A seis años del accidente de esquí que llevó Michael Schumacher al ostracismo, el ex piloto fue internado en el Hospital Gerorges Pompidou de París para recibir un tratamiento médico con un especialista en problemas cardiácos.

Schumacher, de 50 años, se encuentra en el nosocomio de la capital francesa desde hace una semana, cuando ingresó en una camilla cubierto por una manta azul y acompañado por un importante operativo de seguridad, según informó el portal de Radio France Internationale (RFI).

El siete veces campeón de la Fórmula 1 es atendido por el cirujano especializado en cirugía coronaria Philippe Menasché, quien le realiza un tratamiento regeneratorio con células madres para buscar un efecto antiflamatorio en el organismo

Según destacó el portal Infobae, el ex piloto es sometido a la introducción lenta y continua de células madre, que se diseminan por el organismo

Menasché, de 69 años,  quien es "pionero de la terapia celular para curar la insuficiencia cardíaca", se ha destacado por haber practicado en 2014 un trasplante inédito de células cardíacas embrionarias en una paciente que padecía una insuficiencia cardíaca, según publicó Le Parisien.

Este prestigioso médico experimentó con inyecciones intravenosas de un cóctel de secreciones terapéuticas preparadas en laboratorio a parir de células cardíacas muy jóvenes, que a su vez provenían de células madre especiales, explicó el citado periódico francés.

De esta forma, Schumacher será sometido a perfusiones de células madre que se difunden en su organismo para conseguir una acción antiinflamatoria sistémica en todo el organismo. Sin embargo, al igual que desde el día del accidente que le causó daño cerebral todo se mantiene en un total hermetismo.

Sólo se conoció una frase pronunciada por uno de los enfermeros que lo atiende, pero que no reveló su identidad. "Sí, estoy al servicio de él y puedo asegurar que está consciente", aseguró.