#AltaData | Elecciones en riesgo: todas las fallas del sistema de escrutinio Suscribite

X

El presidente de Cáritas, monseñor Carlos Tissera, reveló que las tradicionales colectas que realiza la institución para asistir a los sectores más vulnerables comenzaron a decrecer por la crisis.

"Lo que se está viviendo en Argentina como en otros países de Latinoamerica es el empobrecimiento de la clase media. Y esto también perjudica a Cáritas porque muchos de los que ayudan son de clase media y no alta. Y ahora esta gente también esta contando las moneditas, y la ayuda es menos", aseguró Tissera en una entrevista con Roberto Navarro en El Destape Radio.

En ese sentido, el cura reveló que la colecta del año pasado "tuvo un aumento de un 18%" con respecto a 2017, pero que "la inflación era mucho más grande". "Lo podemos ver semana a semana, en las parroquias, donde también hay que afrontar pago de luz, gas y todas las cosas que vive cualquier hogar, y para nada es proporcional lo que la gente puede dar voluntariamente con lo que uno tiene que pagar como gastos fijos, más allá de la comida", resaltó.

Al tiempo que comentó: "Como está en todo el país, Cáritas articula con el gobierno sobre planes y programas que tenemos. En este caso como soy obispo de Quilmes yo hablo con el gobierno provincial. Siempre pedimos más becas, no sólo en monto, si no también en la cantidad de becas. Pero el ministerio de Bienestar Social está limitado a un Presupuesto, así que viene de más arriba".

Además resaltó que "ha aumentado el monto de algunos planes sociales, pero la realidad es que la inflación está comiendo todo eso", a la vez que tampoco "se va apuntalando el sistema productivo del país".

"hay una falta de producción de trabajo que hace a la dignidad de un país y un pueblo. Al lado está la educación, pero como lo hablábamos en una reunión que tuvimos con el gobierno a principio de año todos ponemos lo que podamos en la educación, pero cuando no hay trabajo en un hogar se hace muy difícil educar", enfatizó.