Por qué no sube el dólar: la revolución de la alegría en las mesas de dinero

En solo dos meses, algunos especuladores ganaron más del 16% en dólares. La trampa que se esconde detrás de esta nueva bicicleta financiera.

29 de junio, 2019 | 21.35

La economía real, acercándose la primera mitad del año, presenta signos de derrumbe. La variación del PBI en el primer trimestre respecto del mismo período del año pasado refleja una caída del 5,8%, cifra que abruma por la proximidad a la verificada en el colapso del 2002, que fue de un 8%. En esta línea, ha retornado el desempleo a niveles de dos dígitos, ubicándose en el 10,1%, lo cual no ocurría desde hacía trece años.

Impuesto a las Grandes Fortunas

El cierre diario de empresas, los despidos generalizados y la baja del consumo no se detienen con el alegre retorno a tasas de ganancia siderales de la bicicleta financiera o "carry trade" a partir del mes de mayo. El gobierno está dispuesto a pagar cualquier precio, en términos de especulación financiera, con tal de mantener el valor del dólar estable hasta las elecciones primarias. Las consecuencias se ven no sólo el desplome descripto de la economía real, sino también una expansión del déficit cuasi fiscal del Banco Central, cuya resolución a futuro será muy problemática. 

Las autoridades económicas rompieron las bandas de no intervención acordadas con el FMI y, durante el mes de mayo, comenzaron a vender dólares de forma irrestricta en el mercado de cambios. Este fue el puntapié inicial para el retorno del arbitraje entre la tasa de interés y la tasa de devaluación, con notables ganancias para la primera en mayo y cerrando junio. El cuadro que sigue muestra este efecto:

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

FechaDólar Mayorista ($)Variación intermensual (%)Tasa de interés BADLAR- B. PrivadosNominal Mensual (%)Renta Financiera Mensual en Dólares (%)
Promedio Abril45,6310,32*3,99-6,74
Promedio Mayo44,93-1,534,315,93
Al 25 de Junio42,31-5,83%3,9710,03%

Como se puede apreciar, en el mes de abril, con un BCRA acotado para vender divisas en el mercado por la vigencia de las bandas de no intervención, la tasa de devaluación respecto de marzo fue del 10,32% y la tasa de interés promedio para los bancos privados no alcanzó el 4%. Con lo cual, la pérdida mensual en dólares del capital depositado a plazo fijo en pesos fue del -6,74% durante el mes de abril. 

Esa situación se revierte en mayo, cuando el ente rector comienza a vender reservas internacionales y a asegurar la estabilidad del tipo de cambio. La tasa de devaluación se vuelve negativa (-1,53%) y la tasa de interés promedio en los bancos privados asciende al 4,31%. Esto se traduce en una ganancia en dólares para cualquier inversor en depósitos a plazo fijo en pesos del 5,9% durante el mes de mayo.

El BCRA convalidó una ganancia en dólares del 16,5% en solo dos meses

Esta situación se agudiza con el correr de junio, donde la tasa de devaluación es negativa en -5,83% y la tasa de interés en los bancos privados del 3,97%. La ganancia mensual en dólares por la bicicleta financiera en lo que va de junio alcanza al 10,03%. 

El triunfo de la especulación financiera a partir de la ruptura del sistema de bandas de no intervención ha llevado a que el Banco Central convalide, en casi un bimestre, una ganancia en dólares del 16,5%. La euforia en las mesas de dinero es indescriptible.

Además de los datos negativos de la economía, real es necesario ver el costo de esta política en términos de pérdida de reservas internacionales del Banco Central. El cuadro que sigue muestra la evolución de los depósitos a plazo fijo del sector privado y las reservas internacionales del ente rector. 

FechaDepósitos a Plazo Fijo Sector Privado(en millones de $)Variación Intermensual (%)Reservas Internacionales B.C.R.A (en millones de U$S)Variación Intermensual (%)
Promedio Abril1.132.5541,58*72.4466,52(*)
Promedio Mayo1.148.6021,4267.411-6,95
Al 25 de Junio1.186.501**3,30%64.296-4,62%

El último desembolso del FMI, por U$S 10.885 millones, explica el incremento de las reservas en abril por un 6,52%. Sin embargo, el retorno de la bicicleta financiera, con los beneficios extraordinarios comentados, provoca que en mayo las reservas desciendan -6.95% y, al 25 de junio, acumulen una baja del -4,62% respecto del mes anterior. El despilfarro de dólares para convalidar esa renta financiera fue de más de U$S 8.150 millones al cierre de junio contra el promedio del mes de abril. El último dato relevante que refleja el cuadro anterior es que los depósitos a plazo fijo del sector privado evolucionan por debajo del crecimiento vegetativo que supone el devengamiento de la tasa de interés con que están remunerados. 

En tanto la tasa de interés promedio desde abril hasta el 25 de junio acumuló un 12,78%, el saldo de depósitos a plazo fijo del sector privado en ese lapso sólo creció un 9,33%. Esto indica que, a pesar de la fuerte ganancia en dólares de los meses de mayo y junio, los inversores siguen teniendo desconfianza respecto de la continuidad del actual esquema. Sólo en junio, con una tentadora ganancia de más del 10% en dólares, los depósitos a plazo fijo del sector privado mostraron una aceleración en su tasa de crecimiento del 3,3%. 

La conclusión que se puede extraer de estos farragosos números es que la política económica del gobierno apenas favorece a un puñado de aventureros financieros atraído por una enorme tasa de rentabilidad mensual en dólares sostenida por el Estado argentino. Los riesgos de una política cortoplacista e insostenible como la actual son enormes. Genera desconfianza incluso en los agentes económicos beneficiarios de las mismas. Lo sorprendente es que el FMI, solventador del actual diseño a través de sus desembolsos rifados en el mercado, no haga mención al respecto. 

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►