Recortes en salud: 2000 pacientes con problemas renales, en riesgo

El gobierno nacional no entrega desde abril los fondos a la provincia de Buenos Aires y 1100 centros pueden quebrar. 

13 de noviembre, 2019 | 12.45

El gobierno nacional no entregó los fondos para el programa Incluir Salud y hay 2000 pacientes con problemas renales que corren riesgo de vida por la posible interrupción del servicio. La Asociación Regional de Diálisis y trasplantes renales de Ciudad y Provincia de Buenos Aires (ARD) afirma que no reciben fondos desde abril y adelantan que podrían quebrar. 

"El pago total que adeudan es de 700 millones de pesos que representan el tratamiento desde abril de 2000 pacientes", afirma a El Destape Alfredo Casaliba, presidente de la ARD, quien explicó que en caso de no realizarse los tratamientos, los pacientes pueden tener un deterioro en su salud que lleve a la muerte. 

"Los tratamientos reemplazan el trabajo de los riñones que cumplen una función vital en el funcionamiento del cuerpo. Sin las diálisis, el deterioro de la salud puede darse de forma muy acelerada con un riesgo constante que puede llevar incluso al fallecimiento del paciente", afirma Casaliba. 

El gobierno de Mauricio Macri descentralizó en enero pasado el programa Incluir Salud que fue entregado a las provincias, aunque la financiación continuaba con subsidio de la administración nacional. La obra social IOMA de la provincia de Buenos Aires, que se encarga de hacer los pagos, acusa que no recibió los fondos de la Nación. 

La Asociación Regional agrupo a 1100 centros de tratamiento que en su mayoría no recibieron los pagos correspondientes. 

-¿Cuál es el reclamo que realizan?

-El reclamo es por la falta de pago de las prestaciones desde abril-Mayo. Esto pone en riesgo la continuidad de los tratamiento con todo lo que eso implica para los pacientes. 

-¿Cuáles son los tratamientos que están en riesgo? 

-Son los tratamientos de diálisis, en su mayoría hemodiálisis. 

-¿Qué le puede pasar a los pacientes sin el tratamiento?

-En caso de que no se puedan dar las prestaciones, los pacientes sin diálisis se deterioran rápidamente y corre riesgo su vida, porque los riñones no funcionan y no hay un tratamiento alternativo. Entonces la salud se deteriora y los pacientes corren riesgo de vida, incluso pueden llevar la fallecimiento del paciente. 
 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?