El Gobierno revisará los traspasos de terrenos públicos de Macri a Rodríguez Larreta

La decisión del gobierno de Alberto Fernández pone en jaque varios negocios inmobiliarios del PRO. El caso del Paseo del Bajo. 

17 de febrero, 2020 | 05.30
Revisarán traspasos de terrenos de Macri a Rodríguez Larreta | Ciudad

Alberto Fernández dispuso una revisión de todos los terrenos que Mauricio Macri le traspasó a Horacio Rodriguez Larreta y derogó un decreto del ex presidente firmado a las apuradas el día después de las elecciones presidenciales gracias al cuál hicieron esas maniobras que involucran casi 14.000 millones de pesos. Para el Gobierno, además de beneficiar a Horacio Rodríguez Larreta, la estrategia de Macri violó la ley que prohíbe ventas de bienes públicos en los últimos 6 meses de mandato. La jugada es fuerte, ya que incluye casos como el del Paseo del Bajo, Viaductos y varias Playas Ferroviarias, y pone en jaque los negocios inmobiliarios orquestados a partir de los traspasos de terrenos de Macri a Rodriguez Larreta poco antes del fin de su mandato. 

El organismo que ejecutó la maniobra es la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que centraliza y administra todos los terrenos del Estado Nacional. En 2019, trabajadores de la AABE escucharon del propio Guillermo Dietrich, por entonces ministro de Transporte, que debían pensar la AABE como si fuera una inmobiliaria y que el negocio era vender rápido los terrenos. La tarea se cumplió. Durante la era Macri la AABE se dedicó a desprenderse de tierras públicas para la realización de distinto negociados inmobiliarios. En total, según información del organismo a la que accedió El Destape, vendió 82 millones de metros cuadrados por los que recibió 650 millones de dólares, cifra que no es para nada alta: unos 8 dólares el metro cuadrado. En algunos casos, las construcciones en esos terrenos se venden entre 3.000 y 5.000 dólares el metro cuadrado. Sólo con la ciudad gobernada por Rodriguez Larreta hubo traspasos por casi 14.000 millones de pesos, aproximadamente 30 millones de dólares al cambio actual, concentrados en los últimos 90 días de gobierno de Macri. Ahora, la misma AABE revisará estas transferencias. 

Durante los últimos años ha tenido lugar una profusa actividad de desprendimiento de bienes inmuebles del ESTADO NACIONAL, en especial a favor de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, lo que implicó el desapoderamiento de activos insustituibles que conformaban el patrimonio nacional y le pertenecían al pueblo argentino”, relatan los fundamentos de uno de los decretos publicados hoy en el Boletín Oficial, con la firma del presidente y todo su gabinete. 

La cronología de esta maniobra es la siguiente. Al día siguiente de que Alberto Fernández ganara las elecciones presidenciales, el 28 de octubre de 2019, Macri firmó el decreto 740 que le permitió “dar en pago bienes inmuebles desafectados del uso, declarados innecesarios y/o sin destino, a fin de cancelar deudas, afrontar compromisos de asistencia económico financiera y/o extinguir cualquier otra obligación de carácter pecuniario que haya asumido el ESTADO NACIONAL, en el marco de convenios, contratos, actas o acuerdos celebrados con las Provincias o la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES”. El decreto incluía a todas las provincias pero solo se ejecutó con la ciudad de Buenos Aires. La explicación es obvia y el apuro tenía un motivo: precisaban traspasar un número importante de inmuebles de la Nación al último terruño Cambiemita puro en pie, la ciudad de Buenos Aires. No hace falta escarbar mucho para comprender que Macri utilizó a la ciudad como su retaguardia y le transfirió terrenos a precio vil para que Rodriguez Larreta mantuviera activa la inmobiliaria de facto desde la cuál motoriza negocios inmobiliarios para sus amigos y que, todo indica, deviene en retornos para el financiamiento de su fuerza política.

Los fundamentos del decreto lo dejan claro: “esto se torna aún más gravoso y reprochable, cuando la medida ha sido adoptada al día siguiente de la realización de las elecciones generales para elegir, entre otro cargos, Presidente y Vicepresidente de la Nación y la dación en pago de inmuebles se realiza exclusivamente a favor de una sola jurisdicción, como ha ocurrido con las formalizadas a favor de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES (CABA) durante el último semestre del fin del mandato de la gestión anterior”. 

A partir de hoy esa función de la AABE de pagar supuestas deudas con terrenos fue derogada. Pero, a su vez, el Gobierno ordenó revisar todas esas transferencias.Deviene necesario someter a revisión los procedimientos administrativos que derivaron en la disposición de inmuebles del ESTADO NACIONAL, a efectos de proceder, en caso de detectarse irregularidades, omisiones o vicios que impliquen su nulidad, a deslindar las correspondientes responsabilidades administrativas, civiles y penales”, explica el decreto publicado hoy en el Boletín Oficial. La AABE tendrá 60 días para revisar todos los traspasos de tierras de Nación a la ciudad de Buenos Aires en los 4 años de Macri. 

Para el Gobierno, según los fundamentos del decreto, es irregular “la cancelación de supuestas deudas del ESTADO NACIONAL –las que en muchos casos aún no eran liquidas ni resultaban exigibles-, mediante la entrega de inmuebles”

Por otra parte, el momento en que Macri apuró estas maniobras es fundamental. La ley 25.917, en su artículo 15 bis, establece que en los últimos 6 meses de Gobierno “estará prohibida cualquier disposición legal o administrativa excepcional que implique la donación o venta de activos fijos”. O sea que Macri, al pagarle a Rodriguez Larreta con terrenos de la Nación, incumplió con esta norma conocida como “Regla de fin de mandato”. El decreto publicado hoy destaca que esa regla tiene “el objetivo de evitar la descapitalización de los bienes del Estado en instancias cercanas al cese del mandato gubernamental”. 

Para el Gobierno de Alberto, ese decreto de último momento de Macri “desnaturaliza la función asignada a la AGENCIA DE ADMINISTRACIÓN DE BIENES DEL ESTADO e implica un desprendimiento de activos insustituibles que pertenecen al ESTADO NACIONAL”. El decreto publicado hoy en el Boletín Oficial destaca que “la mecánica de la dación en pago de bienes inmuebles por parte de la AGENCIA DE ADMINISTRACIÓN DE BIENES DEL ESTADO para cancelar deudas o cumplimentar compromisos de asistencia económico-financiera con Provincias o la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES resulta manifiestamente improcedente e inconveniente para el interés público, máxime si las mismas se realizan por el monto de la tasación oficial”. O sea, no sólo fue irregular sino que además lo hicieron a bajo precio. 

Todo lo actuado en este sentido por parte del Estado Nacional en el breve período mencionado, hace inferir que la urgencia en el dictado de la norma que se critica estaba dada para concretar las operaciones realizadas a favor de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES y no en mejorar el ejercicio de las atribuciones de la AGENCIA DE ADMINISTRACIÓN DE BIENES DEL ESTADO en favor del interés público o en pos de cualquier otro fin que no sea el de favorecer discrecionalmente a una sola jurisdicción”, resume el decreto por el cuál se establece la revisión de estas transferencias.

Paseo del Bajo

El caso del Paseo del Bajo es uno de los que será sometido a revisión. Son 10 escrituras realizadas entre el 12 de septiembre y el 22 de noviembre de 2019, en el marco del Convenio Paseo del Bajo, valuados en 5.400 millones de pesos.

Tal como publicó El Destape, Macri le transfirió a Rodriguez Larreta una serie terrenos para que se subastaran y con eso se garantizara el pago de la deuda que contrajo la ciudad para realizar el Paseo del Bajo. Incluía los terrenos donde está asentada la Villa 31, que estuvieron a punto de subastarse con la gente adentro. 

Según los documentos a los que accedió El Destape, tasaron el “Polígono Barrio 31”, que abarca 355.455 metros cuadrados de casi toda la villa, en 1.079 millones de pesos, unos 28 millones de dólares al cambio de ese entonces, unos 17 millones ahora. Una ganga. Por hacer una comparación, Rodriguez Larreta también vendió 15.500 metros cuadrados del Tiro Federal a 151 millones de dólares. Unas 35 veces menos terreno y entre 5 y 10 veces más caro. Si logran subastar los terrenos de la Villa 31, el comprador podrá construir departamentos y oficinas de lujo con salida vía autopista hacia el sur y el norte, con lo que los precios de venta serán astronómicos. 

El convenio del Paseo del Bajo entre Macri y Rodriguez Larreta se firmó el 23 de noviembre de 2019, luego del decreto del ex presidente que permitía el traspaso de los terrenos y apenas 17 días antes de que finalizara su mandato. Por el Gobierno de Macri firmó Ramón María Lanús, presidente AABE, por el de Rodriguez Larreta lo rubricó Martin Mura, el Ministro de Economía y Finanzas porteño.

La obra del Paseo del Bajo, tal como reveló este medio, fue adjudicada de manera irregular al consorcio empresario integrado por Marcelo Mindlin y Ángelo Calcaterra, caso que el fallecido juez Claudio Bonadio quiso enterrar al sobreseer a Rodriguez Larreta y Dietrich pero que ahora recobró impulso gracias a que los fiscales Sergio Rodriguez y Alejandra Mángano apelaro esa decisión.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?