -Es una vergüenza que diga eso, hubo 250 despidos y quedan 40 compañeros peleando por su puesto de trabajo. Quienes cuentan con colaboración política son la empresa y el sindicato (por SMATA). La empresa se manejó en la ilegalidad. El gobierno nacional nos mandó la Gendarmería, nos reprimió la (policía) Bonaerense y la Federal, fue brutal.

ED: -¿Qué les han dicho últimamente desde la empresa?

M: Esto fue una maniobra de la empresa con el sindicato que le permitieron. La empresa sale a anunciar que va a tomar personal. Queda claro que esto era un plan de flexibilización laboral. Se está hablando que van a poner turnos rotativos.

-¿Cómo sería eso?

M: Acá se crearon categorías por debajo del convenio y para llegar a la categoría mínima tenés estar dos años y medio. Con dos trabajadores que echan, (Lear) le paga a tres nuevos, ahí está el negocio. El año pasado había 800 personas, hoy somos 450. La empresa quiere demostrar una crisis que no tiene porque Ford nunca bajó su producción. La mano de obra que entre va a ser más barata.

-¿Piensan cambiar el método de protesta, ante el accionar de Gendarmería?

-Tenemos que hacer asamblea y veremos los pasos a seguir. Estamos dispuestos a profundizar las medidas. Es injusto que hayan despedido a compañeros. Manden a la fuerza (de seguridad) que manden, están del lado de las multinacionales. Si no cortamos la Panamericana, no se visibiliza el reclamo. Donde nos manifestamos, nos reprimieron.

-¿Cómo es la interacción con los partidos de izquierda?

-Soy militante del PTS, el resto (de los trabajadores) no tiene militancia. Acá la empresa no discriminó ideológicamente y echó hasta a compañeras embarazadas. El gremio está del lado de las empresas. Nos vienen a apoyar estudiantes, docentes, trabajadores de la zona, organismos de derechos humanos, Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Osvaldo Bayer. La izquierda en ese sentido nos viene apoyando en la decisión del conflicto y económicamente. Nos despidieron hace cinco meses sin un mango. Si no tuviéramos ese apoyo, no estaríamos acá.

En esta nota